Tras varios ensayos clínicos, los médicos decidieron que Minghao, un niño de 12 años con un tumor cancerígeno en su segunda vértebra cervical era el candidato ideal para implantar, por primera vez en la historia, una pieza exactamente igual a su hueso, pero de titanio.

La cirugía tuvo lugar en la Universidad de Pekín el 18 de agosto pasado, donde los cirujanos cortaron la vértebra infectada por un tumor canceroso y la reemplazaron por una artificial durable impresa en 3D en la parte superior de su columna vertebral.

vertebra artificial“Este es el primer uso en el mundo de una vértebra impresa en 3D como un implante para cirugía de columna vertebral,” dijo el Dr. Liu Zhongjun, el director de ortopedia del Hospital de Pekín, que realizó la cirugía.

“La impresión 3D tiene la gran ventaja de que se pueden fabricar prótesis de forma y tamaño exactamente igual a la pieza original, algo que facilita mucho la adaptación al cuerpo y la recuperación de los pacientes”, señaló Liu.

Tras un mes después de la operación, y a pesar de que el paciente se somete aún a sesiones de radioterapia, el implante se ha adaptado al cuerpo y la vértebra artificial es mejor que cualquier otro método anterior.