enapEn su última visita al Congreso el ministro de Energía, Máximo Pacheco, aseguró que se está estudiando la posibilidad de que la Empresa Nacional de Petróleo (Enap), se transforme de un productor de hidrocarburos a una empresa de generación de energía.

El Ministro aclaró eso sí que se deben realizar algunas modificaciones legales, de manera de habilitar a la empresa estatal para este “nuevo giro” en su cartera de proyectos. De este modo, la idea central es asegurar la llegada de nuevos actores, pero siempre pensando en Enap como un actor relevante en el mercado interno. Pero, nada se menciona sobre qué tipos de energía -renovables o convencionales- buscará este nuevo desarrollo.

“Enap pueda desarrollar los proyectos y una vez “armados” pueda convocar a actores para ejecutar en conjunto y explotar en conjunto, lo que apareja entre otras cosas, gestión para la eventual llegada de nuevos actores”, aseguro Pacheco.

Actualmente Enap sólo puede participar en el mercado de los hidrocarburos y geotermia, ya sea a través de proyectos propios o en sociedades en las que participa. Sin embargo, con esta nuevo escenario se espera potenciar la participación estatal en proyecto energéticos, haciendo partícipe también al ministerio de Hacienda, quienes tendrán una relación directa con la empresa.

“(El ministerio de Energía) emitirá un informe de evaluación financiera de las iniciativas a desarrollar, sin perjuicio de que el ministerio de Hacienda podrá efectuar evaluaciones adicionales o encargarlas a entidades nacionales o extranjeras”, sostuvo el Ministro de Energía.

Las intenciones del gobierno se suman a las negociaciones de Enap con Codelco, a mediados de año. El objetivo central es adquirir la central térmica “Energía Minera”, actualmente de propiedad de la Codelco y de 1.050 megawatt de capacidad de generación.

enap2Los planes Enap son realizar cambios estructurales, para impulsar la central mediante el uso de Gas Natural Licuado (GNL), bajando su potencia a 760 megawatt. Y finalmente, toda la energía generada sería inyectada al Sistema Interconectado Central (SIC), a través de una línea de transmisión de ocho kilómetros.

En ésta misma línea, el gobierno anunció un plan de capitalización de Enap por cerca de 400 millones de dólares, con el objetivo de ampliar la terminal portuaria de GNL de Quintero y de construir otra en la Región del Biobío.

Las declaraciones de Pacheco llegan en el peor momento de la empresa estatal, luego del derrame en la bahía de Quintero a principios de octubre. El mal manejo comunicacional de Enap y la lenta reacción en compensaciones, produjeron las críticas y furia de pescadores artesanales y de la población de Puchuncaví y Quintero. Ante esto cabe la interrogante si la empresa está realmente preparada técnicamente para asumir este nuevo desafío, y si esto no sería una estrategia de gobierno para impulsar nuevos planes de inversión, pasando a llevar la temática ambiental.