Mariela Castro y El Che de los Gays

El primer acercamiento con Mariela Castro Espín fue a través de la prensa internacional. Ella, lúcida y audaz, promovía cambios culturales y legales para una Cuba inclusiva y respetuosa de la diversidad sexual. Me llamó la atención que la hija de Raúl y sobrina del mítico Fidel Castro se movilizara en tan sinuosas tareas. Pensé que el ser Castro Espín le permitiría realizar plácidamente su trabajo y desde ese lugar de poder, conquistar derechos que desde la sociedad civil es tan complejo alcanzar. Sin embargo, luego de nuestro diálogo durante la Feria Internacional del Libro de La Habana, acontecimiento al que asistí para presentar Bandera Hueca. Historia del Movimiento Homosexual de Chile (ARCIS/Cuarto Propio), entendí que ser Castro Espín, fijaba cuotas de mayor austeridad y responsabilidad. Mi papá me dice que sea más cuidadosa, como diciéndome: no te voy a poder defender, pero bueno, yo me amparo en mis conocimientos profesionales y en el objetivo social del Cenesex, el Centro Nacional de Educación Sexual de Cuba, señala Mariela, dando un nuevo y refrescante aire al Centro Nacional que dirige desde al año 2000, luego que su madre, hoy fallecida, Vilma Espín, cediera responsabilidades a nuevas generaciones de líderes con otros temperamentos, como dice Mariela.

Ella es directa y carismática, yo me atrevo, pruebo, me arriesgo, confiesa, reconociendo una audacia que la impulsa a defender los derechos de lesbianas, homosexuales y travestis de Cuba, organizando jornadas en contra de la homofobia, bajando a los calabozos para sacar a las chicas trans arrestadas por la policía o realizando conferencias y charlas por el mundo, difundiendo la revolución en la revolución. Intenta así darle un novedoso sentido de justicia y cohesión al socialismo de hoy, socialismo que practica y en el cual cree. Habla de nuevos componentes de la revolución, señalando que todo proceso revolucionario debe incluirlos a todos, a todas, particularmente a homosexuales, lesbianas y trans.

Aquí un sincero diálogo transitamos por las rutas de la revolución en su aniversario 50, incluyendo las Unidades Militares de Apoyo a la Producción, el machismo, la transexualidad y platicando sobre los prejuicios, el matrimonio homosexual, la contrarrevolución, Reinando Arenas, Silvio Rodríguez y El Che Guevara de los Gays.

Mariela, ¿cómo te gustaría ser presentada al lector latinoamericano e hispano?
Mariela Castro Espín, directora del Centro Nacional de Educación Sexual de Cuba, Cenesex.

¿Qué es el Cenesex?
Es el centro coordinador del programa nacional de educación sexual, un programa que se gesta en la década del 70 como una respuesta a la solicitud que hacen las mujeres cubanas, organizadas en la Federación de Mujeres Cubanas, en su segundo Congreso que fue en 1974. Ahí, ellas planteaban que necesitaban orientación para educar la sexualidad de sus hijas e hijos, para superar las vicisitudes que habían pasado ellas antes. Las cubanas se beneficiaron con los programas de lo que ahora se llama promoción de salud reproductiva o educación sexual. Sin embargo y dado que en los años 60 se percibió que la primera causa de muerte de las mujeres en Cuba era el aborto clandestino -cuando Cuba era el único país donde no era ilegal- pero era muy costoso, la Federación de Mujeres Cubanas inicia todo un trabajo para evitar que ilegalizaran el aborto, institucionalizándolo como un servicio del sistema nacional de salud, gratuito, consentido y bajo manos expertas en sistema hospitalarios especializados. Junto con eso, comenzaron a implementarse programas educativos con las mujeres que trataban sus problemas de salud reproductivos y problemas de salud general, generando conciencia para que lucharan por sus derechos. Por eso es que las mujeres dijeron, a partir de la experiencia que habían tenido, que les entregaran recursos para trabajar con sus hijos.

