Irak2Participantes principales:

 

Estado Islámico – EI o el Estado Islámico (antes conocido principalmente como ISIS, el Estado Islámico en Irak y Siria) es una organización militante sunita con sus orígenes en Al-Qaeda. El grupo está luchando para establecer un califato islámico bajo la ley sharia en todo Irak y Siria. Aunque anteriormente era parte de Al-Qaeda, los grupos son ahora enemigos, y ambos están profundamente involucrados en la guerra civil en Siria, luchando uno contra el otro, así como contra el Gobierno de Bashar el Assad y otros grupos militantes.

 

Su lucha se ha extendido por las fronteras de Siria e Irak, y han atraído a algunos números de combatientes extranjeros a sus fuerzas, incluyendo algunos de las naciones europeas. Los reportajes dicen que gobierna las zonas bajo su control con la violencia brutal y la destrucción de las cosas y las personas que considera un enemigo del Islam sunita. Incluso Naciones Unidas y, curiosamente, las principales potencias del mundo, enfrentadas en casi todos los temas, coinciden en este punto.

 

Otros milicias sunitas – Una amplia gama de milicias sunitas también participan en los combates en Irak, incluyendo otras ramas de Al-Qaeda y grupos que habían estado vinculados con el Partido Baaz del gobierno de Saddam Hussein.

 

Contra EI:

 

Gobierno iraquí – El gobierno actual de Irak, dirigido desde el año 2006 por el primer ministro Nouri Maliki, recientemente ha sufrido su propio lío político y le ha costado, por su debilidad, contener a los grupos militantes. Maliki ha sido acusado de dirigir al país de mayoría chií en una dirección que ha favorecido la división, creando conflictos por líneas religiosas y con la sombra de las acusaciones de corrupción, por fomentar el amiguismo. Todos estos fenómenos son, de algún modo, consecuencia de la fragilidad institucional en la que quedó el país luego de la invasión de Estados Unidos

 

Kurdistán – Kurdistán  es una región autónoma en el parte más al norte de Irak. Hay kurdos, así a través de las fronteras con Siria, Turquía e Irán, y ha habido una larga historia de luchas por una nación kurda independiente. Por lo general, el Kurdistán es relativamente estable, laico y moderado.

 

En Irak, los kurdos son a menudo objeto de discriminación, y sus fuerzas armadas Peshmerga son considerados separatistas o incluso terroristas por el gobierno iraquí. Sin embargo, los kurdos han sido algunos de los más profundos involucrados en los combates contra el EI en el norte de Irak, en una cooperación con el gobierno iraquí que ha sido inducida por los Estados Unidos.

 

Estados Unidos – Después de haber terminado la retirada de Irak después de casi nueve años de ocupación, el Ejército de los Estados Unidos se involucró la semana pasada con ataques aéreos en apoyo de las fuerzas armadas iraquíes. Barack Obama dijo que a pesar de los EE.UU. ayudarán con los ataques aéreos, no desplegarán tropas en el terreno. Esto, en todo caso, depende del avance de la milicia y especialmente de su acercamiento a pozos petroleros que son estratégicos para surtir las necesidades de Occidente.

 

Irán – Irán también has mostrado apoyo por el gobierno chií de Irak, y está inquieto sobre el estricto islam suní de EI. Mientras, algunos grupos iraníes han ofrecido sumarse a la lucha con el gobierno iraquí, pero Irán como gobierno no ha ofrecido algún apoyo militar directo.

 

Siria – El gobierno de Bashar al-Assad,  aunque está muy ocupado con su propio conflicto y no está involucrado directamente en Irak, tiene a EI como enemigo común. Parcialmente, era el estado de guerra civil y el avance del ISIS en Siria el que fortaleció la consolidación de EI en Irak. Por eso, se dice que la suerte de ambos conflictos está entrelazada.

 

Cronología

 

2011 – Empieza del conflicto en Siria, parte de lo que en Occidente se llamó imprecisamente la Primavera Árabe.

 

Julio 2013 – A mediados del año pasado, las milicias de EI comenzó a avanzar y recibir atención internacional, porque el aparato militar de Irak parecía incapaz de mantenerlo bajo control.

 

Enero 2014 – En enero, EI ocupó las ciudades de Faluya y Ramadi.

 

10 de Junio, 2014 – En junio, EI causó un gran revuelo internacional cuando ocupó Mosul, la ciudad segunda de Irak.

 

Principios de Agosto, 2014 – Informes dieron cuenta de violencia generalizada contra las minorías religiosas, incluidos los cristianos, en las zonas bajo control de EI, en particular cerca de Sinjar, donde se estima que 50.000 yazidíes se han refugiado en las colinas de las afueras de la ciudad.

 

8 de Agosto, 2014 – Después de dejar suministros por avión para estos refugiados yazidíes, los EE.UU. lanzaron un ataque aéreo contra EI a lo largo de las líneas del frente en el Kurdistán. Algunos analistas estiman que los Estados Unidos están esperando la consolidación del nuevo gobierno de Irak para conseguir más aliados y crear un frente unificado que se involucre en el conflicto.

 

11 de Agosto, 2014 – El presidente iraquí, Fuad Masum, pido que Haider al-Abadi, del mismo partido de Nouri Maliki, reemplace a Maliki como primer ministro. Este acto tiene el apoyo de la mayoría del parlamento iraquí, los Estados Unidos, Irán, y Arabia Saudita. La mayoría piensa que al-Abadi será más capaz unificar el país que Mailiki contra EI.

 

13 de Agosto, 2014 – Francia prometió apoyo de suministros militar a Kurdistán.

 

 

El Estado Islámico, con sus convicciones estrictas y su violencia, ha creado un grupo paradójico de enemigos comunes. Contra EI están Irak, los Estados Unidos, Kurdistán, Irán, y el régimen de Bashar al-Assad en Siria, entre otros actores internacionales. Mientras estos grupos sostengan una alianza en el corto plazo, serán el lado más fuerte del conflicto. Por otro lado, EI tiene alguno apoyo local, y atrae a gente con las mismas creencias desde todo el mundo. Las potencias, salvo lo que se conoce de Estados Unidos, han mostrado reticencias a involucrarse directamente en el conflicto interno de Irak.

 

Esto es porque, a pesar de que podrían ocupar rápidamente y definitivamente las regiones bajo el control de EI, evalúan a qué precio serían estas acciones. Otra guerra en Irak sería muy impopular interna y externamente para EE.UU. después de tantos años de ocupación en la década anterior. Además, una invasión podría fortalecer los sentimientos de hegemonía occidental que atraen a muchos militantes hacia EI. En todo caso, mientras los gobiernos pensar en su mejor política exterior, miles siguen muriendo.