10532888_741210249258725_3607063834075675509_o El serio conflicto económico que enfrenta a Argentina ha marcado aún más las trincheras opuestas, donde el grupo mediático liderado por El Clarín y el periodista Jorge Lanata, siguen encabezando la ofensiva contra el gobierno.

La deuda pública tiene menos de una semana para ser resuelta y, en ese escenario, las autoridades han tenido que reunirse con Daniel Pollack, el mediador designado por el juez Thomas Griesa para dar dirección a las negociaciones.

En un artículo publicado hoy por El Clarín, que recoge los detalles de las conversaciones, se exhibió la caricatura realizada por Hermenegildo “Menchi” Sábat, dibujante uruguayo nacionalizado argentino y férreo opositor al gobierno.sabat_dibujos_cfk

Durante el 2008, ante el conflicto patronal agropecuario, Cristina Fernández fue retratada con la boca vendada por el caricaturista, algo que ella consideró como un “mensaje cuasi mafioso”.

Cuatro años más tarde, en el marco judicial de la Ley de Medios, Clarín publicó una nueva ilustración de la presidenta, esta vez, con un ojo golpeado. Ante los cuestionamientos, el medio ha acusado a las autoridades de limitar su libertad de expresión.

En tanto, durante esta mañana, una nueva caricatura de Sábat provocó enojo y rechazo: la presidenta argentina fue dibujada de rodillas ante el juez Griesa, a una sospechosa altura que alertó a las feministas y generó diversas críticas en las redes sociales. Además de apuntar a la falta de respeto, algunas mujeres recalcaron que el dibujante ha caricaturizado a Fernández con una cinta en la boca, golpeada y arrodilla frente a un hombre, más allá de la sugerencia sexual del dibujo.