cerrocoloradoEl pasado 21 de julio, el entonces seremi de Medio Ambiente de la Región de Tarapacá, Juan Carlos Liendo, acusó presiones desde la cartera para que aceptara la continuidad del proyecto minero Cerro Colorado, perteneciente a BHP Billiton, señalando además que debido a los impactos ambientales del proyecto, “no corresponde realizar un segundo Icsara” y que se debe generar un Informe Consolidado de Evaluación solicitando el rechazo del EIA del proyecto Continuidad Operacional Cerro Colorado, actualmente en tramitación.

Una semana después, el ministro de Medio Ambiente Pablo Badenier solicitó la renuncia al Seremi argumentando que las declaraciones de Liendo se apartan de la línea de trabajo de la cartera, y “terminan por vulnerar la institucionalidad ambiental”, enfatizando que la Comisión de Evaluación Ambiental es la única encargada de pronunciarse sobre la calificación ambiental de los proyectos.

En respuesta a las declaraciones y presiones políticas del ministerio, Liendo presentó su carta de renuncia, obteniendo un fuerte respaldo de los tarapaqueños.

La carta donde hace sus descargos es la siguiente:

Señor Ministro del Medio Ambiente

Don Pablo Badenier

Presente

“Si incursioné en política no lo hice por buscar un trabajo. Afortunadamente yo no vivo de esto, por lo que mi intencionalidad de querer desempeñarme en este ámbito fue solo tratar de contribuir con un grano de arena, convencido de que en política las cosas se pueden hacer mejor.

Dada la sensibilidad del tema medioambiental en nuestra región, consideré pertinente argumentar técnicamente el por qué ya se debería constituir un Informe Consolidado de Evaluación (ICE) por parte del SEA Regional rechazando este proyecto, sobre todo considerando que todos los servicios involucrados y participantes en este Estudio de Impacto Ambiental ya se han manifestado inconformes. Lo digo no solo como Seremi, sino también como Presidente del Comité Técnico Regional que sesiona en el SEA.

Consideré pertinente también manifestar que el intenso lobby que está haciendo la empresa en Santiago, está generando presiones locales que han impedido cerrar el caso a nivel local, sobre todo cuando existe una minuta técnica y explicativa que ya es de público conocimiento nacional en donde el SEA Regional expone al SEA Nacional que no se justifica un ICSARA 2, o sea prolongar un Estudio técnicamente no viable.

Esto transgrede nuestra independencia regional de gestión, y nos deja nuevamente atados a dictámenes centralistas.

Personalmente creo que para resolver un problema, primero hay que reconocerlo de cara a la comunidad, y luego sentar las bases de la solución de forma transparente. Esa es la única forma en que podremos hacer más creíble el menester político en un futuro.

El sustento de estas aseveraciones es que no se puede permitir que se siga extrayendo agua de Pampa Lagunillas, ecosistema ya con graves consecuencias producto de la utilización desmedida del acuífero, que de extender esta continuidad operacional minera después del 2016, conllevaría a una muerte irreversible de dicho bofedal. Además el material particulado grueso sobre las localidades vecinas seguirá afectando la salud de todas las zonas pobladas aledañas al emplazamiento productivo, y el material particulado pavimentable seguirá afectando los cultivos de los habitantes del interior. También las tronaduras impactarán negativamente en la fauna local. Todos estos aspectos no fueron subsanados en la ADENDA 1 por parte del titular.

Estos elementos se expresaron en un informe técnico de inconformidad de nuestra Seremi, el que fue firmado electrónicamente por mi hace cerca de un mes y medio y enviado al SEA Regional.

Entonces…… ¿Para qué insistir en un tema técnicamente muerto???

Yo como habitante de esta región no me opongo a la Minería. Esta entrega empleo y genera recursos para las arcas fiscales, pero como médico y medioambientalista, y sobre todo en este cargo, me debo a la férrea defensa de nuestro entorno y a promover una Minería sustentable como acontece en otros países. Le aseguro que ningún país desarrollado hubiese ni siquiera aceptado el ingreso de este proyecto para un Estudio de Impacto Ambiental”.

Si defender nuestros intereses regionales y decir las cosas como son, le duela a quien le duela, es ser políticamente incorrecto, pues entonces, orgullosamente lo soy.

Porque de las autoridades que tapan u omiten información, la comunidad hace mucho tiempo se cansó.

Si a usted le incomoda o considera esto una imprudencia o descriterio, déjeme decirle que yo solo fui consecuente con lo que nuestra Presidenta le prometió a los habitantes de Tarapacá cuando nos visitó estando en campaña. Prometió desarrollo sustentable, respetando nuestro entorno y el de las comunidades de toda la región. Habló de otra forma de hacer política enfrentando los problemas con seriedad y valentía. Dijo ser una defensora de la Descentralización y por ende de la autonomía de las regiones.

Si usted me pide la renuncia por hacer respetar medioambientalmente estos aspectos expresados por nuestra Presidenta, se me produce una gran contradicción con el sello que ella está pretendiendo ponerle a su gobierno.

Por lo tanto, claro que renuncio, ya que no deseo tampoco ser marinero de un buque comandado por un Capitán que le teme o evita situaciones contingenciales, y no le permite a sus representantes en regiones defender e identificarse de verdad con los problemas atingentes a esta cartera.

¿O también el futuro Seremi del Medio Ambiente en Tarapacá tendrá que callar cuando se instalen en nuestra región las termoeléctricas aprobadas en el anterior gobierno?

¿Tendrá que callar mientras todos vemos como se depreda y se seca nuestra Pampa del Tamarugal?

Si esa es su tónica Sr. Ministro, yo tampoco deseo trabajar con usted, ya que no soy un corderito que se pastorea a libre albedrío.

Finalmente, no me cabe la menor duda que este proyecto será rechazado. Y si mañana se constituyera un ICSARA 2, quedaría de manifiesto que todo lo que expresé en relación a las presiones locales por parte del SEA Nacional es cierto, tal como se lo dije telefónicamente.

Ya basta con el consumo del agua por parte de las mineras en la Pampa del Tamarugal. Si Compañía Minera Cerro Colorado quiere seguir en la región, que invierta en la utilización del agua de mar en sus procesos productivos, e ingrese otro Estudio de Impacto Ambiental en el que se haga cargo también de los otros aspectos cuestionados.

Saludos y éxito en su gestión”.

Dr. Juan Carlos Liendo S.

Ex Seremi del Medio Ambiente Tarapacá