Jaime+GajardoUn duro y sorpresivo golpe al diseño político del Gobierno y a la conducción de Jaime Gajardo se produjo esta tarde, cuando la mayoría de los profesores de Chile rechazaron la propuesta realizada por el Gobierno al Magisterio.

Las cifras preliminares hablan de que al menos el 60 por ciento de los maestros votó en contra de la propuesta.

Así lo confirmó el Secretario General del Colegio de Profesores, Darío Vásquez, quien señaló a ElDesoncierto.cl que “el Magisterio está rechazando esta propuesta porque se dio cuenta de que no es la mejor, es muy mezquina y por lo tanto tendrán que volver a abrirse las puertas, conversar con el gobierno y tratar de subsanar estos problemas”.

La consulta parecía un trámite, puesto que el Ejecutivo acogió cuatro de los cinco puntos demandados por el Magisterio. A saber: el paso de titularidad de los profesores a contrata, el descongelamiento del ingreso mínimo docente y bono al retiro, fin al agobio laboral por intervencionismo, y el aumento de hora no lectivas, es decir, sin clases para poder planificar la enseñanza.

Sin embargo, la no respuesta del Gobierno a la solución a la Deuda Histórica, que los profesores interpretaron como un rechazo, se convirtió en un elemento movilizador, por tratarse de una de las banderas antiguas del Gremio.

Al respecto, Vásquez indicó que el rechazo da cuenta de “un descontento con las políticas que se han implementado ya desde el tiempo de la dictadura, que fueron consolidadas por los gobiernos de la Concertación”, y agregó que “las señales que se dan desde el ministerio de Educación, de parte del ministro, de la subsecretaria y del secretario ejecutivo, son totalmente contradictorias entre ellas“.

“Eso que dijeran que había cuatro puntos aprobados y uno no, muestra no fueron claros con la conducción del gremio para decirle a todos los profesores que los cuatro puntos que respondieron tenían ciertas cuestiones que no estaban claras, que no era lo que pedíamos y que no contestaban nuestras demandas. En eso no fueron claros”, aseguró Vásquez, quien como gremio dijo que seguirán dispuestos al diálogo para seguir conversando con el Gobierno. “La decisión queda en manos de ellos. Nosotros les dijimos que íbamos a someter a consulta esa respuesta y ahora tenemos que informarles ese resultado y le solicitaremos que sigamos conversando para tratar de resolver estos temas lo antes posible“.

Más allá de ello, el diseño político del Gobierno pasaba por sumar al Colegio de Profesores como un aliado, mientras su presidente, Jaime Gajardo, se jugaba su capital ante las bases en el difícil escenario de ser dirigente social y, al mismo tiempo, militar en uno de los partidos del Gobierno. Es, sin duda, una noticia que debe estar lamentándose en la sede gremial de Moneda con General Bulnes, pero también en el edificio del Mineduc en la Alameda y, un poco más allá, en el Palacio de La Moneda.