El Cenesex es la primera entidad que llamó la atención respecto de la discriminación a homosexuales, lesbianas y transexuales de Cuba…

La Federación de Mujeres Cubanas, desde los años 60, cuando se crean las UMAP (Unidades Militares de Apoyo a la Producción) y en medio de una política hostil hacia la presencia homosexual, intercede a favor de los homosexuales y en contra de estas actitudes a nivel del Partido Comunista. Mi madre, Vilma Espín, Presidenta de la Federación, presentó un documento para que tomaran conciencia de la injusticia que se cometía y proponía que se implementara una política adecuada, introduciendo, poco a poco, cambios y logrando que del Código Penal se eliminara la figura homosexual como figura delictiva. Existen muchos elementos en los que se ve que la Federación de Mujeres Cubanas trato de modificar esta situación, no logró mucho en los primeros 30 años de revolución, aunque si logró más en el campo de la igualdad de los derechos de la mujer, pero en el campo del respeto a las diversidades sexuales, estamos empezando a lograr un poco más ahora en los inicios del tercer milenio.

¿Qué problemáticas centrales enfrenta la comunidad homosexual, lésbica y trans de la isla?

En primer lugar que se nombre, que se hable de ellos, que sea visible, no tanto como comunidad, sino que como realidad. En nuestra sociedad, al igual que en todas, existen personas de todo tipo y deben ser reconocidas. Al no nombrarse, quedan como parias. Entonces, en la ley se eliminó al homosexual como figura delictiva, pero no quedó nombrada como persona con derechos: antes estaba como figura sin derechos y luego desapareció. Entonces, nosotros consideramos que en las leyes, en las políticas, en los documentos normativos de las organizaciones sociales y de los organismos del Estado, debe estar explícita la figura del homosexual, travesti, transgénero, como figura con derechos, visibilizando así su presencia y sus derechos.

¿Cuáles han sido los obstáculos en tu trabajo promotor de la diversidad sexual?

Los prejuicios, la homofobia…

El machismo latinoamericano…

Claro, el machismo, pero no sólo latinoamericano, porque a los latinoamericanos siempre nos tildan de machistas, pero el mundo entero es así. ¿De dónde vienen los latinos?… De España, Italia, en fin… ¿Y el machismo anglosajón?… Bárbaro. Existe machismo por todas partes con sus variables culturales, incluso en un mismo país. Estas son trabas de muchos siglos en que se fue ideologizando la figura homosexual como negativa, como figura sin derechos. Tenemos que desarticular todos los elementos que sustentan estos criterios de discriminación. Yo me baso en una plataforma, desde el punto de vista teórico marxista y desde el punto de vista de las prácticas, desde el socialismo. ¿Cuál es el objetivo principal de hacer el socialismo?… Es la emancipación del ser humano, el respeto pleno de sus derechos, de su dignidad, entonces, yo me estoy amparando en nuestros principios de justicia social, de solidaridad, para que sean incluidas todas las personas en nuestra sociedad, en nuestra ideología, en nuestra búsqueda de una sociedad mejor.

¿Una revolución en la misma revolución?

Eso ha dicho alguna gente, pero yo no siento tanto que sea una revolución en la revolución. Ya estamos en una revolución donde se hacen cambios, estos serían componentes esenciales de la revolución. Si hablamos que debemos conquistar toda la justicia como decía José Martí y ésa ha sido nuestra política, ese criterio debe abarcar todos los elementos de nuestra sociedad.

¿Qué fuerza e importancia tienen las jornadas en contra de la homofobia realizadas en Cuba?

Comenzamos el 2008, fue en La Habana y en siete provincias más. La gente se entusiasmó rapidísimo y lo que me gustó es que en todas las entidades, las organizaciones que convocaron entraron muy entusiastamente, cada uno con sus ideas, utilizando las posibilidades de sus localidades. Hubo provincias donde el Partido Comunista del Gobierno apoyó con sus dos manos, siendo difundidas en el Granma, y eso me parece lindísimo. Este año hemos decidido cambiar la táctica de trabajo, porque el pasado celebramos el Día Mundial en contra de la Homofobia el 17 de mayo, pero coincidió además con el Día de la Reforma Agraria. Entonces, ahora, no queremos restarle importancia a la reforma agraria y vamos a celebrar el Día Mundial en Contra de la Homofobia el día 16 con un espectáculo de travestismo, flamenco y ritmos cubanos. Junto con eso, habrá jornadas artísticas y académicas.

¿Tienen contempladas estrategias más a largo plazo?

