caballoDurante la tarde del domingo 21 de septiembre, mientras se realizaba un acto ecuestre en la explanada del Parque Padre Hurtado, un caballo murió frente al público que observaba la escena.

Según los activistas denunciantes, al comenzar a correr, el animal se paró en sus dos patas traseras y cayó de espalda al piso, junto al jinete.

Los asistentes aseguraron que no habían veterinarios presentes que pudieran prestarle ayuda al caballo, que en el suelo movió sus patas hasta que falleció. Posteriormente, un tractor llegó a retirarlo del lugar y no se supo más sobre él.

Ante la extraña situación, los animalistas llamaron a poner atención al trato y cuidado de los animales que se realiza en el Parque Padre Hurtado, donde un día antes se realizó una protesta –de un grupo de 15 activistas de la Sociedad Chilena de Protección Animal (SCPA)- en contra del rodeo que se desarrolla tradicionalmente en el recinto.

Los opositores de la práctica, apuntada como un deporte oficial chileno, han hecho énfasis en que la actividad involucra “violencia y maltrato a los animales, por usar golpes reiterados en su función, aplicación de corriente eléctrica, azotes físicos y estrés psicológico”.

Para los denunciantes, lo ocurrido ayer con el caballo en el recinto puede ser una señal del estrés y maltrato excesivo al que son sometidos los caballos, novillos y terneros en las actividades realizadas en Fiestas Patrias.