Asamblea-Constituyente1Dudas respecto del objetivo de los cabildos organizados por el senador Harboe mostró la iniciativa Ciudadana por una Asamblea Constituyente “Marca AC”, en los que se pretende reflexionar sobre los contenidos que deberá tener la nueva Constitución. El coordinador nacional de la iniciativa, Genaro Cuadros, destacó que siempre es bueno abrir espacios de conversación con la ciudadanía respecto al tema constitucional pero que este no puede ser el proceso con el que el país espera llegar a la nueva Constitución, pues en él no se asegura que las decisiones y planteamientos que allí expresen los participantes sean lo que finalmente configuren el nuevo texto constitucional.

“Creemos necesario que el proceso que el país se dé, sea uno institucional y ordenado donde la participación ciudadana tenga un carácter vinculante. Hoy Chile requiere procesos participativos que no sólo sean cosméticos, de manera tal que la soberanía popular pueda expresarse. Es en el pueblo donde radica el poder constituyente, por lo tanto es él quien debe darle forma a la nueva Constitución que el país requiere. No es una comisión de expertos, ni el Congreso, ni tampoco estos cabildos. Creemos firmemente que la mejor forma de redactar una nueva constitución es mediante una Asamblea Constituyente”, dijo Cuadros.

En Marca AC han insistido en la posibilidad de un plebiscito que pregunte a los chilenos sobre su disponibilidad a elaborar una nueva Constitución, y si ésta debe ser realizada a través de una asamblea constituyente u otros mecanismos. Frente a ello, recuerdan que hoy existe una numerosa bancada de diputados y senadores que están diseñando un proyecto de ley para que la ciudadanía sea consultada vía plebiscito y sea la que decida el mecanismo para una Nueva Constitución.

Desde los territorios que conforman la iniciativa también han expresado sus reparos frente a un proceso –el de los cabildos- que califican como poco claro y donde no se resguarda una adecuada participación ciudadana. Manuel Lobos, de MarcaAC La Florida, destacó que la asamblea constituyente finalmente es un proceso mucho más transparente. “Con la organización de una AC nos aseguramos la posibilidad de que las diversas fuerzas sociales puedan nombrar a sus delegados y que en un periodo acotado de tiempo se genere una propuesta en la cual todos estemos representados”, dijo el dirigente.

Por otro lado, Marisol Rivas de MarcaAC Providencia, afirmó que la ciudadanía ya no cree en la representación política tradicional. “Este Congreso apenas cuenta con un 30% de votación real, por lo que difícilmente ellos pueden hacer la nueva Constitución y que esta resulte ser representativa”.