mauricio abu-gosh¿Qué fue lo que pasó específicamente con el programa “El Informante”, de TVN?

Obviamente nos sentimos vetados porque nos vetaron de frentón. Y se lo dimos a conocer públicamente el canal a través de unos mensajes en Twitter, estamos haciendo una carta también, y vamos a usar todas las instancias necesarias para que nuestra voz se escuche. Obviamente ningún medio nos puede decir a nosotros quiénes nos tienen que representar. Somos la comunidad de Chile, tenemos nuestros representantes y voceros, y por lo tanto ellos son los autorizados e indicados para hablar. El canal nos estaba pauteando acerca de quién teníamos que llevar, y obviamente eso no se lo vamos a aceptar.

¿El veto en específico era contra el alcalde Daniel Jadue?

Sí, por supuesto. El veto fue contra Daniel Jadue, lógicamente.

Yendo al tema de fondo, la ofensiva de Israel se basa en la consideración de Hamas, grupo que controla Gaza, como uno de carácter terrorista. Esa consideración es compartida por gran parte de Occidente, sobre todo EE. UU y Europa. ¿Ustedes qué opinión tienen de este grupo en particular, considerando que en Palestina existe un gobierno de unidad entre Al-Fatah y Hamas, y que tienen distintas maneras de enfrentar la resistencia?

Bueno, lo que pasa es que el gobierno de unidad palestino, como todos sabemos, se conformó hace poco más de un mes y medio, por los dos bandos principales dentro de la política palestina, y Hamas controla la Franja de Gaza, y Al-Fatah controla Cisjordania. Ese gobierno de unidad lo que busca justamente es aunar fuerzas y recorrer un camino común en contra del ocupante. Si bien es cierto, por un lado, el movimiento de Fatah, a través de sus personeros, que son los mismos que nos representan a través de la Organización para la Liberación Palestina (OLP), tiene un departamento que ha llevado la cara visible de las negociaciones con en el Estado de Israel, no es menos cierto que los palestinos no han dejado de resistir. Y esa resistencia la hace Hamas. Este es un tema que está completamente coordinado.

Ahora lo que pensamos nosotros al respecto de esto, es que es parte de la resistencia palestina. Como chileno-palestinos creemos que fue un error haber renunciado a la resistencia armada, porque las mismas Naciones Unidas, desde el año 45 con la declaración de los Derechos Humanos, faculta a los pueblos ocupados o que sufren alguna tiranía o dictadura, a usar todo lo que tengan en sus manos como medida de defensa para hacer frente al ocupante o dictador. Por lo tanto, no veo ninguna contradicción con lo que permite la misma comunidad internacional.

¿Comparte el análisis de que Israel apunta con esta ofensiva a quebrantar el gobierno de unidad palestino, considerando que Al-Fatah es más negociador y Hamas decide enfrentar directamente la resistencia por medio de la lucha armada?

Sin duda, eso es. Nada más que eso. Eso lo estamos viendo claramente desde que llegó el gobierno de unidad en Palestina, porque Israel empezó al tiro con las amenazas, con las medidas de fuerza, se comenzaron a agudizar los controles a los palestinos, la Franja de Gaza se bloqueó aún más de lo que ya estaba, se redoblaron los sobrevuelos de drones dentro de la Franja, de los mismos F-16. Entonces, si eso no es un intento de desestabilizar un gobierno de unidad, realmente yo no sé lo que es. No es difícil darse cuenta de lo que hay detrás de todo esto, si lo que quieren es desarmar el gobierno palestino, porque ellos dicen que no negocian con terroristas, pero resulta que aquí el terrorismo de Estado lo manejan ellos, y son los que hacen y deshacen. Y aún la comunidad internacional no ha conseguido castigar al Estado de Israel, ni sancionarlo, en ninguna de sus resoluciones.

De hecho, hasta hace un par de décadas atrás el Estado de Israel era considerado un Estado de apartheid, y por lo tanto era homologado por una resolución de Naciones Unidas al sistema de apartheid sudafricano. Y eso quiere decir que Israel desarrollaba prácticas similares y peores con los palestinos que los blancos con los negros en Sudáfrica. Por lo tanto, tuvo que correr mucho dinero y poder político de los EE.UU lógicamente para lograr que esa resolución fuera levantada. Y ya no se condenara más al Estado de Israel. Pero no olvidemos que eso, hasta el día de hoy es un hecho que sigue ocurriendo, y da lo mismo si no está en un papel porque en la práctica eso es así.

Claro, porque por una parte existe un muro mucho más grande de lo que fue el muro de Berlín, y se sigue sin atacar la condena internacional a ese muro…

Claro, eso es.

Ahora, la ONU se abrió a investigar posibles crímenes de guerra. ¿Cómo evalúa rol que cumple este organismo en este caso?

