Michelle Bachelet COP20Por estos días, Perú está albergando una de las reuniones internacionales más importantes en materia de emisiones y cambio climático, la vigésima Conferencia de las Partes sobre el Cambio Climático (COP20). La instancia, nacida en 1994, es un referente para que los países puedan realizar compromisos para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI), aunque muchas de estas declaraciones carecen se marcos jurídicos que las hagan efectivas.

Para esta oportunidad, y con la presencia del secretario general de la ONU, Ban Ki-Moon, las autoridades esperan redactar un borrador que reemplace al “Protocolo de Kioto”, que actualmente es el principal instrumento que regula la reducción de emisiones.

El problema de este Protocolo, es que debido a falta de cooperación internacional y de compromisos efectivos, no ha logrado satisfacer las expectativas ni cumplir con sus objetivos. Esto último, relacionado con las economías de Estados Unidos y China, principales responsables de las emisiones de GEI pero que sólo durante éste año han logrado comprometer un acuerdo de reducción.

 

cambio climático 4Momento crítico

Diferentes expertos y autoridades han dado señales de que estamos viviendo un tiempo crítico en la historia del clima, y así lo ha ratificado también el Panel Internacional para el Cambio Climático (IPCC), el que señaló que las emisiones de carbono se deben reducir en un 60 por ciento en el mundo.

El problema, es que los efectos ya no son materia de generaciones futuras, sino que estamos en un momento donde los impactos se están haciendo sentir. Y así quedó en evidencia ayer en Lima, luego de que el primer ministro de Tuvalú –archipiélago polinésico ubicado en el Pacífico Sur- interviniera en la Conferencia.

Ese país ha sido declarado como uno de las primeras naciones que desaparecerán ante el cambio climático, ya que el aumento en el nivel del mar ha inundado cultivos y amenaza playas. “Que 2015 sea el año en que salvemos a la Tierra, en que salvamos a Tuvalú, porque si salvamos Tuvalú, salvamos el planeta”, señaló Enele S. Sopoaga en la Conferencia en Perú.

El país polinésico se suma a una larga lista de naciones que viven momentos críticos por los efectos del cambio climático. De hecho, la cantidad de desplazados por desastres en el mundo fue de 22 millones de personas.

 

El escenario para Paris 2015

Con miras a la reunión de Paris el próximo año, se espera que durante la conferencia de Lima se puedan establecer las bases para un acuerdo multilateral contra el cambio climático. De allí la importancia de esta cita internacional.

Es por esto que para la conferencia del 2015 en Europa, diferentes organizaciones, investigadores y la ciudadanía en general, poseen altas expectativas para que se logren compromisos efectivos de reducción de emisiones. Incluso a pesar de que muchas naciones, como Estados Unidos y China, no han querido comprometer acuerdos “jurídicamente vinculantes” y “ratificables”.

Tanto el país asiático como el norte americano constituyen las economías más grandes del mundo, y en conjunto generan casi el 45 por ciento de todas las emisiones de carbono a nivel planetario. El escenario para Estados Unidos parece ser más complejo, pues aun cuando exista voluntad política por parte del gobierno, Obama requeriría el apoyo del congreso, el que actualmente es dominado por los republicanos –quienes históricamente se han opuesto a este tipo de medidas-.

 

cambio climáticoUn grado más sí afecta

De acuerdo a los datos de la Organización Meteorológica Mundial (OMM), las alzas de temperatura que se han registrado durante este año son inéditas, y aunque aún no ha finalizado el 2014, si todo continúa a este ritmo será el período más caluroso del que se tiene registro. Hasta el momento, se ha constatado un alza de 0,57 grados Celsius en relación al promedio del período 1961-1990, que fue de 14 grados.

Si bien estos números parecen casi absurdos cuando hablamos de temperatura diaria, es decir del tiempo, en realidad se refieren a una data larga de registros que sí afectan de alguna u otra forma a los organismos vivos.

Es por esto, que cuando pensamos que el cambio climático traería variaciones entre 2, 4 o 6 grados, se está evidenciando un hecho sumamente complejo. No significa necesariamente que las máximas, en Santiago por ejemplo, pasarán de los 31 a los 35 grados, sino que a nivel global se romperá un equilibro muy frágil.

Es cierto, las temperaturas aumentarán, pero si lo hacen sostenidamente la variación se refleja en el promedio de una serie de años. Así, si la media entre 1961-1990 fue de 14 grados, sólo cabe imaginarse lo que ocasionaría un aumento hasta 16 o 18 grados para el promedio de los próximos 31 años.

En este sentido, Nicholas Stern, destacado economista británico y autor del “Informe Stern sobre la economía del cambio climático”, ha señalado claramente que lo que se viene superó todas sus proyecciones. “Subestimé el cambio climático, las consecuencias serán peores”, mientras que afirmó que las temperaturas aumentarán “4 o 6 grados, algo que ningún homo sapiens ha experimentado”.