confech-620x330El pasado sábado, la Confederación de Estudiantes de Chile (Confech) tomó la decisión de retirarse de la Mesa de Participación establecida por el Ministerio de Educación (Mineduc), que era parte de la estrategia gubernamental para socializar y dar respaldo al proyecto que está promoviendo en el parlamento. A saber, el fin al lucro, a la selección y al copago, son parte fundamental en el proceso de reforma educacional.

Desde sus inicios los estudiantes han señalado que el diseño de dichos proyectos no representa la demanda de terminar con el mercado de la Educación, y han demandado profundizar sus alcances. Sin embargo, desde que comenzó a funcionar la instancia participativa del Mineduc, la Confech no había emitido mayores juicios en torno a la instancia, sino hasta la tercera semana de agosto, cuando en una estrecha votación, decidieron inicialmente mantener su participación dentro de la instancia.

Sin embargo, en la votación que se desarrolló el 30 de agosto en la Universidad de Concepción, finalmente los universitarios decidieron retirarse para demandar una mesa directa de trabajo con el ministerio, exigiendo que el carácter de esa instancia sea de resolutivo.

La movida, aplazada una semana, generó el primer roce público entre algunos de los diputados de la “bancada estudiantil” y la conducción de la Confech. Ello, porque las militantes comunistas Karol Cariola y Camila Vallejo plantearon su discrepancia con la decisión de los universitarios. Mientras Cariola señaló al respecto que “es una muestra de que quizás a los dirigentes estudiantiles de la Confech particularmente, y a la actual conducción, les hace falta un poco más de reflexión respecto del rol que están jugando y que deben jugar respecto de esta reforma”, Vallejo planteó que los actuales dirigentes que conducen la Confech “no son el movimiento estudiantil, son una parte de este movimiento”.

Vallejo añadió además a su crítica la falta de propuestas, al señalar que “entendemos que la Confech también está trabajando en indicaciones (al proyecto de fin al lucro, copago y selección), pero todavía no las conocemos y estamos ya a dos días de que se venza el plazo. Entonces, también para ser incidentes hay que actuar oportunamente”, agregó la parlamentaria.

Esa visión fue respaldada por Giorgio Jackson (Revolución Democrática) al indicar que “sería bueno ver cuáles son las distintas propuestas de participación que tienen los estudiantes, para que esto sea más efectivo”.

El único diputado que se desmarcó de la crítica a la Confech fue Gabriel Boric (Izquierda Autónoma, IA), que entregó su respaldo al desestimar el valor real de la Mesa de Participación del Mineduc.

 

La apuesta por forzar diálogo directo

lista fepucvJorge Rauld, presidente de la Federación de Estudiantes de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso (FEPUCV), señaló que el momento al interior de la Confech requiere de unidad para presionar al gobierno y conseguir la instancia vinculante que están demandando. “Hemos demostrado voluntad al diálogo, pero necesitamos voluntad para un diálogo que sea vinculante, en el cual se pueda incidir realmente”, indicó el militante de Izquierda Autónoma, quien agregó que “en el plan de participación, esas condiciones no se cumplieron”.

Para Rauld, las críticas de Vallejo, Cariola y Jackson le parecen extrañas ya que asegura que como Confech sí presentaron indicaciones al proyecto del Ejecutivo, y señala que los diputados “responden a ciertos intereses, que no son necesariamente los del movimiento estudiantil, y por eso es necesario mantener la autonomía e independencia política que ha manifestado siempre el movimiento”.

En su momento presentamos indicaciones en la Comisión de Educación de la Cámara”, afirma Rauld, y afirma que el desconocimiento a dichas indicaciones por parte de las diputadas Cariola y Vallejo le parece “raro” ya que a él mismo le tocó ver los documentos que presentaron, en momentos que tanto Vallejo como Jackson estaban, además del diputado Mario Venegas. “Incluso participó la Cones (Coordinadora Nacional de Estudiantes Secundarios) con Paredes (Ricardo, su vocero) donde planteamos nuestra posición al respecto”, afirma.

Rauld defiende la decisión de retirarse de la Mesa de Participación del Mineduc. “Lo importante acá no es llevarle el amén al Gobierno, sino que defender las demandas que se han presentado”, señaló, y agregó que aunque no existen plazos para demandar una instancia resolutiva, “lo importante para nosotros es articularnos con otros actores sociales, como lo que hoy es la Mesa Social por la Educación y lograr un espacio directo con el ministro”.

Felipe-Quezada-presidente-de-la-fec-1Por su parte, Felipe Quezada, presidente de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Concepción (FEC), respaldó la decisión del Confech criticada por parte de la “bancada estudiantil”, y afirmó que “aunque el ministro diga que terminaron los diálogos, eso es una mentira, porque se estableció que este plan iba a ser a nivel de 53 provinicias. Habrán terminado en Santiago, pero Santiago no es Chile. Acá en Concepción hay fecha para septiembre de otra sesión y hay otra fecha en Los Ángeles para octubre”.

Quezada, anfitrión en la última sesión de la Confech, afirmó que la decisión significa “restar un actor importante a la aprobación de esta reforma y que le daba la base social necesaria”, y agrega que “el mismo ministro le restó importancia al levantar diálogos paralelos, algunos que tienen vinculación directa con partidos de la Nueva Mayoría y otros que son con la propia derecha, que son el sector que hoy día quiere mantener a toda costa el lucro en la educación”.

