juan ayalaJuan Ayala, “Juanito” para los amigos, lanza su primer disco como solista (20 horas en el Anfiteatro Bellas Artes) tras graduarse de la escuela que fue para él Juana Fe. Con su ex banda como parte de los invitados en el disco, Ayala presenta “Santo y Seña”, estrenado en junio de este año con composiciones y letras propias, cultivando ese estilo llamado ‘nueva cumbia chilena’, fiel a un mundo popular cada vez más sandunguero.

En una presentación que contará con tres actos, incluyendo a la banda de chilenos radicados en Béligica ‘Xamanek’ y un set acústico, Ayala empieza a recorrer un camino en solitario que no implica soledad, ya que estará acompañado de bandas amigas y más de diez músicos en escena, reflejando el espíritu que muestra también “Santo y Seña”, donde grabó con el destacado pianista nacional Valentín Trujillo, y con el argentino Kevin Johansen.

Acá una conversación a pocas horas del lanzamiento de su disco esta noche.

 

-¿Por qué la pusiste “Santo y seña” a tu primer disco?

“El nombre del disco hace alusión al primer lugar donde yo comencé a trabajar de músico, hace ya más de 10 años en un bar clandestino que existía en el barrio Yungay. Era un bar que tú entrabas con una contraseña, con santo y seña. Yo tocaba ahí los jueves, viernes y sábados, y el bar se llamaba “El secreto”. Entonces, tú para entrar tenías que golpear y dar la contraseña, que era ‘vengo al secreto’. Muchas de las canciones de este disco son varias que nunca había grabado y algunas tienen 13 años. Son bastante antiguas, y que desde esa época en la que yo tocaba en el bar solo con la guitarra, he ido tocando en universidades, en centros culturales, en un recorrido paralelo a lo que construí con Juana Fe. Respecto a este disco, cuando ya tenía las canciones y las iba a grabar, pensé en ese juego que es el santo y seña, y así hice esa relación a mi origen como músico”.

“Y además el disco en sí mismo es un Santo y Seña, porque abre una puerta hacia esas canciones que nadie conoce, y que ahora pueden empezar a conocer, porque estaban ahí un poco secretas”.

-En este disco colaboraron varios artistas como Kevin Johansen, Nano Stern, y hasta Valentín Trujillo. ¿Cómo fue compartir con cada uno de ellos y que recuerdas de esas instancias?JuanitoAyala

“Primero que todo, fue puro cariño empezar una nueva etapa con el apoyo de todos mis amigos y colegas. Lo más importante y sorprendente fue trabajar con don Valentín Trujillo. Fue una sorpresa del disco, algo que surgió durante la grabación. Roberto Trujillo, su nieto, grabó en el disco y de repente lo propuso. Entonces fue una cosa muy de ellos, y una felicidad absoluta de poder tener ese tipo de colaboraciones. Así como con Kevin Johansen, con quien somos amigos, y cuando le conté que iba a hacer este disco, prendió inmediatamente. Así también un montón de músicos que están en el disco”.

-¿Cómo surge esa amistad con Kevin Johansen?

“Bueno, él es muy fanático del trabajo con Juana Fe y de varias bandas chilenas. Él está muy pendiente de la música chilena, y en el 2011 nos pidió que lo teloneáramos. Ahí lo conocí y siempre hemos mantenido el contacto. Y de hecho voy a tocar con él el sábado”.

-También dentro de las colaboraciones participaste en el disco de Ana Tijoux, en la canción “Creo en ti”. ¿Cómo fue el proceso de creación de esa letra y qué rescatas de esa experiencia?

“Hay una dimensión que la gente a veces no conoce cuando te ve en el escenario, pero fuera de ahí uno es una persona completamente normal que tiene un montón de amigos con los que comparte. En ese sentido, Ana y yo somos bien amigos, y hace tiempo teníamos ganas de colaborar juntos en una canción y fue una propuesta de ella. Me llamó y me dijo ‘tengo esta canción, quiero que la terminemos juntos’. Y fue muy entretenido. Una de las cosas más entretenidas que tiene hacer un disco es dar el placer juntarte con tus amigos a hacer música. Fue muy bello”.

