giorgio jacksonEn esta oportunidad todos coincidieron en valorar los anuncios que disminuyen el poder del dinero en las campañas electorales y aquellas medidas destinadas a mejorar la transparencia de  las prácticas políticas en esta materia.

Sin embargo, hubo coincidencia también en que el proyecto adolece de importantes errores que deben ser corregidos.

Según el diputado de Revolución Democrática, Giorgio Jackson, “el proyecto, tal como ha sido presentado, afectaría la inclusión de nuevos movimientos y partidos emergentes”. Por su parte, Octavio González, Presidente del Partido Humanista, criticó la ausencia de diálogo político ya que “el gobierno sólo consultó a los partidos tradicionales ignorando a otros partidos legítimamente constituidos y a aquellos movimientos con representación parlamentaria. En una democracia moderna es fundamental que existan medidas que oxigenen el sistema que, en el caso chileno, se mantiene anquilosado con los mismos actores por más de 25 años.”

El gobierno ha expresado que el proyecto de ley impedirá la legalización de partidos que busquen sólo la obtención de financiamiento gubernamental y carezcan de un proyecto país, ante lo cual Patricia Morales, Presidenta del Partido Progresista, expresó que “si bien valoramos los anuncios formulados por el gobierno, en materia de gasto, transparencia y propaganda, lamentamos profundamente que se trate de una discusión a puertas cerradas, que no incluye a todos los partidos políticos legalmente constituidos y movimientos con representación parlamentaria. A su vez, el querer financiar únicamente a los partidos con representación parlamentaria, significa, en los hechos, dificultar aún más la urgente oxigenación de la política. No es comprensible que por una parte la ley establezca condiciones draconianas para ser partido legal y por otra no garantice financiamiento si es que esa normativa se cumple”.

Al mismo tiempo, el Presidente del Partido Ecologista Verde, Félix González, aseguró que “el problema es que la ley coloca nuevas exigencias a los partidos que implican nuevos gastos. Nosotros estamos de acuerdo con tales exigencias, pero el financiamiento para su cumplimiento debe ser para todos y no sólo para algunos partidos”.

“La solución no es tan compleja, pues bastaría que la ley contemplara un aporte basal a todos los partidos dependiendo de su legalización territorial, a lo cual se le debería adicionar un aporte proporcional a los resultados electorales de cada partido”, planteó Iván Morán, Secretario General del Partido Liberal.

Los asistentes a esta reunión concordaron que trabajarán en la redacción de un documento público que será entregado la próxima semana a la Presidenta Bachelet.