Jaime-Gajardo-Darío-Vásquez-profesores-MineducEl paro docente protagonizado por profesores descontentos con la negociación del Magisterio con el Ministerio de Educación podría ver una de las primeras vías de solución para ir destrabando el conflicto, el cual mantiene a más de 800 liceos y escuelas municipales en paro, algunos incluso hace ya siete semanas.

La ventana podría abrirse, y así destrabar el paro docente, tras darse a conocer la apertura por parte del ministro Nicolás Eyzaguirre para incluir a los dirigentes disidentes en las comisiones técnicas instaladas el viernes pasado, destinadas a tratar los puntos del Agobio Laboral y la Deuda Histórica.

El gesto vino tras una intermediación realizada por diputados de la bancada DC ante el titular de Educación, y se tradujo en una petición formal para que la conducción del Magisterio, encabezada por Jaime Gajardo, incluya a los dirigentes comunales de base que se encuentran aún en paro.

La información fue confirmada desde el Colegio de Profesores, desde donde aclararon que la decisión final será discutida este sábado en la asamblea que reúne a los dirigentes nacionales y regionales del Magisterio.

ElDesconcierto.cl solicitó contactarse con Jaime Gajardo para conocer su visión sobre la solicitud de integrar a los dirigentes disidentes, pero desde el Departamento de Comunicaciones de la entidad declinaron entregar declaraciones ante de la asamblea de este sábado.

 

Aún esperan por consulta a las bases

dario vasquezUno de los dirigentes invitados a formar parte de las comisiones técnicas instaladas en conjunto con el Ministerio es uno de los rostros más visibles de la disidencia. Darío Váquez, secretario general del Colegio de Profesores, afirmó que la posibilidad de diálogo directo mediada por los parlamentarios de la DC se da “porque ellos, a diferencia del gobierno central, entienden que hay un conflicto al interior del gremio, y si el gobierno está empeñado en llevar profundas reformas a la educación, tiene que contar con el concurso de los profesores”.

Para Vásquez, la posibilidad de que dirigentes disidentes participen de la instancia con el ministerio “es un avance inédito” y agregó “me parece importante que se abra esta posibilidad para las filiales que están movilizadas”.

Sin embargo, Vásquez advirtió que dicha posibilidad no está garantizada aún ya que falta conocer la postura de la conducción encabezada por Jaime Gajardo. “Estas cosas se tienen que resolver en la asamblea, y ahí se tendrá que ver cuál es el mejor mecanismo para resolver quiénes participan y quiénes no”, indicó.

Para el secretario general, “lo justo sería que haya una señal de parte de la conducción y que abran la puerta a los sectores que son críticos y que tienen una opinión respecto de los temas a resolver”.

Vásquez afirmó además que “aquí hay una parte del proceso que no se ha terminado y que tiene que ver con la consulta a las bases, cuestión que la conducción del gremio había comprometido con su firma y no se realizó”, y agregó que “creo que no pueden pretender que aquí hay que echarle para adelante como si esto estuviese zanjado con una simple votación en el directorio nacional de 6 a 5, en comparación con los más de 70 mil profesores que votaron en agosto”.

 

Gesto a la disidencia

mario aguilarPor su parte, Mario Aguilar, otro de los rostros más visibles del ala disidente a Gajardo, afirmó que la posibilidad abierta a la disidencia conforma un “gesto” de parte de la autoridad. “Obviamente es logro del movimiento el que haya una mayor amplitud en los equipos negociadores, pero  hay que tener la precaución necesaria para no involucrarse dentro de un proceso que nosotros consideramos que no está zanjado”, indicó.

El prosecretario del Colegio de Profesores indicó que también ha sido invitado a formar parte de las comisiones técnicas, junto con otros dirigentes, “pero no hemos decidido incorporarnos porque nos parece que eso debe ser zanjado por las bases” y agregó que “hay que tener cuidado de no pisar el palito”.

Aguilar afirmó que analizarán a fondo la posibilidad de integrar las comisiones, y agregó que “a pesar de lo que digan muchos en una campaña insidiosa, nosotros nunca hemos estado por el quiebre del Colegio, que se fragmente o se divida”.

No es que esto en si mismo vaya a ser un gesto de recomposición al interior del Colegio. Nos parece que está bien que haya mayor amplitud y participación porque eso es bueno para la causa del Magisterio, más que por una cuestión de recomposición. Pero la discusión interna la seguiremos dando en su momento y seguiremos bregando para que se democratice y haya más sintonía con las bases”, concluyó el dirigente.