“Ella tenía clara la idea de la canción y terminamos la letra juntos. Y la canción trata de explicar también eso, que en el fondo fuera del escenario tenemos lo más importante que es una vida normal con tus amigos, tu familia”.

-Ahí está muy fuerte la idea de una construcción de una vida cotidiana pero con un proyecto emancipador del alguna forma.

“Sí, y un proyecto de vida normal también, como si fuéramos trabajadores de cualquier otra cosa. Los músicos y músicas somos obreros y obreras en el fondo. Yo creo que el trabajo está muy sobrevalorado, y creo que la canción habla un poco de eso, de que tenemos una vida normal también acá”.

juanafe-En tu disco también colaboró Juana Fe. ¿Por qué decidiste tomar este camino propio y cómo fue incluirlos en tu disco como solista?

“Lo que pasa es que Juana Fe es mi alma mater, es mi universidad. Entonces, tenía que invitar a mis compañeros de universidad a la titulación. Es eso simplemente. Fueron doce años. Y no hay nada más allá en esa decisión. La música tiene infinitas posibilidades e infinitos caminos. Ya llevaba doce años con Juana Fe y era un buen momento para tomar un nuevo rumbo”.

-En tus letras, tanto antes como ahora, se palpa mucho la calle, el barrio Yungay, hay un rescate del mundo popular y todo esto con una visión más comprometida, con una crítica hacia la autoridad como con la canción “Un Parte”. ¿De dónde surgen esas inquietudes de reflejar estos aspectos pero siempre desde una visión particularmente lúdica?

“Bueno, primero no son cosas que se me ocurren a mí, son quejas que comparto con toda una tribu de amigos, familiares, etc. Y en el fondo, mi trabajo como cantante es poner esas conversaciones que se tienen en la calle, en pasillos, y plasmarlas en un soporte de audio para que nos represente”.

“Nace de eso, y comparto la opinión de que esto está mal, está súper mal. Vivimos en un sistema y en una sociedad que está patas hacia arriba, y lo que hay que hacer es tratar de poner siempre el mundo al revés para poder generar una nueva forma de vida. Qué mejor que una canción nos permita recordar esas cosas que están mal. En ese sentido, la canción “Un Parte” hace alusión a eso, a que uno no tiene una completa libertad en esta sociedad. Estamos viviendo constantemente con prohibiciones que van demarcando tu comportamiento”.

-Esa visión aparece bastante clara en la canción con Kevin Johansen, donde hay dos veredas o formas de entender la vida, el mundo, las relaciones sociales.

“Claro, están los que se hacen los hueones y los que deciden cambiarlo. Pero también esas canciones quise trabajar el aporte que puedo hacer yo a una canción comprometida con un cambio social, y con una reflexión social desde el humor… y si te fijas ambas canciones tienen mucho humor”.

JuanitoAyala 1-Son bastante anecdóticas después de todo.

“Claro, y tienen esa cosa de la cueca también, que es bien anecdótica. Es la mejor manera de enfrentar esas problemáticas también, porque o si no te volvís un hueón latero. No hay nada peor que un tonto grave”.

-En Juana Fe patentaron su estilo como la afro rumba chilenera. ¿Sientes que seguirás por ese camino o te quieres ampliar?

“Es que nosotros hacemos música mestiza. Eso de la afro rumba fue un invento que nos sobrepasó, una tomadura de pelo en realidad hacia la gente que nos preguntaba qué estilo hacíamos. Pero sí, yo estoy en la misma familia de músicos que seguimos trabajando esa línea, emparentados con la Floripondio, Chico Trujillo, Guachupé, los Juana Fe, la misma Ana Tijoux, los chicos de Santo Barrio. Hay bandas, como Los Fabulosos Cadillacs o Mano Negra, que en alguna medida son esa música que mezcla el rock con el folclore y la conciencia. Si hay una raíz musical que tengo y que sigo cultivando es el rock con conciencia para sacudir las neuronas. Rock sabroso para sacudir las neuronas”.