acesacesacesLa Asamblea Coordinadora de Estudiantes Secundarios (Aces) ha mantenido una férrea distancia de los planteamientos realizados por la Nueva Mayoría en materia de educación. Hoy, mientras la reforma es discutida en el Parlamento, los secundarios publicaron un decálogo que establece sus diez principales demandas en materia educativa.

“Somos quienes luchamos por una educación al servicio de los trabajadores y el pueblo”, esgrimen en el documento, que apunta como primero de los contenidos la demanda por democracia y control de las comunidades educativas, universitarias y escolares.

Le sigue la exigencia de un pase gratuito a nivel nacional, los 365 días del año. Además, se exige el fin de la Educación Técnico Profesional pensada como “mano de obra barata”. Para ello, los secundarios piden garantizar las prácticas, el derecho a sindicalización y contrato de los trabajadores jóvenes.

En cuanto a gratuidad, la Aces expuso la necesidad de establecer gratuidad en todos los niveles educativos, con fin al voucher, fin al lucro, fin a la selección de todo tipo y término del copago. La desmunicipalización, en tanto, sigue siendo una de las demandas emblemáticas de los secundarios.

Otra de las exigencias apunta a la idea de establecer un sistema educativo de excelencia, inclusivo, integral e igualitario. En ese apartado, se considera la necesidad de erigir una educación no sexista, con respecto por la diversidad sexual y de género.

La Aces pide, además, el fin a las pruebas estandarizadas como el Simce y la criticada PSU. La idea es reemplazarlas con un sistema similar al de propedéuticos y bachilleratos.

Además, se exige el fin de la externalización de servicios, como las ATE, que la malla curricular sea definida por las comunidades educativas y estabilidad laboral para los trabajadores de la educación.

Revisar el documento aquí.