paro_transantiagoUno de los objetivos asociados a la modernización del transporte, a través del proyecto del Transantiago fue “la profesionalización de los choferes y mejoramiento de sus condiciones laborales” (Ricardo Lagos Escobar:2006), pero a la fecha se presentan graves problemas en las relaciones laborales que establecen estos trabajadores con sus patrones, los empresarios de Buses Metropolitana, Subus, Buses Vule, Red Bus, Alsacia, Express, STP, operadores del Transantiago, a pesar de ser un gran negocio para todos ellos.
La falta de estabilidad laboral, despidos y recontratación por menos dinero, la reducción de ingresos, salarios variables y la intensificación de la jornada laboral. El no reconocimiento, por parte de las Mutuales, del stress y la depresión desarrollada por los choferes, como producto de la intensificación de la jornada de trabajo, son algunos de los problemas que presentan las relaciones laborales en el Transantiago, que distan mucho del “trabajo decente” y de una profesionalización al que debería propender este servicio de carácter público, que tiene responsabilidad social.Lo complejo de todo es el papel del Estado que, pese a destinar millonarios presupuestos fiscales para su funcionamiento, a través del subsidio según la ley 20.378, no ejerce un rol fiscalizador más activo para procurar que los trabajadores desempeñen sus funciones en condiciones de trabajo decente y respeto de los derechos de seguridad y dignidad.Hoy se hace necesario y urgente exigir el respeto a los derechos fundamentales, como los derechos del trabajo, al descanso diario, a la seguridad, a la estabilidad laboral, a una remuneración justa, a la organización colectiva de los trabajadores, al derecho a huelga de todas y todos los trabajadores.

En el contexto de una inédita movilización de los trabajadores del Transantiago y muchos más allá del éxito o fracaso de su llamado a paralización, importa el debate nacional en torno a los derechos laborales de los trabajadores y trabajadores de un servicio de trascendencia pública.

En el siguiente estudio, la socióloga de Fundación Emerge Katia Molina y la abogada laboralista María Estrella Zúñiga, entregan elementos de análisis para la discusión y el debate.

Estudio completo en archivo PDF