pan de azúcarEl Parque Nacional Pan de Azúcar, hábitat de muchas especies de flora y fauna y uno de los grandes atractivos turísticos del país, podría ver amenazada su conservación debido a una extracción minera que se pretende realizar en la Bahía Chañaral.

La empresa Minera Playa Verde, filial en Chile de la británica Copper Bay, pretende extraer el cobre depositado en la bahía de Chañaral ubicada a pocos kilómetros del Parque Nacional Pan de Azúcar, mediante procesos industriales de lixiviación y flotación del material de desecho industrial que compone dicho relave minero.

La extracción minera afectaría directamente a la población de Chañaral, quienes ya han debido soportar vivir en un lugar de alta contaminación por metales pesados, aun cuando muchas autoridades, incluyendo el alcalde de la comuna, han manifestado públicamente que zona no está afectada directamente por la minería.

La iniciativa fue presentada por los ejecutivos de la empresa al alcalde Héctor Volta como una iniciativa para descontaminar la bahía de Chañaral, sin embargo los vecinos del sector se encuentran preocupados por las posibles consecuencias sociales y ambientales que podría desencadenar la extracción minera, la que no ha sido presentada al Sistema de Evaluación Ambiental.

Ante esta situación, un grupo de habitantes solicitó un pronunciamiento oficial por parte del ministro del Medio Ambiente Pablo Badenier, sobre las consideraciones medioambientales que conllevaría la instalación de una faena minera tan cercana a una comunidad poblada.

 “No existen antecedentes que el proyecto presentado a la ciudadanía cumpla con las normativas y procesos regulatorios medioambientales vigentes, así como tampoco existe seguridad de que se está resguardando adecuadamente la íntegra conservación del área silvestre protegida correspondiente al Parque Nacional Pan de Azúcar, las áreas de manejo y los bancos naturales del sector”, según se señala en un comunicado de prensa emitido por la agrupación ecológica local Chadenatur.

Chañaral, en la región de Atacama, ha sido históricamente abandonada como una zona de sacrificio ambiental, lo que ha generado una grave contaminación en la playa de la localidad debido al vertido de metales pesados producto de relaves mineros.

Quizás uno de los casos más emblemáticos se registró durante el gobierno del ex Presidente Ricardo Lagos, cuando fue la propia autoridad, para despejar las dudas sobre la contaminación en el sector, la que se bañó en el mar de Chañaral ante la atenta mirada de cientos de periodistas y en compañía de la ex Intendenta de la zona, Yasna Provoste.

Todo esto debido a que los dardos apuntaban directamente a la empresa estatal CODELCO, como uno de los principales causantes del desastre ambiental registrado.

Ahora, pocos años después de ese gran montaje televisivo, los vecinos de Chañaral están nuevamente preocupados por una situación que carece de respuestas suficientes para las interrogantes que surgen entre la comunidad.

Según la empresa a cargo de la extracción, se utilizarán las mejores tecnologías para extraer el mineral y limpiar las arenas de la bahía, las que serán devueltas en una condición óptima para así no sacrificar la playa de Chañaral. Como resultado de la reducción, de la Minera pretenden generar un mayor desarrollo económico y valor agregado al capital natural que posee el área.

Sin embargo los vecinos se mantienen cautos, pues consultores de la Fundación Casa de la Paz ya se encuentran realizando lobby para “establecer los parámetros sociales y posible freno a la agitación social antes de la negociación y presentación de proyecto Playa Verde”, según se constata en la declaración de Chadenatur, donde también se señala que la Fundación posee entre su directorio altos ex ejecutivos de CODELCO.

A la desconfianza generada por el proyecto entre los habitantes de la localidad se podrían adherir los cientos de visitantes del sector, que año a año escapan a ese lugar por su cálido clima y el jolgorio nocturno que ofrece Pan de Azúcar a la luz de las estrellas y el sonido del mar.

Por esta razón, los vecinos del sector están expectantes ante la pronunciación por parte del Ministro y esperan a la brevedad conocer los detalles de la extracción minera, para así aclarar sus dudas y evitar otro desastre más en Chañaral.