consulta_nacionalEste martes a las 19 horas concluye el proceso de consulta nacional desarrollado por el Colegio de Profesores respecto del protocolo de acuerdo propuesto por el ministerio de Educación, que entregaba una respuesta al petitorio gremial acordado con la autoridad, conocido como agenda corta. En él se pedía un pronunciamiento a cinco puntos, entre ellos el paso a titularidad de profesores a contrata, el descongelamiento del ingreso mínimo docente y bono de retiro, fin al agobio profesional por intervencionismo, el aumento de horas no lectivas para planificación de clases, y una solución concreta a la deuda histórica.

Éste último no fue considerado dentro del protocolo de acuerdo, a pesar de ser una de las “demandas más sentidas” por el gremio.

En la jornada de ayer, el Secretario General de la colectividad aseguró a ElDesoncierto.cl que la tendencia exhibía un claro favoritismo en torno a la opción de rechazar el acuerdo, sin embargo los resultados oficiales publicados a las una de la madrugada de este miércoles muestran una tendencia contraria, aunque no tan marcada, favorable al apruebo. Sin embargo, el primer cómputo sólo considera al 20 por ciento de los votos emitidos.

La polémica en torno a los resultados comenzó así a desnudar la profunda pugna que se vive al interior del Colegio de Profesores, en medio una larga espera por parte de los colegiados para poder conocer la actualización de los cómputos.

En una conferencia ofrecida en la Casa del Maestro, varios dirigentes disidentes de la conducción expresaron su opinión respecto del dilatado proceso de conteo y cómputo de votos, al que calificaron de “sesgado” ya que según su versión, los datos entregados a la una de la mañana consideran mayoritariamente lugares donde la aprobación se impuso, y no considera actas de otras regiones.

“El ingreso de votos es muy lento, hasta las una de la mañana teníamos poco más de 8 mil votos, donde aparece ganando el apruebo, y nosotros tenemos un cómputo parcial de más de 12 mil votos, donde el 60 por ciento está rechazando la propuesta del gobierno”, aseguró Darío Vásquez, Secretario General del gremio.

mario aguilar dario vasquezPor su parte, Mario Aguilar, prosecretario general, aseguró respecto del primer cómputo que “curiosamente están ingresadas principalmente comunas donde gana el apruebo, y por ejemplo comunas de la octava región, donde el rechazo fue contundente y aunque fueron entregados temprano los resultados, esos datos no están ingresados”.

Carlos Díaz, dirigente metropolitano de la instancia gremial, coincidió con la crítica y señaló que “preocupa la tardanza en dar a conocer los resultados a nivel nacional. Nos preocupa tener de manera fehaciente la información. Sabemos de muchas comunas que son cercanas a la conducción del Colegio de Profesores en donde ha ganado el rechazo y por una distancia bastante lejana”.

En la ocasión estuvieron presentes además el protesorero del Colegio de Profesores, Francisco Seguel, y Daniel Lillo, subdirector del Liceo Manuel de Salas y miembro del consejo gremial del establecimiento.

 

Lentitud en el proceso levanta críticas

Consultados por las críticas hacia la conducción del Magisterio, desde el Colegio de Profesores no quisieron referirse a pesar de los múltiples llamados para conocer la opinión del presidente de la colectividad, Jaime Gajardo.

Sin embargo, fuentes al interior explicaron que la lentitud proceso de cómputo de votos se explica por temas formales que no han sido cumplidos a cabalidad por los establecimientos que participaron de la consulta. Además del documento consolidado con los resultados obtenidos en cada local de votación, cada mesa debía hacer llegar el padrón que participó en el proceso ya que en la votación pudieron participar profesores no colegiados, aumentando el universo total de votos a una cifra que no ha sido ratificada todavía.

Sin embargo, a 16:15 horas de este miércoles se dio a conocer un segundo cómputo oficial, que muestra un estrechamiento entre las dos opciones. Con un total de 12.622 votos, el apruebo obtiene hasta el momento un 50,31% versus 49,45% de la opción rechazo. La cifra aumenta en poco más de 4 mil la cantidad de votos, dentro de un universo estimado de 40 mil.

Cómputos paralelos realizados por dirigentes que supervisan la labor de la conducción nacional del magisterio, y que no consideran las mismas formalidades establecidas para el proceso, siguen indicando que el rechazo obtiene más del 60% de las preferencias.

Por ello, los dirigentes disidentes a la conducción encabezada por Jaime Gajardo aseguran que los resultados conocidos hasta ahora “son sesgados”. “Si acaso aquí se pretende que los resultados finales sean favorables para el apruebo, creo que el gremio se verá en serias dificultades”, asegura Darío Vásquez.

Nosotros no estamos diciendo que éste sea un cómputo falso (el primero). Lo que pasa es que es un cómputo sesgado, que no es representativo de la realidad país porque está cargado a comunas donde ganó la aprobación y curiosamente están omitidas las comunas donde ganó el rechazo, siendo que llegaron temprano al centro de cómputo y por razones que desconocemos no han sido ingresados”, afirmó Mario Aguilar.

El prosecretario general defendió la campaña opositora que entre varios dirigentes llevaron contra el protocolo de acuerdo, ya que “evidentemente hay algo en juego que es muy delicado”, y comparó la lentitud en el cómputo de los votos con lo sucedido en el plebiscito de 1988. “Esperamos que cuando se ingresen los datos definitivos y se incorporen todas las comunas donde el rechazo es muy fuerte, va a pasar lo del plebiscito del 88, donde Cardemil entregó un primer computo donde daba como ganador al Sí, y cuando se ingresó el total de las comunas del país, la evidencia de que ganaba el No fue muy clara y tuvieron que reconocerlo. Esperamos que ahora ocurra exactamente lo mismo”, indicó.

Por su parte, Daniel Lillo aseguró que se debe “preservar la transparencia del sistema y asegurar que el planteamiento de los profesores sea el expresado en el resultado final”, y Francisco Seguel pidió a los colegas de regiones “cotejar las actas y resultados con el informe que emanó en la página del Colegio de Profesores”, para vigilar que los datos ingresados correspondan con los resultados obtenidos en cada local de votación.