10429407_10152685225099597_3417524534917825704_nLas ideas de los Chicago Boys, testimoniadas en el texto El Ladrillo, fueron la inspiración para el artista visual Francisco Tapia, conocido como “Papas Fritas”.

Su nueva obra, tras la polémica quema de pagarés de la Universidad del Mar, rescata la metáfora tras la forzosa imposición de las ideas económicas de la dictadura y su tranquilo pasar durante la democracia. En este relato, donde una joven estudiante dispara hacia Pinochet y termina acribillando a los presidentes de la “transición a la democracia”, se plasma la impotencia y el dolor de los últimos años.

Conozca las ideas de Papas Fritas detrás de su sangrienta perfomance, disponible para el público hasta el 18 de enero en el MAC de Quinta Norma.

 

¿Cómo nace esta idea que tiene en su centro a El Ladrillo, la carta guía de los Chicago Boys para la dictadura?

Esto se enmarca en el trabajo que hemos realizado con el colectivo Etcétera, que es el que cura esta exposición. Hay 28 proyectos más sumamente interesantes, que posicionan diversas demandas sobre extractivismo y neoliberalismo en Chile. Justamente a partir de estos temas quise poner mi punto de vista, que para mí es la razón de por qué se realiza un golpe de Estado en Chile, por qué se genera una dictadura, por qué se prolonga y ratifica como un gobierno y luego, la transición continua haciendo una prolongación de esa dictadura.

“Ya en el 80, sembrado el miedo y habiendo generado las matanzas y la crueldad más dura, pudieron dedicarse sin ningún problema a este modelo y El Ladrillo se vuelve efectivo no sólo como libro, sino como leyes y hasta llegar a la Constitución”.

Tomo El Ladrillo, que es un libro que se escribió un poco antes de las elecciones de Salvador Allende como presidente, se escribe específicamente por estudiantes de la Universidad Católica como política económica para el posible gobierno de Jorge Alessandri. En el 72, los Chicago Boys ya habían sido preparados y otros continuaban siendo preparados en la Escuela de Chicago. Ya en el 80, sembrado el miedo y habiendo generado las matanzas y la crueldad más dura, pudieron dedicarse sin ningún problema a este modelo y El Ladrillo se vuelve efectivo no sólo como libro, sino como leyes y hasta llegar a la Constitución. Más tarde Ricardo lagos ratificó esa Constitución sin ningún consenso, esto es parte de la dictadura que hacen los gobiernos democráticos que hoy vemos, como la Concertación, la derecha chilena y lo que hoy se llama Nueva Mayoría.

10704081_10152508463556519_4223370050260185810_nA partir de esa idea, es que yo elijo a una estudiante para participar de este atentado. Es una estudiante porque representa a la fuerza joven, una mujer, que tiene la posibilidad de poder romper con este ladrillo. Lo que estamos viendo es una metáfora, pero la idea es que como sociedad podamos algún día romper ese ladrillo, que son las bases de la economía de Chile. Esta chica dispara, mata al dictador y luego se ve una secuencia de caídas de los gobernantes que vinieron después, que fue Aylwin, Frei, Lagos, Bachelet y Piñera. Sin cabezas, ellos, porque ellos no son el poder, finalmente el ladrillo es el poder, el verdadero rostro de los gobernantes actuales.

 

Mucha gente puede entender lo que provocó la dictadura en el país en cuanto a violaciones de DD.HH., pero pocos conocen la obra de los Chicago Boys y el impacto que tuvo en nuestras vidas sus ideas económicas, ¿no?

La idea es reflexionar en torno a eso. Cómo la dictadura continúa y por qué razón fue la dictadura, por qué hubo un dictador, por qué tantos asesinatos, por qué se prolonga y por qué seguimos teniendo leyes y reglamentos que permiten que la dictadura siga existiendo sin ser llamada así. En Chile se puede hablar públicamente, sin sanción, la negación de la dictadura y mentir sobre las violaciones a los DD.HH., todavía hay una Fundación Augusto Pinochet o Jaime Guzmán. Ayer habló Karol Cariola sobre la idea de generar una ley que prive los homenajes a los dictadores, pero ella misma fue una de las personas que le rinde homenaje en la catedral de la democracia a Jaime Guzmán, que es uno de los fundadores del por qué del golpe.

