otra educación es posibleExisten cifras alarmantes de niños y niñas diagnosticados/as con variados trastornos del desarrollo, entre ellos, el más frecuente es el déficit de atención con o sin hiperactividad. Ya en primero básico el 5 % de la población infantil ha recibido un diagnóstico de esta naturaleza y está siendo tratado con algún medicamento. Sumado a ello, el rechazo a la escolaridad y la falta de motivación son síntomas recurrentes.

Frente a esta realidad, es que destacados profesionales de la educación y la medicina se reunirán en la segunda versión del Congreso “Otro Camino es Posible: Educar para Sanar”, para abordar desde una mirada innovadora e integral herramientas y modelos formativos alternativos que permitan promover nuevos tratamientos y una educación  saludable.

El Congreso organizado por Equinoxxio y la Facultad de Ciencias de la  Educación de la Universidad Central, se realizará los días 3 y 4 de octubre, y constituye el segundo encuentro destinado a revisar alternativas terapéuticas y formativas. Guillermo Boldrini, médico antroposófico y parte del equipo de Equinoxxio, explicó que este segundo Congreso avanza un paso más allá con respecto a su primer encuentro, que se centraba en el déficit atencional. “El médico recibe al niño/a con un problema o daño ya hecho y dispone de escasos recursos y tiempo para enfrentar el caso de una manera realista y exitosa. Por eso este Congreso realiza un diálogo necesario entre el educador y el profesional de la salud para alcanzar en base a sus disciplinas una reflexión profunda sobre un modelo que permita una educación saludable, y con ello actuar en la prevención y manejo precoz de las dificultades que puede presentar un niño/a en esa edad tan delicada”, sostuvo.

En este contexto, el Congreso revisará los principales enfoques teóricos sobre modelos educativos alternativos, principalmente el planteado por Rudolf Steiner, y desde un enfoque práctico, realizará talleres que entreguen a los y las profesionales herramientas para mejorar su desempeño en el tratamiento de niños y jóvenes con trastornos educativos, así como para fomentar espacios educacionales saludables, orientados a cuidar y cultivar la creatividad de los niños y no hacerlos perder el encanto por el proceso educacional.

Los tratamientos -alejados de los tradicionales fármacos a los que se suele a recurrir – presentan importantes mejorías en los niños/as y se enfocan en medicamentos naturales homeopáticos, psicopedagogía, pedagogía curativa, psicoterapia, cabalgatas terapéuticas, terapia ocupacional, músico y cantoterapia, talleres biográficos para los padres y las madres y terapia familiar, entre otras.

De esta manera, el enfoque está en que los asistentes puedan adquirir estas herramientas, promoviendo que en niños/as al autoconocimiento, manejo de la voluntad y la autodiciplina.

Cabe destacar que la Antroposofía sostiene que la etapa comprendida entre los 6 y7 años de los niños es una etapa muy importante, dado que logran la adquisición del pensamiento operativo concreto, indispensable para el aprendizaje escolar. Iniciar antes de este momento el aprendizaje intelectual, concreto, puede provocar en el niño además del estrés innecesario al que se somete, una merma de su vitalidad y capacidad creativa.

 

Otro Camino es Posible

Boldrini sostiene que la gran mayoría de ellos/as son niños/as sanos, sin embargo sufren la presión para someterse a un sistema de educación que no reconoce, respeta, ni acoge su particular naturaleza. “Tanto en el ámbito pedagógico como en el médico no existe una clara imagen integral de lo qué es un niño/a en desarrollo, generando una mirada sesgada del ser humano, donde se presentan propuestas educativas que están generando muchas patologías, las que son tomadas bajo un reduccionismo médico que agrava aún más la situación”, manifiesta.

El decano de la Facultad de Ciencias de la Educación de UCEN, José Luis Reyes, concuerda con lo planteado y asegura que la educación es una formación fundamentalmente valórica y humanista, y no un medio para adquirir conocimientos y memorizar datos para rendir pruebas exitosas. “Es necesario abordar las problemáticas en educación de una manera global, que integre métodos pedagógicos, educacionales y familiares desde un enfoque saludable

En coherencia con ello, es que el doctor Carlos Navarrete, manifiesta que estamos acostumbrados a una crianza que tiende a sobre estimular a los pequeños, sin embargo explica “el primer juguete que debieran tener las guaguas son sus propias manos. Y, esto se agrava aún más en la etapa escolar, donde el profesor debiera ser una autoridad amorosa, que despierta las ganas de aprender y que enseña al niño a desarrollar su propia voluntad para convertirse en un ser pleno”, manifiesta el especialista.

El Congreso  se realizara durante dos días, en que participarán importantes académicos de la educación, entre las que destacan las expertas en educación infantil de UCEN Victoria Peralta y Verónica Romo, y las educadoras connotadas en pedagogía Waldorf, Ana María Isla y Militza Farga. Se suman a ellas, profesionales de la medicina con importante trayectoria antroposófica, Guillermo Boldrini, José Soto y Carlos Navarrete.   Junto a ellos se desarrollarán 10 talleres que entregarán herramientas para el tratamiento de niños y jóvenes con trastornos educativos.

Para más información www.otrocaminoesposible.cl