pedropiedra

Fotos: Claudia Valenzuela

Pedro Subercaseaux, más conocido como Pedropiedra, ya logró consolidarse en la escena independiente, tras más de una década de multiplicidad de canciones, proyectos y ritmos. Explorando aún en las sorpresas de Emanuel (2013), Subercaseux dio a conocer el video de su tercer single, “Lima”, y anunció una show para este viernes 18 de julio en el Bar El Clan.

En entrevista con ElDesconcierto.cl, el compositor reflexionó sobre las novedades del último disco y algunos pasajes de su itinerario musical.

 

Estás en plena difusión del disco Emanuel. ¿Qué trae de nuevo este álbum a tu carrera y para tus seguidores?

Se está cerrando una especie de etapa, un tríptico por así llamarle… este vendría siendo como “El regreso del Jedi”; ya se sintió emoción, pena, ira, y ya se definió una especie de sonido o estilo. Como que ya me terminé de sentir cómodo y recién empiezo a intentar explayarme. Es un disco de atar cabos, por un lado conmigo como intéprete, y por otro con el oficio de compositor, que hay que latigarlo y alentarlo para que se ponga en movimiento y no se acomode dentro de los límites que uno mismo se impone. También se escuchan arreglos más cuidadosos y letras más ensoñadas, menos importantes.

 

Muchos te conocimos rapeando en CHC. Además, pasaste por 31 Minutos y los proyectos de Gepe y Jorge González. En este disco ellos colaboran contigo, ¿cómo estuvo esa interacción?

Todos ellos que mencionas son unos animales del estudio, o del lápiz y el papel, o del video… mucho talento al que por fortuna puedo acceder a veces para seguir aprendiendo. Monstruos del humor también. Muchas anécdotas, aventuras y viajes. La amistad entre músicos es especial, generalmente gente buena onda, con tiempo libre, buen temperamento. Agarra la onda, hermano.

 

¿Qué identidad musical crees que has forjado? Escuchando las letras de tu disco, siempre me ha parecido que tienen un rollo bien autobiográfico, marcadas por un cierto hastío con el mundo y de alguna manera también te seguimos quienes nos hemos identificado con ello. ¿Qué opinas sobre eso?

Bueno, en el momento de hacer “Pedropiedra” por allá por el 2008-2009, yo sentía precisamente un hastío constante, o más bien un tedio que me inspiró a hacer el disco, que de alguna manera extraña se terminó convirtiendo en el antídoto contra ese mismo tedio, que tengo que decir yo no encontraba tan desagradable, casi lo disfrutaba…

A lo que voy es que me hice cantautor en un momento determinado, producto de una necesidad instantánea, y esa inmediatez es la que se escucha en el primer disco (“Pedropiedra”, 2009) y contiene el ADN, la esencia de lo que vendría deformado después, con más devaneos estilísticos y canciones muchas veces hechas más por la necesidad de mantener un repertorio en movimiento que de expresar sentimientos urgentes, como lo fue en un comienzo.

En cuanto a la identidad, y si tengo que decirlo de alguna manera, creo que me esmero de manera enferma y consciente en no tener identidad, otros le podrían llamar “concepto”… improvisar lo que venga y tratar de no vender tanto la pomada, “caretearla” hasta por ahí nomás, cosa que es contraproducente porque un producto, mientras más indefinido, es más difícil de vender, y yo a las finales vivo de esto y sí me gustaría que me fuera mejor… pero en mi ley, sino no y no me importa.

Sobre el Altazor: “Lo recibí, lo agradecí y lo dediqué. Es lo creo que hay que hacer con los premios. Pero no significa mucho más para mí”.

 

Hace poco te dieron un Altazor por la canción “Pasajero”. ¿Cómo recibiste ese premio? ¿Crees en ese tipo de reconocimientos?

Lo recibí, lo agradecí y lo dediqué. Es lo creo que hay que hacer con los premios. Pero no significa mucho más para mí.

 

Viviste dos años en México y trabajaste tu disco ahí. Hay varios músicos chilenos que peregrinan para allá a hacer cosas parecidas, ¿qué es lo que buscan y qué fue lo que encontraste tú por allá?

PedropiedraMéxico es la gran ciudad, una tierra de oportunidades, una especie de Estados Unidos sudaca donde cualquier cosa puede pasar y hay trabajo y dinero para quien quiera ir a ganárselo. Gente encantadora, comida deliciosa. Estuvo bien probar suerte por un tiempo allá, incluso ahí me metamorfoseé como cantante y viví muchas experiencias marcadoras. Recomiendo Ciudad de México para buscar fortuna por un tiempo, de todas maneras…

 

¿Cómo surgió la idea de estrenar “Para ti” con una pichanga con músicos y cómo estuvo eso?

La idea surgió a partir del video de la canción. ¿Qué mejor para los que disfrutamos del fútbol que armar una pichanga con amigos? la premisa era esa, y también pensamos que sería atractivo para los fans, ver un partido donde se junten tantos maestros a hacer algo fuera de su hábitat. La idea fue un éxito y a los pocos días, el partido en Youtube tenía tantas visitas como el videoclip de la canción…cosa que afortunadamente después se desequilibró a favor de la canción.

 

Yo sé que no te has caracterizado por tener un rollo político frontal en tus canciones, pero hay algunas donde se desprenden miradas interesantes sobre temas actuales y has dicho en otras entrevistas que González es uno de tus referentes. ¿Hay en Emanuel algo que conduzca hacia allá?

Igual siempre trato de meter alguna frasecilla, pegar algún palo por ahí, deslizar quejas, es una tentación inevitable…sobre todo teniendo tanto de dónde sacar. He hecho varias canciones muy quejumbrosas y enrabiadas que también nacen de esa necesidad primigenia como la que explicaba antes, pero he optado por no compartirlas, porque está el peligro de ponerse panfletero y aburrido.

Yo parto de la base de que los políticos, por poner un ejemplo, tienen básicamente los mismos problemas que yo: miedo, lata, tufo, etc, etc, etc… entonces no hay que caer en la trampa de sentirse muy superior a nadie y tirando primeras piedras, porque somos todos igual de miserables. Estar consciente de eso es muy liberador y ayuda a mantener el humor y la empatía al momento de escribir.

 

¿Qué piensas de la música chilena que está sonando hoy? Recomiéndanos alguna banda, canción o disco con el que hayas rallado. 

Me parece que tenemos lo que merecemos, aquí siempre se hecho sobre todo música melancólica, nostálgica, donde las letras son importantes. El auditor no es tonto, sabe reconocer una canción bien hecha, y canciones en Chile hay para regodearse, de toda época.  Mis favoritas en este momento son “Como la flor” de Quilapayún, y todo ese disco, “Quilapayún 5”  y Esta de Primavera de Praga.