la-proxima-guerra-ataques-aereos-estado-islamico-irak-eeuuAl menos 15 muertos dejaron los primeros bombardeos aéreos contra ISIS, registrados en localidades al norte de Siria, entre ellos su principal bastión ubicado en Al Raqqa, localidad que el grupo de yihadistas había capturado en 2013.

Apoyados de aviones caza, bombarderos y misiles Tomahawk estadounidenses, los principales objetivos fueron los principales cuarteles militares del grupo islámico, entre ellos al antigua sede del gobierno provincial de Al Raqqa, donde el Estado Islámico había montado uno de sus centros de operaciones más importantes.

En este bombardeo, según informan agencias internacionales, hubo varios muertos a pesar de haber sido evacuado ante la inminente ofensiva militar estadounidense.

El resto de los ataques se concentraron en localidades fronterizas con Irak, como Deir al Zur, donde varios puestos de control, edificios y la Escuela Industrial, ocupada por lo yihadistas, habrían sido destruidas.

La “coalición internacional antiyihadista”, liderada por Estados Unidos, agrupa además a otros estados árabes, entre ellos Jordania, Emiratos Árabes, Arabia Saudita, Bahrein y Qatar.

Anoche, el contralmirante John Kirby, portavoz del Departamento de Defensa estadounidense anunció en un comunicado que su país y “naciones aliadas” habían iniciado la ofensiva de ataques aéreos en una combinación de cazas, bombarderos y misiles Tomahawk lanzados desde el mar.

Esta nueva ofensiva marca una expansión geográfica en el combate de EE.UU contra el grupo autodenominado Estado Islámico, ya que anteriormente había apoyado a las fuerzas de irak en su lucha contra los yihadistas.

Aún no se conocen detalles de cómo el resto de los estados árabes está apoyando los nuevos ataques aéreos, por lo que muchas incógnitas siguen abiertas en este conflicto armado que consita el interés geopolítico de varias naciones, entre ellas Rusia, Irán y varias naciones europeas, como Francia.

Cabe consignar además que, dentro de este mismo conflicto, un ciudadano francés fue secuestrado en Argelia por el grupo islamita Yamaat Yund al Jilafa, vinculado al Estado Islámico. En un video difundido por internet, los captores de Harvé Gourdel se dirigieron directamente al presidente Fancois Hollande, para que detenga la ofensiva que Francia también encabeza contra ISIS. En caso contrario, decapitarán al rehén, tal como ya ha sucedido con algunos periodistas estadounidenses en las últimas semanas.