Alrededor de un mes, el Colegio de Profesores liderado por Jaime Gajardo ha entablado conversaciones con el Ministerio de Educacióncolegio profesores en torno a 5 puntos que componen la llamada “Agenda Corta”. En medio de la discusión nacional por una reforma educativa, el Magisterio logró negociar una propuesta desde el Gobierno que responde a 4 de las 5 demandas presentadas.

El titular del Colegio de Profesores destacó a El Desconcierto que como sector han logrado esta agenda gracias a “la capacidad que ha tenido el Colegio, es porque tiene mayor experiencia gremial y política que otros sectores, y que esto lo instala desde un principio. Además, expresó desde el principio la necesidad de avanzar en estos temas”.

Los ejes de trabajo corresponden al paso de titularidad de los profesores a contrata, el descongelamiento del ingreso mínimo docente y bono al retiro, fin al agobio laboral por intervencionismo, y el aumento de hora no lectivas, es decir, sin clases para poder planificar la enseñanza.

Jaime Gajardo, presidente del gremio, señaló que “esta agenda corta abarca cinco puntos que nosotros definimos como perentorios, como punto urgente que están generando un colapso a nivel de las escuelas y liceos del ámbito municipal y particular subvencionado. En lo inmediato hay puntos que son urgentes de resolver ahora, en forma paralela. Esto es una agenda corta, no está por los grandes temas”.

Sin embargo, Darío Vásquez, secretario general del Colegio, aseguró que “la propuesta que nos hace el Gobierno no es lo mejor para el gremio, a diferencia de la conducción nosotros estimamos que no da cuenta de nuestras demandas. En concreto, de cinco puntos planteados, hay uno solo que el Gobierno responde afirmativamente, pero con un monto infinitamente inferior a lo demandado. Me refiero al bono por retiro”.

La propuesta realizada por el Mineduc no se refiere al reconocimiento de la “deuda histórica” y una mesa de diálogo para ese punto. Según Gajardo, “ellos no dicen que sí o que no, pero si tiran una posible alternativa para mejorar las pensiones de los profesores jubilados. Pero eso es un tema que de igual forma se va a seguir tratando desde el marco de carrera docente, por lo tanto afirmar que entra en tierra de la deuda histórica es un interpretación equivocada, tendenciosa, que busca dividir al gremio”.

Reforma Educacional, más allá de la Agenda Corta

eyzaguirre-gajardo-ARespecto a la Reforma, Darío Vásquez declaró que “como gremio creemos que lo lógico habría sido que el Gobierno comenzara por fortalecer la educación pública y fortalecida la educación pública, obviamente que las otras cosas iban a caer por su propio peso”.

El dirigente agregó que ·ellos (gobierno) dicen que quieren terminar con el mercado pero resulta que el proyecto de fin al lucro, selección y copago, en definitiva, se basa en el mismo sistema de financiamiento de la educación que es la subvención a la demanda, o sea cada alumno tiene un precio y en ese contexto, los colegios seguirán compitiendo entre ellos para captar matrícula. Eso va a ir en desmedro de eso que ellos dicen: fortalecer la educación pública”.

Gajardo concuerda en que el fortalecimiento a la educación pública es la clave para mejorar la educación chilena, pero recalca que “los temas que se han planteado en la reforma son temas que el Colegio de profesores planteó por allá en el año 2000. Nuestra posición ha sido estar de acuerdo con ellos, pero estamos haciendo indicaciones para que realmente se asegure por ejemplo el fin al lucro. Ahí tiene que cambiar la forma de financiamiento al sistema, que no sea competitivo”.

Bajo la lupa del presidente del Magisterio, “una cosa es oponerse a la reforma y la otra es comulgar con los objetivos y hacer indicaciones para corregir y para que sea pública”.

Por su parte, Vásquez enfatiza en que “nosotros tememos que las reformas que va a impulsar el Gobierno no den cuenta concretamente de un cambio de paradigma, es decir, terminar con la educación de mercado y fortalecer realmente la educación pública y consagrar el derecho a la educación. Hay varios escollos que tiene el Gobierno para eso, especialmente el tema de la subvención del Estado”.

Ambos docentes señalan que aún existe el desafío de generar “un cambio de paradigma” en la educación que elimine el mercado de la educación, y avanzar en lo que ellos llaman “una buena enseñanza”. El Colegio concuerda en que para abordar el tema de la calidad pasa por deshacerse de elementos como el Simce, y sistemas de acreditación privadas, que miden el tamaño del bolsillo. Discusiones que por el momento no entran en la agenda corta y aún no hay claridades sobre cual será el espacio donde se definirán.