krisEn Chile hay diversas iniciativas de parques privados que tienen como objetivo lograr la conservación. Sin embargo, quizás los precursores más famosos a nivel nacional en esta materia son los Tompkins. Al Parque Pumalín se suma un nuevo proyecto que pretende resguardar la Patagonia chilena, el Parque Patagonia en el Valle de Chacabuco.

Kristine McDivitt Tompkins, nacida 1950 y esposa de Douglas Tompkins, es una conservacionista estadounidense de renombre internacional. En el año 2000 creó la Fundación Conservación Patagónica con el objetivo de proteger los diferentes paisajes y hábitats de la estepa patagónica, una de las tres ecorregiones chilenas que están en peligro de desaparecer.

¿Cómo se inició el proyecto del futuro Parque Nacional Patagonia?    

Creé la Fundación Conservación Patagónica el año 2000 con la idea de proteger los hábitats y los ecosistemas clave en Argentina y Chile en la región de la Patagonia. Comencé con la compra de la estancia Monte León en la costa atlántica de Argentina en Santa Cruz, y dos años después lo doné al Estado argentino para crear un parque nacional all. Finalmente ése se convirtió en el primer parque nacional costero del país trasandino. Eso fue el 2003.

Después de eso comencé a analizar cuáles eran los lugares más críticos para proteger. Fue así como visitamos el Valle de Chacabuco en Aysén, donde actualmente se encuentra el Parque Patagonia.

La estancia ubicada allí salió a la venta, por lo que decidimos comprarla e intentar crear un parque, pues CONAF y CONAMA han identificado a ese lugar como un área muy importante para la conservación en Chile.

¿El parque se pretende trasladar al Sistema Nacional de Áreas Protegidas del Estado? ¿Hay un plazo de 8 años?

Depende del gobierno. Nosotros ahora estamos a poco tiempo de terminar toda la infraestructura para atención al público y posteriormente nos gustaría donarlo a ustedes, los chilenos. Pero todo depende qué diga el Gobierno, ellos primeramente tienen que quererlo. Pero la intención desde el principio siempre fue donarlo al Estado chileno.

¿Qué instancias cree que se requieren para generar esta alianza y que efectivamente se pueda concretar la donación? 

Yo creo que como todo, éste es un proceso que requiere de la voluntad de las autoridades. Obviamente también hay muchos temas en detalle que deben concretarse para llevar a cabo ese proceso, pero para iniciar el trámite de la donación es el propio Estado el que debe dar la luz verde.

Usualmente pasa que las iniciativas de conservación no incluyen a las comunidades locales, pero al parecer con el Parque Patagonia sí pasó eso. 

Sí, primero que nada mucha de la gente que trabaja actualmente en el parque son lugareños. De los 64 trabajadores que tiene el parque, muchos vienen de Cochrane y de Aysén. También tenemos un establecimiento educacional para que todos los hijos de los empleados puedan ir a la escuela en el parque mismo.

Además de eso tenemos dos programas de educación, uno para la enseñanza media en Cochrane y otro para los más pequeños que visitan el parque. La idea es que puedan caminar por los senderos y recibir información a través de una visita guiada por un monitor, para que así aprendan a identificar aves, plantas y mamíferos.

Por otra parte, nosotros no quisimos construir mucha infraestructura en el parque. Actualmente hay un lodge, un restaurant, varios campings y senderos, pero la idea central es que todo el desarrollo turístico y económico sea fuera del parque.

El lodge tiene 6 habitaciones y estamos construyendo un anexo para llegar a 10 habitaciones y no más. Entonces la idea es, como en casi todos los parques nacionales como Torres del Paine con Puerto Natales o Punta Arenas, que el crecimiento económico del parque sea afuera y no adentro, en términos de turismo, favoreciendo el desarrollo local.

Según su opinión ¿qué faltaría por avanzar en materias de conservación en Chile? 

Chile tiene actualmente muchos parques y un buen porcentaje de su territorio conservado. Yo creo que el principal problema es que los chilenos no visitan sus parques nacionales hoy en día. Pero veo que esto está cambiando.

