Guilio OhaluerGiulio Ohaluer es un hombre sencillo. Académico y activista italiano-argentino, además de tener un doctorado en Ciencias Sociales de la Universidad de Buenos Aires, es cofundador y miembro del Parlamento Nacional Argentino por el Agua, conferencista internacional, y un ferviente opositor a la fracturación hidráulica (fracking).

A raíz de su reciente visita a Chile para presentar el libro “Fracking: No es no”, en el marco de la “Feria América Leatina Desde Abajo”, El Desconcierto conversó con él para conocer su nueva publicación y su mirada con respecto a esta nueva tecnología petrolera utilizada para extraer shale o tight gas.

 

¿Qué temas toca este libro? 

El libro es un intento de trazar un trayecto de lucha de cómo se viene enfrentando una asamblea, de vecinos auto convocados, con la llegada del fracking, en el territorio de “Vaca muerta”, que es la zona más importante fuera de Estados Unidos de un yacimiento petrolero no convencional (de fracking). Esta es una formación de gas de esquisto, que se encuentra por debajo de toda la provincia de Neuquén.

En ese lugar se inició un proyecto de extracción de hidrocarburos, a cargo del gobernador Jorge Sapag, que actualmente está terminando su mandato. Y es un proyecto que viene de Estados Unidos, y que ya lleva más de una década en la extracción de esos hidrocarburos.

Esto nació de la experiencia de una huerta comunitaria autogestionada. Allí nosotros nos dimos cuenta de que el agua que utilizábamos estaba muy mala, por lo que nos pusimos a investigar, y finalmente nos percatamos de que venía de un embalse artificial que estaba comunicado con un cauce contaminado por hidrocarburos.

Entonces, buscando esto, nos topamos con el plan quinquenal del gobierno, donde se pretenden hacer como cinco mil pozos de fracking en los próximos ocho o diez años. Y ahí comenzamos a pensar “si se viene esto, nos va a cambiar la vida”, porque de hecho la provincia de Neuquén ya tiene un grado alto de contaminación.

fracking 2En principio éramos nosotros nada más, pero luego fueron participando vecinos y agrupaciones mapuches, entre otras. Después de eso, nos conectamos con la comunidad que sufrió el primer pozo de shale gas (gas de esquisto) de Latinoamérica, que es la comunidad de Gelay Ko. Ese proyecto comenzó mal, con mucha represión y con una comunidad muy maltrecha, que no tenían agua, y a pesar de que el gobierno debía entregarles a través de camiones no lo hacían.

 

Porque toda el agua pertenecía a la empresa…

Sí, el agua se la daban a la empresa. Les otorgaron 25 millones de litros (de reservas puras), y a la gente que estaba allí y que no podía tomar agua –porque tiene arsénico en las formaciones de roca- nunca le suministraron ese recurso (el gobierno).

Ese fue el primer experimento de fracking en toda Latinoamérica. Pero, la misma empresa comenzó también a hacer perforaciones para extraer tight gas (gas de arenas compactadas) en la localidad de Allen, que está a unos 20 kilómetros de Neuquén y es la capital nacional de la pera. Allí se comenzó a ver el fenómeno de las chacras petroleras. Es decir, cultivos frutales que entremedio de los árboles tenían pozos de perforación para extraer tight gas.

Esto significó cambiar completamente la matriz productiva del sector, desde frutícola a extractiva, con lo cual se ha “obligado” a los pequeños o medianos productores a vender o arrendar la tierra a la empresa, para que ésta pueda desarrollar pozos petroleros.

Finalmente, después de una lucha de dos años se logró una ordenanza municipal para prohibir el fracking en sitios urbanos. Pero, ese instrumento fue luego vetado por el Supremo Tribunal de Justicia.

 

fracking 1¿Cuáles son los principales riesgos de la fracturación hidráulica?

Está el riesgo a la salud y una gran cantidad de uso de agua. El proceso de fracturación hidráulica requiere mucho de este elemento, a la que se le adiciona cerca de un uno por ciento de químicos. Si bien la fórmula exacta no se conoce -porque las empresas se acogen al derecho de patentes- la Cámara de Médicos de Estados Unidos ha logrado identificar 46, de los cuales un 26 por ciento es altamente contaminante para la población.

 

¿Y cómo es el contexto nacional con respecto al tema?

Nosotros vemos que el fracking se instaló en Argentina por medio de tres metodologías usadas por el gobierno. Una es la represión, lo que se evidenció luego de unas protestas contra un acuerdo de explotación secreto entre YPF (empresa estatal ) y la empresa estadounidense Chevron. En ese momento se generaron múltiples manifestaciones e incluso hubo heridos con balas de plomo. La otra forma es el uso político de la justicia, que es como lo que pasó en Allen, donde un juez logró vetar una ordenanza municipal. Y finalmente existe una especie de “trabajo de inteligencia”, donde a través de fundaciones y ONG’s se “tantea” la organización comunitaria, las asambleas, etc., para conseguir negociaciones entre las empresa y los afectados, de manera de agilizar el trámite de los proyectos.

 

Tú mencionaste que hay 26 químicos contaminantes en el proceso de fracking ¿Cómo se han podido determinar esto si supuestamente las empresas no revelan sus fórmulas? 

A través de análisis de aguas, que se hicieron en Estados Unidos en lugares con pozos de fracking. Aparte, hay algunas empresas que los declaran, pero no mencionan todos lo químicos que utilizan ni tampoco la mezcla.

 

fracking 3

Cómo funciona el fracking. Fuente: Radio Universidad de Chile

Dicen que uno de los impactos del fracking es el aumento de la actividad sísmica… 

Bueno en Virginia, Estados Unidos, yo sé que ha habido mayor actividad sísmica, pero en Neuquén no. Aunque si ha habido temblores producto de las actividades de perforación en general. Yo allá vi muchas casas con grietas, y algunas eran producto de pozos de extracción convencionales, pero yo creo que con el fracking es peor, porque es una extracción mucho más profunda.

Yo lo único que espero es que el fracking fracase a nivel económico, porque tiene toda la potencialidad para hacerlo. Sobre todo ahora que la OPEP (Organización de Países Exportadores de Petróleo) está bajando el precio del barril de crudo.

 

¿Tú lo dices porque la ingeniería asociada a esta clase de proyectos los hace muy caros? 

Sí, pero no sólo eso. También la tasa de retorno energético es muy baja. Por ejemplo, antes se decía que tú de un yacimiento convencional tenías una relación de 1 a 6, por lo que ganabas 5 unidades de energía. Pero con el fracking es 1 a 2,5, por lo que si tienes suerte puedes recuperar 1,5. Y si además quieres sumarle el costo ambiental, porque eso significa sacrificar un territorio por sobre otros usos….

Otra cosa importante es el tema del agua, ya que este elemento es la base de todos los proyectos. Por eso mismo, no es casualidad que este año se reformó el Código Civil Comercial de la Argentina, en donde había un artículo que hablaba del agua como un derecho humano. Ese artículo fue sacado del cuerpo de la ley, y no fue reemplazado por nada. Esto no es casual, porque todos estos proyectos de extractivismo se pueden entregar cuando el agua está asegurada.