Sí, hemos decidido implementar una estrategia educativa todo el año. Este 2009 nuestro público meta serán los estudiantes universitarios, apoyados de una campaña de bien público, que va a tener dos momentos. El primero, en contra de la homofobia, por el respeto a la libre y responsable orientación sexual, y en la segunda etapa, por la libre y responsable identidad de género. Decidimos separar los temas para que no exista confusión, estamos preparando unos minis libros de lectura rápida para orientar a la población sobre estos temas y lo que vamos a trabajar con el público universitario en una estrategia de dos años. Eso nos ayudará a explorar y evaluar qué debemos hacer más efectivamente para ir cambiando las ideas. En La Habana la campaña será más intensiva, y con elementos generales en provincias..

¿Cómo se expresa la homofobia en la Cuba de hoy?

Alguna vez dije en una entrevista que era una homofobia blanda, porque no era una homofobia violenta, aquí no existen crímenes de odio por homofobia, transfobia o lesbofobia. Aquí se da un tipo de violencia más del tipo sicológica, a veces de tipo verbal o a veces un homosexual para lograr reconocimiento público debe ser muy bueno en lo que hace, haciendo un esfuerzo doble, exactamente igual como nos ocurre a las mujeres. Existen ciertos lugares donde vemos homosexuales con una personalidad tremenda y se imponen, pero existen otros que necesitan ayuda, porque no tienen esa personalidad y los aplastan con una mirada. Yo he escuchado cuando fulanito ha querido entrar a alguna comisión del partido, pero dicen, ése no tiene condiciones. Entonces, existen personas que se toman prerrogativas que no están escritas, pero se las toman, porque son culturales. Y como no se ha hablado lo suficiente y aún no se desarticulan esas ideas, prejuicios y la mala onda, estamos tratando de que se hable en distintos espacios, académicos, culturales, artísticos y de los medios. Quitarle ese miedo y susto a un tema desconocido y mal tratado.

Ir haciendo conciencia…

Claro, ir haciendo conciencia, eso nos interesa, crear conciencia.

Al parecer el tema que más te motiva es la transexualidad en Cuba, incluso, en la misma Feria Internacional del Libro, presentaste un libro sobre las trans…

Me interesan todos, empecé con la transexualidad, porque yo estaba trabajando muy fuertemente el tema de los adolescentes, entonces fue que, en el 2004, un grupo de travestis, transgéneros y transexuales de La Habana me fueron a ver, porque la población había protestado en la zona de la Rampa. Había molestia de un montón de gente, señalando que había transgresiones. Como siempre, la cadena se rompe por el lado más débil y la culpa siempre la tenían los transexuales. Se pidió ayuda a la policía y comenzaron a recogerlos de la calle y los transexuales estaban muy atemorizados. Entonces nosotros recogimos todas las quejas, junto con el informe y los testimonios, hicimos una propuesta de estrategia para la atención de este sector y nos hicimos responsables de esa estrategia como institución. Ese hecho nos ayudó a comenzar este proceso que ayudó a formar una comisión y los textos del libro sobre la transexualidad en Cuba.

Cuba llama la atención por las leyes de avanzada respecto de la diversidad sexual que han sido presentadas al Partido Comunista y al Parlamento…

Ya se aprobó en mayo de 2008 una resolución del Ministerio de Salud Pública donde se legitima las funciones de la Comisión Integral de Atención a personas transexuales y legitima las funciones de un centro especializado de salud para atender a estas personas. Dentro de las funciones de la comisión, están todos los pasos consensuados internacionalmente en el tratamiento a las personas transexuales, incluyendo las operaciones de reasignación sexual, que hasta el momento, no eran ilegales. Hubo mal manejo de la prensa y la población reaccionó con cartas de protesta en contra de esta situación..

Incluso la Iglesia Católica reaccionó indignada, señalando que la revolución había tocado fondo…

Sí, lo dijo ahora, cuando se aprobó la resolución se aterrorizaron y comenzaron a enviar cartas para todas partes en contra de nosotros y lo que estábamos haciendo, no sólo la católica, sino que otras Iglesias también. Nosotros no estamos en contra de lo que hacen las iglesias, todo lo contrario, creo que hacen un buen trabajo, nosotros podemos discutir, negociar, dialogar, pero en cuanto al aporte de la ciencia en pro del bienestar del ser humano, no vamos a ceder y eso asegura los tratamientos médicos que hacen felices a estas personas. Si se descubre algo mejor, seguro por ahí andaremos.

