Volvo suecia 1Suecia, la nación de 9,5 millones de habitantes está revolucionando su transporte público con miras hacia el futuro. Allí las empresas nacionales Volvo y Scania han logrado diseñar un sistema híbrido de buses, es decir, que funcionan de manera eléctrica y con combustible fósil conjuntamente.

El proyecto de Volvo está en Gotemburgo, precisamente donde se encuentra la sede de este gran fabricante automovilístico. En ese lugar esperan reemplazar los buses de transporte urbano normales, por buses híbridos enchufables, mediante un sistema que los recarga en movimiento.

Volvo sueciaLa gran ventaja es que esta tecnología se adapta a las paradas de los autobuses, donde el vehículo se carga a través de una especie de grúa. Funcionalmente es como trole, pero el no tener todo el trayecto con cables hace del sistema mucho más eficiente (ver imagen).

Aunque el motor de estas máquinas está fabricado para funcionar de manera conjunta con diésel, de acuerdo a las estimaciones y pruebas de la compañía, el bus funciona en un 85 por ciento de forma eléctrica en los trayectos que cubre.

La iniciativa, que comenzó en junio del 2013 con la puesta en marcha de tres unidades, ha sido todo un éxito, y ya manifestaron su interés por contar con esta tecnología otras ciudades, entre ellas Estocolmo. De acuerdo a ejecutivos de la propia compañía, el Volvo 7900 Electric Hybrid ha superado las expectativas de su rendimiento y ya han vendido más de mil unidades en 21 países de Europa y Latinoamércia.

“Yo creo que el híbrido con este tipo de tecnología será el vehículo predominante en el interior de la ciudad. Por otra parte, el híbrido común lo será para el transporte hacia las afueras de las ciudades. Y la combinación entre estos dos tipos de energía verde es realmente perfecta”, según sostiene en un video promocional Hakan Karlsson, presidente de buses Volvo.

Aunque las expectativas crecen en la compañía y en los usuarios, desde Volvo aclaran que a comienzos del 2015 la empresa tendría la capacidad de producir en masa este tipo de buses.

SödertäljePor otra parte, Scania está diseñando una iniciativa similar en Södertälje, una ciudad de alrededor de 62 mil habitantes. La gran diferencia con Volvo, es que esta tecnología se cargaría de manera inalámbrica. El proyecto se lanzaría el 2016, y por el momento la empresa se encuentra realizando pruebas de este nuevo bus.

El bus funciona con un sistema incorporado en el piso de éste y en el suelo de las paradas, donde se genera una especie de camino electrificado. De este modo, a través de inducción eléctrica el bus se carga, lo que se puede realizar completamente en sólo 6 o 7 minutos.

De acuerdo a estimaciones, los cerca de dos mil buses que circulan hoy en día en Södertälje consumen alrededor de 49,2 millones de litros de combustible cada año, lo que genera grandes costos y emisiones de gases de efecto invernadero (GEI). Sin embargo, si la flota completa se reemplazara por este tipo de buses, se ahorraría el 90 por ciento del consumo de combustibles fósiles.