gajardoeyzaguirre_134223-L0x0“En la Asamblea Nacional del pasado 13 de Diciembre, asistimos a una lamentable jornada”, asegura el documento firmado por Darío Vásquez  y Mario Aguilar, entre otros.  Los llamados “disidentes” señalan que “lamentablemente, nos encontramos con una conducción que evidenció una tozudez e intransigencia inexplicable, la misma que los ha llevado a una cadena de errores que tiene sumido a nuestro gremio en una aguda crisis y a ellos mismos en un desprestigio evidente ante la base del magisterio”.

Aseguran que tanto el discurso del presidente como “las agresivas y autorreferentes intervenciones de sus partidarios”,  mostraron  ausencia de autocrítica.

Los dirigentes señalan que lo real es que “todos los avances desde ese mezquino “acuerdo” inicial se deben únicamente a la fuerza de las paralizaciones y movilizaciones. Ellos, el 10 de Noviembre se conformaron con casi nada; lo avanzado posteriormente demostró que se podía mas, que solo se requería decisión y voluntad”.

Acusan también un procedimiento “absolutamente antidemocrático para el nombramiento de los dirigentes de base que se incorporarían a las mesas técnicas, ya que significaba que todos los elegidos serían del sector oficialista, lo cual resulta inaceptable y una traición a quienes se han movilizado por lo conquistado” .

Finalmente, los docentes señalaron que “si el Mineduc sigue apostando al desgaste como única estrategia, si sigue suponiendo que puede llegar a acuerdos con un único sector del magisterio, vuelve a equivocarse; si supone que la gente va a aceptar sin más estos burdos procedimientos, entonces sigue sin entender nada; si pretende seguir aparentando normalidad en la relación con el profesorado, entonces seguirá errando en sus decisiones” y llama al Ministerio a actuar con seriedad.