censoNinoska Damianovic, designada en mayo como jefa del Censo 2017, y Odette Tacla, asesora técnica del proyecto, presentaron este miércoles sus cartas de renuncia al Instituto Nacional de Estadísticas (INE).

Según informa este jueves el diario Pulso, la salida de ambas responde a “diferencias insostenibles” con la directora del organismo, Ximena Clark.

Según fuentes no específicadas por el matutino indicaron que “Damianovic y Tacla habrían transmitido la noción de que no querían volver a improvisar, tal como ocurrió con el Censo que se realizó en 2012“, y “tampoco estarían conformes con el clima laboral implantado por la nueva administración”.

“Lamentablemente los estilos de liderazgo no se acomodaron a las exigencias del cargo y llevaron a las profesionales a renunciar”, señala un comunicado interno difundido por Clark luego de que las dimisiones se hicieron oficiales.

El matutino da cuenta también de la versión de “fuentes de Gobierno” que “aseguraron que Damianovic tenía hace algún tiempo problemas con los equipos técnicos y que su trato era ‘difícil'”.

 

“La renuncia de Ninoska Damianovic fue una renuncia voluntaria. Lamentamos la situación, porque empaña el correcto proceso del censo“, dijo Clark en declaraciones a Pulso.

“La renuncia tiene que ver con distintas maneras de liderar equipos y llevar a cabo un proyecto de esta envergadura”, señaló la economista, para quien “este tipo de episodios sólo hacen recordar los momentos amargos vividos en el pasado“.

Los equipos censo ya conformados seguirán funcionando y yo tomaré a mi cargo el proyecto censo, fortaleciendo aspectos de gestión que puedan contribuir en esta labor y obviamente, apoyándome en la experiencia de los equipos técnicos que ya están trabajando“, anunció.