Fotografía tomada de ecoceanos.cl

Fotografía tomada de ecoceanos.cl

Como “una vergüenza nacional y fruto del cuoteo político” calificó el tesorero del Consejo Nacional de Defensa de la Pesca (Condepp) y el presidente de la Federación de Pescadores Artesanales de Corral (Fepacor), Gino Bavestrello, la designación al cargo de Consejeros Nacionales de Pesca de tres operadores de las 7 familias. Se trata del ex subsecretario de Pesca, Pablo Galilea quien fue nominado por Renovación Nacional (RN); el abogado de la gran industria y asesor parlamentario durante la tramitación de la norma, Mario Tapia, quien va por cupo de la Democracia Cristiana (DC); y el ex diputado de la Unión Demócrata Independiente (UDI), Carlos Recondo.

Según señaló el dirigente de Condepp, la lista será votada en el Senado, previo acuerdo ya sellado de los partidos políticos de Nueva Mayoría y la Alianza por Chile.

“Es lamentable que el Gobierno caiga en el juego de la gran industria  y con la firma de la Presidenta Bachelet, designe –por cuoteo político- a operadores de las 7 familias,  que han apoyado la ley Longueira, una norma nefasta para la pesca artesanal y el país; y que esto –además- sea ratificado por el Senado”,  indicó Bavestrello.

Recordó que el Subsecretario de Pesca, Pablo Galilea, no solo fue mano derecha de Pablo Longueira en la tramitación de la ley que lleva su nombre, sino que siempre ha sido un ferviente defensor de los intereses de la gran industria, “ejemplo de ello es que terminó entregando licencias de pesca por 20 años, y  renovables automáticamente”.

Respecto del abogado Mario Tapia, señalo que “como miembro del estudio jurídico Carcelén, Desmadryl, Guzmán, Schaeffer & Tapia, ayudó a Sonapesca, Asipes y la Conapach, para que los intereses de las 7 familias quedaran plasmados en la ley Longueira”. Además, de asesorar  al diputado Matías Walker de la Democracia Cristiana, durante la aprobación de la norma.

En tanto, el ex diputado Carlos Recondo Lavanderos, “dejó clarísimos cuáles eran sus intereses en la votación de la ley Longueira; apoyó la entrega de licencias indefinidas a los industriales; se negó a que los recursos pesqueros fueran de todos los chilenos y a la extensión de la 5 millas a todo el país. Sin contar, que apoyó la pesca de arrastre, responsable de la sobreexplotación y colapso de los recursos pesqueros”, puntualizó el dirigente nacional de Condepp.

Agregó que “es un mal chiste que estos nombres de operadores políticos se incluyan con otros de gran prestigio académico y luchadores por la sustentabilidad, como Eduardo Tarifeño y Renato Quiñones; eso da cuenta que las manos negras de la industria, pueden más que la palabra de la Presidenta”.

Cabe señalar que el Consejo Nacional de Pesca, como lo indica el sitio web de la Subsecretaría de Pesca, “es una entidad que contribuye a hacer efectiva la participación de los agentes del sector pesquero en el nivel nacional en materias relacionadas con la actividad de la pesca y de la acuicultura.

Tiene carácter resolutivo, consultivo y asesor en aquellas materias que la ley establece. Emite sus opiniones, recomendaciones, proposiciones e informes técnicos debidamente fundamentados”.