Sólo el 2,5% del agua del planeta, es apta para el consumo, la industria o la agricultura. Ante una evidente escasez del recurso hídrico, existen alternativas para hacer más eficientes nuestro uso.

Una de las posibilidades es la recuperación de aguas lluvia, ideal para un país de precipitaciones como el nuestro. Estas aguas no son aptas para el consumo humano si no las potabilizamos, pero son útiles para regar, para la limpieza del hogar y otro tipo de tareas que requieran agua.

agualluviaUno de los sistemas más comunes es la recolección en aljibes. El proceso comienza en el techo de la casa: las canaletas, desde ahí recibe el agua de lluvia y luego escurre hasta un estanque subterráneo donde se captura, filtra y almacena.

Si vives en una región lluviosa, podrás usar constantemente este sistema o puedes alternarlo con el tradicional. El agua almacenada queda libre de impurezas y si bien no es apta para beber si se puede limpiar los pisos, bañarse e incluso cocinar si el agua se hierve. También puedes crear un sistema artesanal de recolección en bidones recolectores, siguiendo estos pasos:

Área de captación: es lo que atrae la lluvia. Un ejemplo son los techos de casas antiguas que no contengan ningún tipo de sustancia toxica, como por ejemplo: los impermeables que se suelen poner para tapar goteras. Dependiendo de la pendiente del techo será la magnitud del agua que logre obtener.

Conductos de agua: Los conductos de agua son los encargados de transportar el agua. Son tubos puestos específicamente en los bordes del techo, y traslada el agua a un lugar determinado, elegido por la persona.

Filtros: son imprescindibles para eliminar el polvo y las impurezas que acarree el agua. Existen múltiples formas de filtrado que van desde la simple eliminación de las impurezas más gruesas hasta las que permiten la potabilización y el pleno uso del agua

Depósitos o aljibes: Son los encargados de almacenar el agua. Pueden ser tachos grandes, o barriles, también botellas cortadas por la mitad.
Recuerden ser precavidos en la selección de depósitos y el lugar donde estos estén, ya que pueden también atraer mosquitos y entre ellos el del dengue.recoleccion agua
Siempre chequear los depósitos por los motivos anteriormente mencionados o en caso de que caigan desechos en ellos no deseados.

Se estima que se puede conseguir un ahorro de cerca de 90000 litros anuales, en una vivienda familiar con 4 personas. Cabe señalar, que excepto las casa con piscina; regar, lavar los autos o limpiar la vereda representan alrededor del 50% del consumo de agua en la ciudad. Es decir que con un sistema de recolector de lluvia se podría reducir la cuenta del agua a la mitad.

Se necesitaría poca cantidad de lluvia que en teoría se necesita para abastecer un hogar. Por ejemplo un chubasco de 30 litros/m2 y sobre una superficie de recogida de 150 m2, puede llevarnos a recoger 4.500 litros de agua que además al no contener cal, sería perfecta para tuberías y desagües de lavadoras.