glaciar calafateLos glaciares y los casquetes polares son las principales reservas de agua dulce en el planeta y por ello el principal seguro que poseen los ecosistemas y las comunidades humanas para su subsistencia.

La importancia estratégica de los glaciares para Chile, los impactos del calentamiento global sobre ellos y la contaminación y destrucción de glaciares por parte de emprendimientos extractivos, como Pascua Lama o el Proyecto Expansión Andina 244, han puesto de manifiesto la necesidad de su protección.

En busca de una ley que permita el cuidado y conservación de los glaciares, actualmente se tramita en la comisión de Medio Ambiente de la Cámara de Diputados -que preside el PS Daniel Melo- un proyecto de ley presentado por la denominada bancada glaciar, conformada por un grupo de nueve parlamentarios, entre ellos Giorgio Jackson, Andrea Molina y Camila Vallejo.

Los puntos básicos que contempla el actual proyecto de ley glaciar son:

1.- Existen distintos tipos de glaciar. Todos deben ser protegidos.

2.– Todo lo que rodea y conserva un glaciar debe ser también preservado.

3.– Ninguna actividad que generen impactos significativos o daños irreversibles  puede hacerse en un glaciar

4.– Los proyectos que hoy afectan glaciares deben dejar de hacerlo.

5.- Los glaciares deben ser un Bien Público y su cuidado responsabilidad del Estado.

SONY DSCLa rápida tramitación de esta iniciativa -sumado a la poca participación del Estado en el proceso- encendió la luz de alerta en el sector minero, ya que la aprobación e implementación de la ley al prohibir cualquier actividad productiva en las cercanías de los glaciares, afectaría a minas hoy operativas como Los Bronces, Andina, El Teniente y otras.

Ante las preocupaciones esgrimidas por el sector minero, la semana pasada el gobierno notificó al Congreso su decisión de intervenir de manera activa en la discusión del proyecto.

De acuerdo a El Pulso, el texto del proyecto ha sido considerado por algunos sectores como excesivamente restrictivo, pues limita duramente cualquier actividad productiva en los glaciares o incluso en sus cercanías.

Debido a ello, la semana pasada un grupo de los parlamentarios autores de la moción se reunió con el ministro de Medio Ambiente, Pablo Badenier, para tratar este tema, instancia en el que la autoridad planteó sus reparos al proyecto y anunció que el Ejecutivo propondrá su propia iniciativa, la que contendrá cambios sustanciales respecto a la que hoy se discute. Se definirá si enviará indicaciones o derechamente un proyecto completamente nuevo al Parlamento, en el cual no se invitaría a la Dirección General de Aguas (DGA) – único organismo del Estado que cuenta con un departamento de glaciología.

En la cita, el ministro además les planteó a los diputados sus aprehensiones al proyecto de ley, que considera es muy restrictivo.