gaza bajo ataqueEn las cercanías de la ciudad palestina de Hebrón fueron encontrados los cuerpos de los tres estudiantes israelíes que permanecían desaparecidos desde el 12 de junio cuando hacían dedo desde Cisjordania. Rápidamente la reacción del primer ministro, Benajmín Netanjahu, fue culpar del asesinato al movimiento islamita Hamás e inició un bombardeo nocturno sobre la Franja de Gaza, principalmente por medio de aviones de combate F-16.

El jefe de gobierno de Israel había anunciado mediante un comunicado oficial que el movimiento islamita “pagará” y además que exigiría responsabilidades de parte de la Autoridad Nacional Palestina (ANP) tras los acuerdo alcanzados con Hamás.

El movimiento islamista afirmó, por su parte, que hará responsable a Israel de cualquier escalada de violencia y advirtió a Netanyahu que “abrirá las puertas del infierno” si emprende una guerra contra Gaza.

“Los ocupantes serán plenamente responsables de cualquier futura escalada”, afirmó el portavoz de Hamás en Gaza, Sami Abu Zuhri, quien añadió en alusión a Netanyahu que “si él causa una guerra en Gaza, las puertas del infierno se abrirán para él”.

La confirmación de que los jóvenes estudiantes, de 19 y 16 años, habían sido encontrados por tropas israelís, desató la ira de sus autoridades, quienes aseguraron que los cuerpos fueron encontrados a escasa distancia de donde se les perdió el rastro, sepultados bajo un montón de rocas.

De inmediato, unidades del ejército comenzaron una operación rastrillo en Hebrón, ciudad que alberga cerca de 200 mil habitantes palestinos, dejando bajo toque de queda y caminos cortados al poblado para dar con el paradero de los sospechosos.

El conflicto podría poner en riesgo los intentos por estabilizar las disputas internas de Palestina, donde el movimiento Hamás se enfrenta al nacionalista Al Fatah. Recién el pasado 2 de junio, Mahmud Abás había logrado un acuerdo con los islamitas tras siete años de enfrentamientos. Además, deberá soportar la presión israelí para encontrar a los responsables del secuestro y asesinato de los jóvenes estudiantes desaparecidos hace casi tres semanas.