ajusticiamientoEl joven de 16 años que la semana pasada protagonizó un vergonzoso ajusticiamiento público, tras haber asaltado a un anciano de 75 años en Santiago Centro, entregó su testimonio a 24 Horasy aseguró sentirse arrepentido del delito que cometió.

En una detención ciudadana que claramente excedió los límites legales, el menor de edad resultó siendo golpeado, desnudado y amarrado a un poste con alusa plástica, mientras era insultado y humillado por decenas de transeúntes.

En entrevista con el canal estatal, el joven reconoció haber realizado el robo de un celular a un anciano y mostró arrepentimiento por el hecho. “Siento que me equivoqué, estoy arrepentido.Pero ello tampoco justifica lo que ellos hicieron, porque lo que ellos hicieron fue un delito igual, porque reaccionaron como salvajes y eso no lo deberían haber hecho“, indicó.

Consultado por las imágenes que circularon en redes sociales del momento en el que era insultado mientras estaba amarrado a un poste, el menor aseguró no haber visto por completo los videos, y afirmó que “es una experiencia que quisiera olvidar”.

“Quedé como en shock, no lo recuerdo (el momento de la golpiza)… No es que no quiera recordarlo, si no que no puedo recordarlo”, indicó y agregó que al despertar “vi a todos cómo me trataban, como si fuera un mono de circo, grabando y diciendo miles de cosas“, indicó.

El menor no quedó detenido pues no hubo denuncia del delito que cometió, y no presenta antecedentes ni detenciones previas.

“Mi familia está dolida igual. La veo y está triste”, afirmó y finalmente indicó estar bajo tratamiento psicológico.

 

Lea también entrevista a la socióloga María Emilia Tijoux: “La sociedad chilena tiene un deseo de castigo que sólo se focaliza en los más pobres”