Junto con criticar la “política de los consensos”,  Quezada indicó que las críticas de parte de tres de los diputados de la “bancada estudiantil”, están “totalmente tendenciadas y apuntan a descalificar a un actor que hoy le resta validez al gobierno, y ellos son parte del Gobierno. El problema no es que estén trabajando con el Gobierno, es que la reforma no acaba con el mercado en la educación”.

Quezada indica que para incidir, lo más probable es que se establezca una “agenda corta” con el Ministerio, pero recalca que “ninguna negociación de este tipo va a ser fructífera si es que antes no somos capaces de movilizar. La derecha tiene los medios de comunicación y son propietarios de centros de educación. Nosotros, como estudiantes, tenemos un medio de presión mucho más fuerte que es la calle, y así como posicionamos la demanda por la educación, ahora no podemos abandonar bajo ningún precepto la movilización”, finalizó Quezada.

 

Casi a los combos

pablo hidalgo dirigente feuv sede stgoPablo Hidalgo Gálvez, presidente de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Valparaíso sede Santiago (FEUV Santiago), es cercano al bloque que conforman en conjunto Revolución Democrática (RD) y las Juventudes Comunistas (JJ.CC), que había logrado hasta el sábado pasado mantener a la Confech dentro del plan de participación ministerial.

Crítico de la decisión, plantea que “el carácter a largo plazo de la reforma no se ha logrado entender por parte de algunas federaciones” y agrega que los problemas de conducción en la mesa ejecutiva se han reflejado en “votaciones manipuladas y que de pronto se dan cosas que en sus propios plenos no se han decidido“, en directa alusión a la última sesión de la Confech en Concepción.

“Muchas veces la discusión está a punto de transformarse en una batalla campal, en ofrecimiento de combos y son malos ratos para los estudiantes que vamos a los Confech”, afirma.

Hidalgo aseguró que ese tipo de actitudes distraen la discusión de los temas de fondo “y se terminan quedando en la cosa chica”, y agrega que no todas la federaciones están alejadas del Gobierno. “Es un alejamiento de algunas partes que componen el Confech porque existe un cierto grado de intolerancia en las discusiones que se dan”, afirma.

Es difícil para nosotros dar una buena imagen a la sociedad si nos estamos peleando por puras leseras“, afirma categórico, y plantea que la situación a futuro “está bastante complicada porque está muy dividida, está muy tensionado el ambiente y hay cierta odiosidad entre las federaciones más poderosas que componen el Confech. Eso hace difícil llegar a consenso, sobre todo cuando hay federaciones que no respetan la parte democrática que debiese tener la representación de sus bases”.

Hidalgo dice desconocer si han sido presentadas indicaciones por parte de la Confech, y pone en duda que así haya sido. “Muchas veces no se entiende lo que significa el acto formal de presentar una indicación y se confunde con lo que es una opinión. En el mismo pleno nos ha pasado que creemos que por dar a conocer nuestra opinión, se está aceptando como indicación”, y afirma que no han sorteado correctamente los procedimientos para redactar los artículos necesarios.

El presidente de la FEUV Santiago aseguró estar “bastante molesto” con la forma en que se dio la votación que determinó la bajada de la Mesa de Participación, y agrega que “nos parece irrisorio e ilógico plantear una agenda corta con el ministerio si nos restamos de los diálogos ciudadanos, no le veo mucho sentido“.

De todos modos, Hidalgo confía en la fuerza del movimiento estudiantil, y asegura que “no creo que el Gobierno quiera jugar a hacerse los que no escuchan”.

“Tenemos que salir a interiorizar a toda la sociedad las demandas que tenemos, que es por lo que estamos luchando, más allá de si tenemos o no llegada con el Gobierno. Es un momento histórico, que difícilmente se vuelva a repetir, y debiésemos enfrentarla con ánimo de madurez y no con ánimos de revolución“, finalizó el dirigente.

 

Alianza de trabajo con “bancada estudiantil”

Durante la jornada de este martes, la mesa ejecutiva de la Confech se reunió con los diputados Boric, Jackson, Cariola y Vallejo para limar asperezas tras el cruce de declaraciones, y acordaron conformar una alianza de trabajo que permita que las demandas de los universitario lleguen al Comisión de Educación de la Cámara de Diputados.

“Hay un respeto mutuo a lo que cada uno está haciendo y sabemos que es importante que estemos juntos en esta pelea por cambiar nuestra educación”, afirmó la presidenta de la Federación de Estudiantes de la Universidad Católica (FEUC), Naschla Aburman tras la reunión, según consignó Radio ADN. 

Aburman indicó que “más que poner nuestras fichas en ellos y delegar cosas que tenemos que hacer nosotros, es una alianza de trabajo con los cambios que el país necesita, respetando los espacios que cada uno tiene“,  y agregó que “hay disposición de trabajar en conjunto y, en general, vamos por la misma línea en términos de poner fin al lucro, erradicar el mercado de la educación y la educación como un derecho“.

Por su parte, Melissa Sepúlveda, presidenta de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Chile (FECH) indicó que “queremos impulsar de manera conjunta las convergencias que tengamos“.

En la reunión, los parlamentarios dieron también a conocer las indicaciones propias que presentarán al proyecto del Gobierno, las que fueron respaldadas casi en su totalidad por los dirigentes universitarios.