En la costa de la Región de Valparaíso se encuentra Los Molles, una tranquila localidad pesquera y turística que pertenece a la comuna de la Ligua. Hoy, los vecinos del sector están en pie de guerra contra un proyecto inmobiliario que amenaza nuevamente con afectar la flora y fauna del sector, así como también su importante patrimonio arqueológico.

El problema está asociado a una intervención de unas 1.400 hectáreas por la construcción de centros turísticos al norte de la localidad, lo que afectaría parte del “Sitio Prioritario para la Conservación Los Molles-Pichidangui”, el cual posee un alto grado de endemismo de especies de flora y fauna y que ha sido nombrado como sitio prioritario de conservación número uno a nivel regional.

Según ha señalado María Teresa Cerda, Consejera Regional de Provincia de Petorca a UCV Radio, el problema se gestó en Consejo Regional (CORE) anterior, donde se aprobó la iniciativa disminuyendo al 10 por ciento el territorio protegido. Cabe señalar que el proyecto inmobiliario fue evaluado con la antigua ley ambiental y no presentó un Estudio de Impacto Ambiental (EIA), solo realizó una Declaración de Impacto Ambiental (DIA). El Nuevo CORE, del cual Cerda es parte, rechaza tajantemente esta situación y se ha demostrado a favor de los argumentos que posee la junta de vecinos de los molles quienes aseguran que el proyecto supone  impactos importantes para  la comunidad local y el turismo de intereses especiales de la zona. 

El sitio prioritario

El sitio prioritario Los Molles-Pichidangui se encuentra protegido desde el 2005, cuando la Comisión Nacional de Medio Ambiente (CONAMA) elaboró la estrategia regional de conservación de la biodiversidad.

Por otra parte, las especies de fauna más relevantes son el gato colo colo y el chungungo, ambas en categorías de conservación.

Historial negativo

Lamentablemente no es la primera vez que el sector tiene problemas asociados a iniciativas inmobiliarias, ya que en el 2007 se había denunciado una situación similar por el proyecto “Foresta del Mar”.

Tal como denunciaron diferentes organizaciones en ese momento, la empresa constructora desarrolló un proyecto agro residencial con una superficie aproximada de 1.900 hectáreas, afectando diferentes especies vegetales en categoría de conservación en el sitio prioritario Los Molles-Pichidangui.

Es por esto que a raíz de la polémica generada, las ONG Chile Bosque y Otaria presentaron una exposición de los hechos ante la Comisión de Medio Ambiente y Bienes Nacionales del Senado, con el fin de que las autoridades pudieran hacer algo respecto a la conservación del sitio prioritario.

En la oportunidad los senadores de ese entonces Nelson Ávila (PRSD), Andrés Allamand (RN), Antonio Horvath (RN) y Pablo Longueira (UDI) escucharon los descargos de las organizaciones debido a la situación del sitio Los Molles-Pichidangui, donde además del proyecto inmobiliario “Foresta del Mar” se denunció la instalación en el sector de la empresa avícola Sopraval.

Para los vecinos de Los Molles la lucha por proteger su entorno está recién comenzando, pues a pesar de que no cuentan con el apoyo del municipio en su gestión, pedirán la impugnación ante Contraloría de la decisión tomada por el CORE anterior. En este mismo sentido se han manifestado diferentes organismos del Estado como CONAF, SAG y SERNATUR, quienes se mantienen contrarios a la iniciativa dada la gran importancia para la conservación que representa el sitio Los Molles-Pichidangui.