¿Ser Mariela Castro Espín, sobrina de Fidel, hija de Raúl, dificulta o ayuda en tu trabajo?

Las dos cosas, me dificulta y me ayuda. Yo te puedo decir que la única ayuda es que, cuando puedo ver a mi papá, puedo hablar con él, no siempre, porque cada vez que me ve llegar, abre los ojos.

Y se imagina problemas…

Exacto, pero no siempre le llevo problemas, porque se distorsiona la relación padre e hija. Debemos proporcionarnos encuentros agradables, bonitos y sin tensión, pero cuando tengo la oportunidad y veo el momento más oportuno, envío las cartas oficialmente por la vía de su trabajo, y él ha sido sensible al asunto. Mi madre hizo un trabajo muy bueno de años con él y por eso ha sido sensible, ha entendido que se trata de una problemática social que debe ser atendida y valora que nosotros nos hagamos cargo. Yo estoy trabajando en lo que me corresponde y deseo, no me estoy aprovechando de mi condición de hija o sobrina.

Pero existe gente que señala que si no estuviera Mariela Castro Espín en Cenesex, tal vez los avances serían más lentos…

Pero antes estaba mi mamá, que fue la que creó ese centro y creó el programa, ella luchó mucho por todo este tema. Mi madre y yo representamos temperamentos diferentes, mi madre en vida siempre fue más cuidadosa con todos sus compañeros de trabajo machistas, iba presentando las cosas más cuidadosamente en los momentos más oportunos. Me consta mucho que ella habló con mucha gente y no logró todo lo que hubiese querido. Yo tengo un temperamento más sanguíneo.

Un carisma…

No sé si carisma, pero yo pruebo y me arriesgo a ver si me funciona, si me escarcho, no importa, sigo probando por otro lado, creo en mi trabajo y lo asumí con absoluta convicción. Creo que me amparan las leyes, el objetivo social del Cenesex y estoy montada en ese carro para andar. Mi papá no me puede dar a mí una facilidad que puede darle a otras instituciones. Mi mamá, desde que asumí la dirección de Cenesex, se alejó, porque no quería que se interpretara como nepotismo. Yo siempre le rendía cuenta de mi trabajo y ella siempre me decía que fuera más cuidadosa, me señalaba, te van a poner frenos, seguro me lo decía desde su experiencia. Mi padre también me dice que sea más cuidadosa, como diciéndome, no te voy a poder defender, pero bueno, yo me amparo en mis conocimientos profesionales y en el objetivo social del Cenesex. Por un lado me frena ser pariente y por otro lado existe gente que no pone tantos obstáculos, pero me los pone de todas maneras.

Por lo menos contestan el teléfono..

Existe gente que no me contesta el teléfono y gente que no responde las cartas, existe gente que todavía no me ha recibido, porque les asusta mucho esto. A veces me da risa, pero puedes comprenderlo porque así son los procesos de cambio y transformación. Incluso, se ha dicho que soy lesbiana, pero como yo respeto mucho la opción sexual de las lesbianas, no me ofende. Sido haciendo mi trabajo.

¿Y cómo se enfrenta la contra propaganda revolucionaria en el caso específico del reconocido escritor homosexual, Reinado Arenas, que ha sido utilizado para bien y para mal de la revolución?

Se ha usando mucho para mal y conversando con gente que eran amigos de Reinaldo Arenas, sienten incomodidad de cómo se ha usado la figura de Arenas con mentiras y en contra de la revolución. Reinaldo fue expulsado de la universidad por fraude académico, no por homosexual. Hubo homosexuales que sí fueron expulsados por ser homosexuales, pero en el caso de él fue por fraude académico. Entonces, se le da otra vuelta a la historia de Reinando y son cosas con las que se debe convivir. Yo creo que dentro de su historia existe una gran fabulación y de la que ha vivido comercialmente su familia. Pero sí existieron realidades de homofobia, sí hubo abuso contra personas homosexuales en los años 60, 70 y 80.

