Yasna MussaLa ferocidad de los ataques de Israel sobre la Franja de Gaza, que incluso le han valido en las últimas horas el desmarque de sus aliados más estrechos, como Estados Unidos, ha llevado a que muchos se pregunten qué hay detrás de un uso de la fuerza tan intensivo. Declaraciones de propios dirigentes políticos de Israel, incluso, han dado a entender que los ataques podrían tener un componente de odio racial.

En la misma línea está lo ocurrido con Yasna Mussa, periodista de El Desconcierto quien viajó desde Francia a cubrir los bombardeos en Gaza, y que fue deportada luego de más de diez horas de interrogatorios. Mussa afirmó desde Jordania a El Desconcierto que “claramente me deportaron por razones de racismo y discriminación por tener origen palestino. No hay razones legales. No es difícil concluir esto dada la experiencia que hay con otros chilenos de origen palestino que también han sido hostigados y luego deportados por Israel. El primer motivo por el cual me separaron del resto de la gente en el control fue cuando comprobaron que mi apellido es árabe, apenas abrieron el pasaporte. Eso demuestra que hay una discriminación y un prejuicio en mi contra. Luego ellos insistían en que yo les ocultaba información y basaron su decisión es eso. Me acusaron de mentir, de contradecirme, de no querer mostrar mi correo electrónico. Cuando apelé a mi derecho a la privacidad, la oficial me dijo de manera muy violenta que ahí no tengo ni derechos ni existe la ley. La ley es lo que ella dice y si yo no quiero colaborar, entonces tengo que aceptar ser deportada. Y así fue”.

Según Mussa, “todas sus preguntas, una y otra vez, eran cómo se llama tu padre, tu abuelo, tus tíos, tu madre. Dónde nació tu papá, tu abuelo, y así sucesivamente. Y estamos hablando de constantes interrogatorios durante unas 10 horas por distintos oficiales del Ejército, del ministerio del Interior y del Mossad”.

La conducta de las autoridades de Israel, además, pone en cuestión el tratamiento a los profesionales de los medios de comunicación que intentan cubrir los bombardeos, con conductas inapropiadas bajo cualquier parámetro internacional. Según Mussa, “Israel se autodefine como la única democracia en el Medio Oriente. Sin embargo, una de las razones por las que más me acosaron y hostigaron fue porque quería escribir y fotografiar lo que está pasando. Insistían en que yo quería ir directamente a Gaza. Aunque no era mi intención de momento, ellos estaban convencidos de que ésa era mi misión”.

Yasna Mussa se encuentra en estos momentos en Amman, Jordania, desde donde continuará realizando su trabajo para informar de los bombardeos sobre Gaza que comienzan a acercarse a la tercera semana, a pesar de las acciones políticas y ciudadanas realizadas en todo el mundo para abogar por el cese de la violencia.