Son las mismas personas que ratificaron a Frei o a Aylwin, que son quienes continuaron con la dictadura. Yo no tengo nada contra el comunismo o el socialismo, pero no voy a dejar nunca de hablar mal del PC chileno ni tampoco del partido socialista. La derecha, yo sé que es mi enemigo, pero que no me vengan a mí hablar, porque estos personajes que siempre han boicoteado al pueblo, boicotearon a Recabarren, incluso, a Clotario Blest, la revolución de la chaucha y  Teillier, como generalísimo del frente, dejó botados a todas esas personas a las que fue a buscar a las poblaciones. Nunca les voy a creer.

 

La perfomance es llamativa desde que expone a ex presidentes y al dictador acribillados. Sobre todo en el caso de Pinochet, ¿fue su muerte fue la fantasía de varias generaciones?

“Esto trata de mostrarte esa ilusión de lo que no fuimos capaces de hacer y lo que este sistema tampoco pudo hacer, que es haber ajusticiado a una persona que hizo mucho daño y quizás no disparándole, pero sí preso. Debería haber muerto en una cárcel, pero no tranquilo, impune y feliz, siendo un héroe para mucha gente”.

La ficción, a veces y las artes visuales, pueden tratar de crearnos esos estados de subjetividad, que lamentablemente han adoptado los medios y la publicidad para hacernos consumir, básicamente. Pero, el arte tiene esa capacidad y mi labor como artista es entregar subjetividad para motivar reflexiones y poder crear ese estado de fantasía, por ejemplo, en esta obra, de ver a una persona que hizo tanto daño, que violó los derechos humanos y quedó impune siempre, y que a través de él, también se ven todas las personas que están impunes actualmente. Ver a Labbé cómo logra con 200 mil pesos salir libre de asesinatos que le inculpan, cómo el informe Valech tiene un decreto de ley que lo cierra por 50 años, firmado por Ricardo Lagos. Esto trata de mostrarte esa ilusión de lo que no fuimos capaces de hacer y lo que este sistema tampoco pudo hacer, que es haber ajusticiado a una persona que hizo mucho daño y quizás no disparándole, pero sí preso. Debería haber muerto en una cárcel, pero no tranquilo, impune y feliz, siendo un héroe para mucha gente.

Muchas personas de nuestro pueblo aún creen que Pinochet fue una gran persona y yo entiendo por qué deben creerlo, porque vivimos en un sistema donde se nos bloqueó culturalmente, donde la educación es malísima y todavía no somos capaces de declarar como país los verdaderos hechos.

 

elladrilloEl continuismo del legado dictatorial es uno de los temas de tu obra. En esta muestra, los presidentes de la democracia son tan ajusticiados como el dictador Pinochet. ¿Cuál es la responsabilidad que crees que tienen?

Yo veo toda la responsabilidad en ellos y veo más responsabilidad que la del dictador. El dictador es el dictador, el enemigo, pero los otros que vienen a venderte pomada de que vamos a cambiar las cosas, que están haciendo montaje para poner una ley antiterrorista, matar gente mapuche… hoy hay desaparecidos en democracia. Ante personas que están completamente desarmadas en el sur del país, se nos ha privatizado todo y nosotros no hemos hecho nada. Al pequeño movimiento y menor esfuerzo social de desobediencia civil, se nos pone una bomba en el metro, la cual podría haber restado vidas y el gobierno, a través de sus montajes, mató en el barrio Yungay a un civil. Todas estas personas son responsables. Han capitalizado esas muertes y ese dolor, nunca les interesó su pueblo. Ellos también tiene sus empresas y les ha convenido este sistema neoliberal, no tienen ningún interés por cambiarlo.

“Todas estas personas son responsables. Han capitalizado esas muertes y ese dolor, nunca les interesó su pueblo. Ellos también tiene sus empresas y les ha convenido este sistema neoliberal, no tienen ningún interés por cambiarlo”.

 

Infiero que Bachelet no está ahí acribillada sólo por lo que hizo durante su primer mandato. ¿Tampoco te convence el proyecto de la Nueva Mayoría?

