reforma_pena_INTERIOREl presidente mexicano, Enrique Peña Nieto firmó una polémica reforma energética que abre la puerta a la inversión privada de hidrocarburos a la empresa energética nacional Pemex dentro de ella la región más rica en crudo del país.

Chicontepec cuenta con el 40% de las reservas y que sólo ha sido explotada sólo por al empresa Pemex. De los 169 campos energéticos que la Secretaría de Energía de México ofrecerá a los nuevos participantes de la industria a partir del próximo año, 90 están localizados allí.

En 2010, la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH) del país azteca presentó un informe que analizaba la industria en el sector y apuntó a los altos costos de indemnización para la población colindante y el riesgo medioambiental.

La intervención para explotar Chicontepec es bastante agresiva ya que se necesitaría utilizar el método fracking ( facturación hidráulica) que daña bastante los terrenos. La idea de abrir los capitales de la empresa estatal a inversionistas extranjeros también ha sido discutida para aplicarse en Chile en la minera Codelco.

Si bien la reforma mexicana fue recibida con entusiasmo en los inversionistas extranjeros la evaluación del primer mandatario mexicano, ha caído al interior del país y las encuestas dan cuenta de que el 60% de los mexicanos desaprueban la labor del presidente en temas económicos.

Peña Nieto, militante del PRI, representa la centro derecha, y la reforma energética se enmarca en una serie de reformas liberales en materia laboral, educativa, fiscal, política entre otras.