Niños, embarazadas, diabéticos y adultos mayores tienen garantizado el acceso a tratamiento a la scariesalud bucal, pero según el Colegio de Dentistas de Chile, el 70% de los chilenos no “tiene derecho a sonreír”.

“Hoy el derecho a la salud bucal, garantizado constitucionalmente, es sólo teoría, ya que sigue oculto o prohibido para el 70% de los chilenos que pertenecen a los tramos menos favorecidos de la población. Durante el año 2013, se ha comenzado a enfrentar este problema, luego de que por primera vez se ha hecho posible el ingreso de prestaciones de Odontología a la Modalidad Libre Elección de Fonasa. Valoramos enormemente estos pasos, sin embargo, la deuda es tan grande que siguen siendo insuficientes”, aseveró el ex presidente del Colegio de Dentistas, Dr. Irribarra a Biobio Chile.

Las caries es una de las enfermedades crónicas más comunes en el mundo y según cifras de la Organización Mundial de la Salud, cerca del 90% de la población mundial las padecen.

Para cumplir la recomendación de la OMS, nuestro país requiere aproximadamente 8.000 dentistas, pero las cifras declaran que hay 915 dentistas por habitantes. Según el consejero Nacional del Colegio de Dentistas, Dr. Sergio Cousiño, la sobreoferta de los profesionales es del 117,23% y de mantenerse la proyección de titulación, en 2016 habrá casi un 200% de sobreoferta.

La pregunta entonces es porqué la mayoría de los chilenos no tiene acceso a tratamientos dentales. Esto se explica porque el Estado no realiza copago, como en el resto de la prestaciones médicas, y porque existe un déficit de cerca de 3.000 profesionales en la salud pública. El 85% de la población chilena se atiende en este sector, mientras que el 15% restante accede a tratamientos vía Isapres.

Pegarse los dientes con La Gotita

adhesivo-la-gotita-2ml1043641El año pasado la ex candidata presidencial Roxana Miranda, aseguró que en las poblaciones las personas se “pegan los dientes con La Gotita”. Tras esta alarmante declaración, el Colegio de Dentistas reafirmó la veracidad de los dichos y lo calificó como “doloroso”.

El modelo actual de acceso a la salud bucal es resultado de una sobreoferta de dentistas en el sector privado, y un déficit en el sector público. Según el último Censo, 4.200 odontólogos trabajan en centros de salud pública a lo largo del país, lo que no alcanza para resolver las listas de espera en rehabilitación dental, endodoncia y ortodoncia.

La realidad de muchos dentistas es que trabajan a contrata, por lo que es poco usual ver un profesional con contrato, lo que perjudica la estabilidad laboral del rubro.

En el sector privado, además de la alta cantidad de dentistas, las atenciones de Isapres se concentran en los cinco mega prestadores: Banmédica y Vida Tres, (25,23 %); Consalud (21,73 %); Cruz Blanca (19,77 %) del grupo Said; Colmena Golden Cross (16,07 %) y Mas Vida S.A. (13,41 %).

Esta situación genera una baja rentabilidad para los profesionales, ya que o reciben bajos sueldos de los mega prestadores, mientras los independientes deben bajar los precios y que muchas veces, hace insostenible el negocio.

La principal demanda del Colegio de Dentistas y de los alumnos de odontología es la regulación de parte del Estado para que no existe esta sobreoferta. Además, hay que resolver la contradicción entre la gran cantidad de dentistas que no participa de la salud pública.

Según el doctor Cousiño, “es el Estado y no el mercado quien debe regular la cantidad y calidad de los profesionales que se forman, como ocurre en todos los países desarrollados del mundo”.