¿Cómo viviste la polémica entre Silvio Rodríguez y el escritor Pedro Lemebel, quien fue desmentido por el propio Silvio, molesto por una crónica de Lemebel donde insinúa que Silvio sería homofóbico?

Yo puse a Silvio en contacto con los periodistas que habían hecho la nota en Argentina y vi que se esclareció todo, fue muy lindo lo que se dijeron los unos y los otros. Silvio se sintió muy mal, porque era una mentira. Silvio siempre ha sido un nombre de causas justas y difíciles. Después yo me enteré por tu libro Bandera Hueca, que Silvio había apoyado la despenalización de la sodomía en Chile, dedicándoles a los homosexuales la canción Te molesta mi amor.

¿Qué importancia tiene presentar Bandera Hueca. Historia del Movimiento Homosexual en Chile en la Feria Internacional del Libro de La Habana 2009?

Me viene muy bien para el trabajo que yo hago, me hacen un gran favor, lo voy a promover, lo voy a usar y seguro estará en nuestra biblioteca. Yo estoy buscando estas historias, porque sirven de aprendizaje para buscar caminos, para comparar, uno siempre anda buscando aprendizajes. Unos amigos de San Francisco me enviaron las historias del movimiento gay norteamericano y ahí me enteré que en los EE.UU. la izquierda luchaba por las uniones civiles, lo que nosotros llamamos las uniones consensuales, y la derecha estableció como estrategia el matrimonio gay para sabotearles el proceso. Por eso en Cuba, al principio comenzamos hablando de todos los derechos, pero chocamos con lo que pensaba la gente, los juristas y un montón de gente que estaba en contra del matrimonio homosexual y en contra de la adopción de niños por las personas homosexuales y yo seguía señalando que si luchábamos por los derechos, era por todos.

¿Cambiaron de estrategia?

Claro, porque un grupo grande de homosexuales que colabora en el Cenesex me dijo, no luches más por el matrimonio entre homosexuales, porque no es lo más importante ahora, nosotros nos arreglamos con las uniones consensuales. En Cuba a la gente no le gusta casarse, son más las uniones consensuales, eso lo dicen los juristas. Finalmente, hice el duelo y no pusimos el matrimonio homosexual ni la adopción en el anteproyecto de ley que modifica Código de Familia y nos hemos centrado en lo que me han planteado los mismos homosexuales.

Existe otro aspecto en la estrategia, que es muy importante, convencer a la población de la importancia de los cambios culturales, antes de los cambios legales…

Exactamente, no basta con establecer políticas, ni leyes, si tú no haces un trabajo educativo permanente con la población. Entonces, por eso se crea el Cenesex, como un programa nacional de educación sexual. Desde el 2000, que soy directora del Cenesex, estamos tratando de avanzar en los temas que estaban rezagados e intentar incluirlos y poco a poco armar una agenda política. Incluso, mi papá me decía, óyeme, que yo tengo experiencia en estrategias, primero convence a la gente, háblale a la gente, comienza a hacer trabajo educativo, que te va a hacer más fácil y entonces, cuando esto se trate en el Parlamento, ya va a estar prácticamente discutido. Y es verdad, tiene razón, por eso estamos trabajando esta estrategia y ahora vamos a meter más fuerza a los jóvenes universitarios, porque son los futuros profesionales, los futuros dirigentes del país.

Finalmente, estamos en la comandancia del Che en la Fortaleza San Carlos de la Cabaña y me gustaría preguntar por Ernesto Guevara, ¿conociste al Che?

Sí, de chiquitica y recuerdo que me enamoré.

¿Qué te parece la imagen metafórica de un Che Guevara gay?

Leyendo lo que he leído del libro, pienso en lo interesante e inteligente que es asumir así al Che, rescatar su figura en esta lucha. Me pareció muy interesante la idea y además, luchar como lo han hecho en medio de una sociedad muy cartucha, como dicen ustedes los chilenos, entonces, me parece muy inteligente, se fueron encontrando caminos. Seguro que si se mira la figura del Che superficialmente, tal vez se pueda ofender un homofóbico cubano, pero conociendo al Che como lo conocí, si estuviera vivo, sería a una de las primeras personas a quien le pediría su apoyo.

La Habana, febrero de 2009. Entrevista publicada inicialmente en Revista RS Magazine, junio de 2009.