altiplano mujeresLas mujeres deben jugar un papel más relevante en la lucha contra el cambio climático al sufrir en mayor medida sus efectos, dijo esta semana la titular de ONU Mujeres.

“Las mujeres están en la primera línea, se llevan lo peor del cambio climático”, dijo Phumzile Mlambo-Ngcuka, directora ejecutiva del organismo de Naciones Unidas dedicado a la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres.

La funcionaria hizo estas declaraciones el lunes ante una audiencia de mujeres dirigentes y ex jefes de Estado de todo el mundo en vísperas de la Cumbre del Clima de la ONU, que comenzó el martes.

Por su parte Michelle Bachelet afirmó que el cambio climático y la igualdad de género están inexorablemente unidos, “Este es un debate crucial porque sabemos que los que están en una situación de desigualdad enfrentan más riesgo”, dijo la mandataria chilena, quien fue directora ejecutiva de ONU Mujeres en 2010.

Bachelet señaló que las mujeres y los niños son 14 veces más vulnerables que los hombres en casos de desastres naturales relacionados con el cambio climático, como las inundaciones y las sequías.

Las mujeres también sufren los efectos negativos del cambio climático en la agricultura, un sector en el que representan el 43 por ciento de la fuerza laboral mundial y el 65 por ciento de los empleados en la cría de ganado, dijo Bachelet.

Bachelet ONUPara mitigar los efectos del cambio climático en estas mujeres agricultoras y ganaderas, existen programas para capacitar a las mujeres en una gestión más eficiente de la ganadería, en una agricultura ecológica que reduce la huella de carbono y en el cultivo hidropónico, que utiliza agua reciclada, agregó.

Durante su intervención, Bachelet abordó siete medidas que está tomando el Gobierno de Chile para mitigar y reducir los impactos del calentamiento del planeta. Destacando que la reforma tributaria contiene iniciativas que contribuyen en la materia. “En nuestra reciente reforma tributaria hemos establecido un impuesto a emisiones de CO2 a aquellas fuentes fijas que superen los 50 megavatios de generación térmica (…) Asimismo, y con apoyo de la iniciativa Alianza para Mercados, del Banco Mundial, evaluaremos otros instrumentos de precios al carbono que el país requiera a futuro”, dijo.

Bachelet afirmó que se había decidido reformar el consejo de ministros para la sustentabilidad y reafirmó el compromiso de Chile de reducir en un 20% las emisiones de CO2.

Pese a que en el mandato anterior de Bachelet  se aprobaron de 42 termoeléctricas con base a carbón a lo largo del país y que la actual Agenda Energética nacional plantea desarrollar los proyectos termoeléctricos consignados en el Plan de Obras de la Comisión Nacional de Energía (CNE), como el proyectos a gas natural de ciclo combinado Octopus en Bulnes o la central termoeléctrica Bocamina II en Coronel,  en su discurso, la presidenta señaló que se está trabajando en una agenda de energía para “avanzar hacia una matriz limpia, segura, sostenible y a la vez validada por la ciudadanía”, que “incluye la adopción de la eficiencia energética como una política de Estado, así como el compromiso de que un 45% de la capacidad de generación eléctrica de aquí a 2025 provenga de fuentes energéticas renovables no convencionales”.