hongoEl Pestalotiopsis microspora fue descubierto accidentalmente en una expedición de la Universidad de Yale por los estudiantes Pria Anand y Jonathan Russel, quienes se internaron en la jungla ecuatoriana para buscar plantas y cultivar los microorganismos presentes en ellas.

Fue así, como una vez en casa, descubrieron la capacidad de este raro hongo para consumir poliuretano, principal componente de los llamados plásticos. Este compuesto está presente en diferentes elementos que utilizamos en nuestra vida diaria como en mangueras, espumas y sobre todo aislantes.

El innovador descubrimiento no se queda sólo allí, pues además de ser sorprendente por sí mismo, los investigadores descubrieron que el hongo es capaz de sobrevivir en una dieta de plástico en condiciones anaeróbicas, es decir, sin la presencia de oxígeno.

Es precisamente este tipo de condición el que más interesa al mundo científico, pues en los rellenos sanitarios, lugar donde se acumulan todos nuestros residuos sólidos domiciliarios, se genera este tipo de condición. Esto permitiría aplacar el gran volumen de basura que se acopia en estos lugares.

Los estudiantes lograron aislar las enzimas del hongo que permiten que degrade plástico, y publicaron todos sus resultados en la revista científica “Applied an Environmental Microbiology”. 

Esta noticia podría ser el inicio de una nueva etapa en el tratamiento de este tipo de residuos, que si bien actualmente se reciclan en una menor proporción, continúan siendo uno de los problemas más graves en la contaminación del suelo y del mar.