Cuando fueron las elecciones entre Frei y Piñera, yo deseaba que saliera Piñera. ¿Por qué? Porque iba a haber una reacción de parte de los movimientos sociales y las cúpulas que controlan a los movimientos sociales, como lo vemos hoy con Gajardo, con Bárbara Figueroa, del PC, y otros tantos demócratacristianos iban a permitir, porque había un gobierno de derecha, que hubiera manifestaciones y por eso tuvimos tanto movimiento el 2011, gracias a eso, a que hubo un gobierno de derecha. No es que valore ese gobierno, sino que gracias a ellos tuvimos a los partidos, que se hacen llamar sociales, dando la posibilidad de que soltaran al movimiento y lo dejaran movilizarse. Ahora, cuando queremos seguir cambiando las cosas, nos boicotean y nos dicen que somos de derecha por intentar denunciar lo que están haciendo con los profesores. Ellos no nos quieren participando, no quieren Asamblea Constituyente, por eso mismo Javiera Parada se fue a Marca AC, para controlar a ese movimiento y ahora se ganó un cupo en Nueva York.

 

elladrilloEn otros medios consideraron a Allende entre los presidentes acribillados por error. ¿Por qué él no está?

Hoy me aclararon que fue un error de parte del Museo de Arte Contemporáneo, en el comunicado de prensa. Yo no soy allendista, soy un gran amante de lo que sucedió creativamente de parte de la sociedad chilena durante la Unidad Popular. La UP fue la fuerza creativa de una sociedad que podía levantar a cualquier persona para ellos ejercer el poder y esa es la verdadera democracia. La democracia es tener personas que administran tus bienes y tributos de un país y exigirle a los empresarios que explotan, que paguen sus tributas. Ninguna reforma tributaria servirá mientras exista la Teletón y las personas sigan evadiendo impuestos a través de estas fórmulas de ONG’s. ¿Por qué no creo en Bachelet? Por eso. Allende no es continuista de la política, es golpeado, pero el más golpeado es el pueblo chileno. Mi idea del arte es poder crear esa subjetividad y tratar de entregar posibilidades subjetivas a las personas que hemos sido totalmente desamparadas de la educación, de la cultura y del conocimiento. Para mí la salida hoy es crear la desobediencia civil de manera pacífica. Esta obra para mí, es eso, poder reflexionar sobre ello, sobre ese ladrillo económico que nos introdujeron a la fuerza.

 

Mirando en perspectiva tu arte, lo que hiciste con la U del Mar, que fue mediático y polémico, y lo que propones hoy, que parece ser bastante punzante, hay una mezcla entre provocación y política que es muy llamativa y muy diferente a lo que se suele hacer en Chile, donde el arte es más bien ambiguo. ¿Cuál es el motor de tu trabajo?

10420327_10152685243469597_8167491692511001785_nNo sucede más en el arte chileno porque éste tiene la costumbre de ser un arte que viene desde la academia y yo no fui a la universidad. También de personas que tienen la comodidad económica para poder vivir, el arte es un lujo, muy complicado. Gracias a un esfuerzo, a un trabajo y a una red de colaboraciones de amistades y familia, he podido sacar adelante esto, pero para hacer un arte así hay que encontrarse con uno mismo. Yo vengo de una familia con dolores, con los dolores que padecemos muchos ciudadanos en este país. El arte me sale desde ahí, de lo que yo he vivido.

Mi empatía no es gratuita, no es que yo quiera empatizar obligatoriamente con la Fenapo o Juan Pablo Jiménez, los 81 presos, o con los mapuche… es porque yo vengo de ahí. Para poder hablar, hay que haber sentido dolor. Para poder tener rabia, hay que haber sentido rabia. Y la rabia es un elemento positivo que siempre tratan, en el discurso progresista o de derecha, de anular. Es lo más hermoso que podemos encontrar para poder crear. Yo no finjo y sé también que el arte no puede ser complicado para mi pueblo, porque mi pueblo, al que pertenezco, no es un pueblo al cual se le han entregado las herramientas como a las personas que han estudiado arte. El arte se elitiza. Y sí, es mediático y no tengo problema en que lo sea, mientras llegue a más personas y más personas puedan reflexionar y crear desde sus casas. No me refiero a crear manualidades, me refiero a organizaciones, juntas de vecinos, crear comunidades de apoyo mutuo. Si tengo que ocupar los medios de comunicación y mis obras tienen que ser un poco sensacionalistas, lo voy a hacer hasta que me muera. La herramienta creativa es una de las tantas que tenemos para poder luchar.