La conformación de bancadas al interior del Congreso se ha tornado en la nueva fórmula para levantar iniciativas de ley y sumar apoyos y generar alianzas entre partidos en base a temas. Un ejemplo es al “Bancada por la Asamblea Constituyente” o la “Bancada Femenina” que une a parlamentarios y parlamentarias de la concertación, independientes y de la derecha.

bancada constituyenteSin embargo, un grupo de senadores liderados por Guido Girardi (PPD) y Alfonso De Urresti (PS) y Rabindranath Quinteros (PS) y con apoyo del ex ministro Carlos Ominami, decidieron desligarse de la “Bancada AC” que incluía diputados y senadores, para conformar una propia. Según indican, esta estrategia era necesaria para levantar una iniciativa propia que realmente viabilice la posibilidad de una Asamblea Constituyente.

La iniciativa incluye a los senadores Carlos Montes (PS), Alejandro Navarro (MAS), Jaime Quintana (PPD), Alejandro Guillier (independiente), Antonio Horvath (independiente) y Pedro Araya (independiente).

Entre medio del debate al interior de la Nueva Mayoría, la disputa por la conducción en su interior y la política de acuerdos entre el oficialismo y la derecha, nace la apuesta del sector progresista de la coalición de gobierno que apunta como uno de sus objetivos, obtener la conducción del proceso de cambio constitucional.

En entrevista con El Desconcierto, el senador Rabindranath Quinteros conversó sobre esta decisión y el panorama político al interior del oficialismo.

¿Cuales son los elementos por los cuales deciden conformar una bancada senatorial por una Asamblea Constituyente, y desligarse de la que ya había sido conformado con los diputados?

Significamos lo mismo pero nosotros vamos por otro carril porque pensamos que hay que concientizar, hay que dar a conocer a toda la ciudadanía del país que es necesario hacer una nueva constitución con la participación de todos. No hay ningún otro elemento.

¿No tendrá que ver con la influencia que han tomado en la Nueva Mayoría en el Senado posturas como la de los senadores Zaldivar o Walker en torno a la reforma tributaria?

Precisamente, no todos pensamos igual. Nosotros pensamos que ésta es una constitución que debe nacer de la ciudadanía, del pueblo empoderado ¿Por qué tiene que estar siendo sólo de un grupo de personas que estamos en el parlamento? También hay que considerar la opinión de la gente, de la gente organizada, de las diversas instituciones de la sociedad.

¿Por qué se ha vuelto tan importante la participación de el ex ministro Carlos Ominami en esta bancada?

Ominami es un personaje más dentro de la política chilena. Somos todos iguales. En ese sentido, todos pensamos que la Constitución debe nacer como te lo acabo de decir. Eso es todo.

Pero efectivamente Ominami se ha mostrado en un camino distinto, activando el progresismo desde fuera de la Nueva Mayoría.

Una nueva constitución no tiene que ver solo con la Nueva Mayoría. También hay gente que piensa diferente a los que estamos en la Nueva Mayoría y a los que queremos una Constitución que nazca desde una voluntad popular. No hay que mezclar las cosas ni tampoco pasarse ningún rollo.

¿Cómo evalúa la tesis, a propósito de la Reforma Tributaria, de que la vieja Concertación ha vuelto, en desmedro de la articulación de los actores al alero de la Nueva Mayoría?

No estoy de acuerdo con eso, creo que es un profundo error, ni la política de los consensos ni la Concertación han renacido. No es así…

Pero está en disputa…

Tampoco. Yo creo que hoy hay una fuerza social bastante diferente a lo que era la Concertación y también estamos viviendo un hecho histórico que es muy diferente a los años en que estuvo gobernando la Concertación. No podemos comparar a este gobierno con cualquier gobierno de la Concertación pasada, ni al propio ex gobierno de la presidenta Bachelet. Éste no es un gobierno de administración, es un gobierno de transformación.

Sin embargo es una tesis que nace a partir del manejo del Gobierno para alcanzar acuerdos en la reforma tributaria.

Es muy sencillo, la derecha no tenía otro camino, vio que la reforma tributaria iba, incluso creo que nunca nos hubiésemos imaginado que íbamos a subir mucho más los impuestos. Yo recuerdo que cuando subieron los impuestos en la primera reforma tributaria del gobierno de Aylwin al 15% al impuesto de la renta, y hablaban de que iba a haber cesantía, una serie de cosas. Las mismas falacias que han dicho hoy día…y de repente ya estamos en el 27%, imagínese. La derecha no tuvo otro camino sino que sumarse a esta reforma tributaria porque sabían que no tenían mayoría. La derecha sabe que por primera vez tenemos mayoría en el Congreso, entonces es muy diferente a lo que se hacía antes con los consensos, porque a pesar de que éramos mayoría en el país, éramos minoría en el Senado por los senadores vitalicios o designados.

Efectivamente, en esta reforma tributaria no participó la ciudadanía como ustedes han señalado para la discusión sobre la Constitución.

Es que es muy diferente, estamos hablando de tributos, que es una cosa muy técnica. No confundamos el camote con la papa.