barrickLa sólida defensa que presentaron los abogados de las comunidades y agricultores del Valle del Huasco el pasado lunes en la Tercera Sala de la Corte Suprema parece tener optimistas a los principales afectados por la mina Pascua Lama. Esto luego del recurso de casación interpuesto por la minera ante el fallo de marzo de los Tribunales Ambientales.

Si bien se desconoce la fecha en que se dará a conocer el fallo, la designación de la ministra Rosa Egnem como redactora parece indicar que todo ocurrirá en los próximos días. A juicio de Lucio Cuenca, director del Observatorio Latinoamericano de Conflictos Ambientales (OLCA) y quienes representan a las comunidades, la redacción del fallo sin solicitar más antecedentes puede ser un indicio de una resolución favorable.

“Son códigos de tribunales que en cierta forma entregan algunas señales que por la resolución que se tomó en un tema tan complicado, no podría ser otra posibilidad de que se rechace la presentación, pero es una especulación”.

Las claves un recurso de pobre argumentación

Durante el mes de marzo, las comunidades y agricultores afectados del Valle del Huasco recibieron una buena noticia en su lucha contra la gigante transnacional Barrick Gold. Los Tribunales Ambientales decretaron las sanciones aplicadas al emblemático proyecto Pascua Lama habían sido deficientes y que el proceso debía ser reabierto, sólo que esta vez considerando su impacto acumulativo y no de manera fragmentaria, tal como se había hecho anteriormente.

Sin embargo, como era de esperarse, la empresa no se quedó de brazos cruzados e interpuso un recurso de casación en contra de la resolución del Tribunal Ambiental. Es decir, según la definición de una “casación”, se trató de anular el fallo apelando a problemas de procedimiento o una mala aplicación de la legislación.

Los alegatos se llevaron a cabo el pasado lunes 29 de septiembre, oportunidad en la que la empresa minera trató de probar que existía una autorización para cambiar la metodología para calcular el monitoreo y el sistema de alerta de la contaminación de aguas, y que el Tribunal Ambiental se había excedido en sus atribuciones, suplantando las que les corresponde a la Superintendencia de Medio Ambiente (SMA).

Esto, a juicio del director del Observatorio Latinoamericano de Conflictos Ambientales (OLCA) es falso. “No hay ningún servicio que tenga competencia en esta materia que le haya entregado a la empresa una modificación de la línea de base y un nuevo sistema de monitoreo y de alerta. Nosotros tenemos la certeza de que eso no existe y eso es una interpretación muy temeraria por parte de Barrick”.

“Ellos están tratando de confundir en términos del rol que tiene el nuevo Tribunal Ambiental, que a diferencia de los tribunales normales está concebido de manera mixta, conformado por jueces que son abogados, pero también por jueces especialistas en temas ambientales. Entonces el fallo sin duda se extiende en materia técnica de calidad de aguas por ejemplo”.

A juicio de Cuenca, de ser favorable el recurso para Barrick Gold, se echaría por tierra la conformación y propósito “mixto” que tienen los Tribunales Ambientales, lo que sentaría un pésimo precedente para la nueva institucionalidad ambiental.

Otro de los puntos en lo que se basan los agricultores y las comunidades para pronosticar un fallo favorable está dado por el silencio jurídico por parte de la SMA, la que debería haberse manifestado bajo una supuesta suplantación de funciones por parte del Tribunal Ambiental, tal como argumentó Barrick.

“El principal organismo afectado acá en términos jurídicos es la Superintendencia, porque el fallo es contra la SMA. Pero, este organismo estimó que el fallo del Tribunal Ambiental era tan sólido que no se presentaron a la Corte Suprema. Si ellos que son los principales afectados no se presentaron, sin duda que eso también es una señal importante para la Corte Suprema”, sostiene Cuenca.