muro-de-cisjordania_2637031Según el ejército israelí, la toma de tierras en Cisjordania corresponde a que no existe reclamación privada de posible propietarios palestinos y corresponde también a una respuesta ante el secuestro y asesinato de tres estudiantes judíos desaparecidos, que desató en un comienzo el conflicto en Gaza.

Nabil Abu Rdainah, portavoz de la autoridad Palestina Mahmoud Abbas, pidió a Israel que cancele la operación y agregó que “esta decisión llevará a más inestabilidad. Sólo inflamará la situación después de la guerra en Gaza”.

“En lugar de abrazar a los moderados palestinos, Netanyahu da una puñalada en la espalda a Abu Mazen”, declaró a la radio pública Yariv Oppenheimer el director de ala ONG israelí Paz Ahora. El territorio ha sido ocupado desde la guerra del año 1967 y ahora los terrenos expropiados se encuentran entre las ciudades palestinas de Belén y Hebrón.

Oppenheimer reiteró sus críticas al primer ministro israelí ya que a su parecer,”éste es el mensaje de Netanyahu a los palestinos. Por un lado no tiene problemas en negociar con el grupo terrorista Hamas y por otro golpea las posibilidades para llegar a un acuerdo de paz con los moderados”.

Los palestinos, en tanto, preparan una petición a la ONU para que ponga fecha al fin de la colonización israelí y la declaración del estado palestino en las fronteras de 1967.