Separemos la respuesta. Efectivamente estos son crímenes de guerra. Aquí la ONU no tiene nada que estar diciendo si los va a revisar o no. A todas luces son crímenes de guerra, porque estos son bombardeos indiscriminados a una población civil indefensa. Por más que hayan milicianos palestinos, no puedes pretender que los milicianos van a defender a un millón 700 mil personas de un bombardeo que se está desarrollando sobre las ciudades, que incluyen escuelas, hospitales, albergues de Naciones Unidas, y a casas y departamentos. Y aunque levanten una comisión que al final diga que no lo son, para el mundo sí son crímenes de guerra. Y a mí nadie me saca esa idea de la cabeza.

Por otro lado, la ONU está completamente en deuda. No solamente por haber permitido la partición del pueblo palestino, porque se entregaron terrenos que a la ONU no le pertenecían, y decidió partirlos el año 47 asumiendo que era la voluntad mayoritaria de las naciones que en ese minuto comprendían las Naciones Unidas, y que no eran más de 51. Por lo tanto, si tú me dices que 33 naciones tuvieron el poder de partir un territorio que no les pertenecía para entregarle más de la mitad de ese territorio a un grupo de personas que venían de otros lados, y que habían estado colonizando Palestina los últimos veinte años con la venia del protectorado británico, eso es totalmente injusto. Por eso el pueblo palestino no aceptó esa partición, y la ONU no está en deuda solamente por eso, sino que también porque no ha podido doblegar al Estado de Israel para que efectivamente permita la creación de un Estado de Palestina independiente.

Sobre eso último, ¿crees que es posible una salida política que Hamas y Al Fatah legitimen al Estado de Israel para que se destrabe el asunto?

Bueno, hasta donde yo sé, los últimos veinte años, lo que ha hecho la negociación palestina a través de la OLP, es negociar con el Estado de Israel. Y siempre por una razón u otra, ellos buscan una excusa para no terminar esas negociaciones y que signifiquen la posibilidad de que los palestinos tengan esa posibilidad de que los palestinos tengan ese estado independiente, soberano, en los territorios que se conocen como los territorios ocupados de la Franja de Gaza, Cisjordania y Jerusalén oriental, de acuerdo incluso a la denuncia que hizo la OLP sobre el resto de los territorios. Entonces acá la voluntad ha existido. Por el otro lado, lo único que hemos visto es la no voluntad de alcanzar un acuerdo porque en estos 20 años, los colonos israelíes en la Palestina ocupada se han triplicado desde los 190 mil a los 570 mil. Está claro cuál es lado que busca la paz, que busca una salida digna y justa al asunto, y cuál es el lado que tiene el sartén por el mango y que hace lo que quiere, porque las condenas de Naciones Unidas las deja en cierta parte.

¿Qué opinas de los ciudadanos israelíes que salgan a manifestarse en contra de su propio Estado por llevar adelante esta ofensiva, mientras son atacados por otros ciudadanos israelíes que sí defienden y están de acuerdo con la operación?

Me parece genial, y esa gente merece todo nuestro respeto. Yo los encuentro muy valientes, porque efectivamente se han manifestado, no solo en las redes sociales, sino también en las manifestaciones que se han hecho, y van a seguir haciéndolo porque son judíos conscientes, son antisionistas, y pretenden que Palestina pueda tener su Estado independiente, libre, pluralista y democrático, donde puedan vivir todos sin distinción de credos o nacionalismos. Yo llamo no solamente a ellos a seguir apoyando al pueblo palestino, sino a la comunidad nacional a hacerlo a través de las redes sociales para que vayamos ganando la batalla comunicacional, porque en todos lados nos apoyan con distintos mensajes de “Aguante Palestina”, “Fuerza Palestina”, “Arriba Palestina”, y eso nos da fuerza y es un aliciente para no bajar los brazos en este momento que las muertes ya sobrepasan los 700, de los cuales más de 200 son niños, y la cantidad de heridos ya sobrepasa los 4 mil 500. Entiendo que son más de cien mil los desplazados, o sea ya estamos hablando de un 7 u 8 por ciento de la población total de la Franja de Gaza, y eso ilustra la masacre que está desarrollando el Estado de Israel con su Ejército a través de la ocupación del suelo palestino.

¿Crees que ha sido suficiente la condena del Estado de Chile al actuar de Israel o esperan otro gesto más fuerte como retirar al embajador de Tel Aviv?

Bueno sí, eso es lo que debería hacer el Gobierno, pero la verdad es que ellos son autónomos y tienen que tomar sus decisiones en base a su política internacional y a lo que crea el Canciller y la presidenta. El Gobierno ha apoyado, ha sacado declaraciones de condena al Estado de Israel y eso nosotros lo agradecemos. Nos gustaría que fuera más allá, pero es un tema que tiene que ver directamente el Gobierno. Yo como chileno también, igual me siento representado por el Gobierno y le agradezco todo lo que hace por Palestina.