Cuando empezamos con Pumalín había muy pocos mochileros y gente que iba a acampar, pero creo que es una tendencia que va a crecer y espero que los chilenos puedan ir en esa dirección. Chile tiene paisajes extraordinarios, sólo falta que sus habitantes puedan conocer su país mejor.

Esto es significativo, pues cuando uno visita un parque nacional comienza a cambiar tu relación con la naturaleza. Nosotros (Douglas y yo) crecimos con los parques nacionales en Estados Unidos, donde formamos nuestra ética y relación entre la vida silvestre y los paisajes. Del mismo modo espero que pase en Chile también, pues la red de parques nacionales merece que sea visitada por muchos chilenos.

El lugar donde se ubica actualmente el parque era una estancia ganadera, ¿Ustedes tuvieron que hacer un trabajo para sacar a los animales de allí? 

Sí, pero no todo. Actualmente existe ganado de ovejas y vacas para abastecer las necesidades locales y de las visitas. Pero sí hicimos un plan para lentamente bajar el número hasta llegar a un punto donde abastecer la demanda local. Esto significó que el ecosistema comenzara a restaurarse.

Mucha de la estepa patagónica en ambos lados de la frontera se encuentra muy degradada, quizás más en Argentina, donde los pastizales se dan en zonas más áridas, pero en Chile también se ve esto.

¿Cómo fue recibido por la comunidad este cambio cultural? 

Nunca hablamos de cambiar la cultura. Nunca quisimos crear un ambiente con puro turismo. Creo que nadie quiere vivir en un lugar así. Por eso yo creo que el parque es complementario a los desafíos que tiene la región, de ganadería y turismo.

Es por esto que algunas personas que trabajaban en la estancia siguen trabajando en la parque ahora, y seguro que ellos cambiaron su punto de vista en términos de su trabajo. Por ejemplo hay gente que antes prestaba servicios en la estancia y que actualmente son parte clave en el monitoreo de fauna, de pumas de zorros. Esto es un cambio grande para ellos, pero están muy entusiasmados.

Pero nunca hablamos ni queríamos cambiar la cultura local. Ojalá pudiéramos sumar más oportunidades para las comunidades presentes a través del crecimiento del parque en términos de visitantes.

¿Por qué como fundación eligieron Chile para llevar a cabo su proyecto? 

Mi marido comenzó a venir el año 1961 para entrenar sky. En ese entonces, siempre aunque no tuviera plata hacía dedo para visitar distintas partes del país.

Cuando vendió su empresa en el año 1989 quiso visitar una parte de Pumalín que estaba en venta.

El lugar tenía muchos alerces y no podía creer que la gente pudiera cortar esos árboles. Fue así como compro un campo allí, que es donde vivimos hoy de hecho. Así comenzó todo. Nada con un gran esquema planificado, fuimos creciendo de a poco.

¿Existen otras experiencias similares al Parque Patagonia en Chile?

Ya donamos dos parques nacionales a Chile. El 2005 el Parque Nacional Corcovado en acuerdo con el Ejército y el Gobierno, y después el Parque Nacional Yendegaia en el canal Beagle. Este último conecta el Parque Nacional Agostini con Argentina, y es un solo bloque protegido. Entonces, yo creo que con esa trayectoria los chilenos nos creen más ahora, por lo que si decimos que nos gustaría donar algo al estado es verdad, pues ya donamos dos parques al país.

Existen muchas iniciativas privadas para proteger el medio ambiente siendo que es una tarea del Estado ¿Por qué crees que deben ser los privados los que realicen estas iniciativas? 

Yo pienso que el gobierno chileno sí ha protegido áreas. Además en muchos países hay iniciativas público-privadas para hacer proyectos de conservación. No es que los chilenos no puedan hacerlo por ellos mismos, pues ya lo hacen.

A modo de ejemplo, en Estados Unidos casi todos los parques nacionales tienen un componente de un privado que ha comprado. Entonces es bastante común a nivel internacional.

¿Cuándo estará listo el Parque Patagonia?

El 15 de noviembre de este año el Parque Patagonia estará abierto, por lo que esperamos muchos turistas para este verano. Esperamos que todos los chilenos puedan visitar ese parque.