Metro_de_Santiago_-_Del_Sol_8Denunciado malas condiciones de trabajo y seguridad, más de 700 trabajadores socios del sindicato de la empresa Constructora Metro 6 iniciaron una huelga legal el pasado lunes 4 de agosto, tras semanas de negociar mejoras salariales con sus empleadores, las cuales han sido tajantemente negadas por la empresa.

Este martes 5, los trabajadores en huelga legal marcharon desde Bío Bío con Santa Rosa hasta llegar a La Alameda, donde fueron escoltados por Carabineros.

Luis Cortés Montenegro, presidente de Sintrasar Chile (Sindicato Interempresas Nacional de Trabajadores Asalariado) aseguró que “esperamos que la empresa se siente a conversar y negociar con nosotros, y acceder a alguno de los puntos que estamos pidiendo porque hasta el minuto no han accedido a ninguno”.

El petitorio de los trabajadores consta de un aumento de 50 mil pesos para alimentación y movilización, respectivamente, lo cual significaría un aumento considerable al sólo contar con 50 mil pesos para ambos ítems actualmente.

Además piden un recargo del cien por ciento en los turnos asignados para los días domingo y festivos, la instalación de un bono de producción para los obreros -hoy sólo cuentan con ello los supervisores e ingenieros- “que sea cuantificado y dialogado por los trabajadores”.

Por el momento, la respuesta por parte de Constructora Metro 6, una de las cuatro empresas que actualmente construyen la línea 3 y 6 del Metro -ambas subterráneas- y de capitales italianos, ha sido un no cerrado. El proyecto en total involucra un gasto cercano a los 2 mil millones de dólares, y según aseguró el dirigente sindical “cada empresa factura 5 millones de dólares al mes”.

En un comunicado, los trabajadores denunciaron además el ocultamiento de accidentes laborales que suceden en las faenas, y ponen como ejemplo el accidente que vivió uno de sus compañero de labores, causado por un desprendimiento de material, y que lo dejó parapléjico.

trabajadores metroEn el texto, los trabajadores demandan a Metro, como empresa mandante “a intervenir en los contratos de las constructoras Transnacionales, para que garantice el respeto de los derechos laborales, a que se haga un trato justo por la producción, por el pronto termino de las obras y un pase libre en las líneas de Metro”, detalla el documento.

Cortés indicó que “nos tiene preocupados el manejo mediático que tiene Metro con la prensa de Santiago, ya que esto no está saliendo en la televisión y hay todo un veto para la prensa de parte de sus guardias”, pero agrega que “pero eso no les sirve mucho porque el efecto que buscamos no es mediático, ya que tenemos paralizada la producción. Eso tiene mucho más valor que salir diez veces en la tele”, concluyó.