psu2011Un análisis realizado por la U. Católica de Valparaíso publicado este lunes por El Mercurio arrojó que el sistema del “ranking de notas” terminó beneficiando mayoritariamente a los alumnos egresados de colegios particulares antes que a los estudiantes de la educación pública.

Según los datos generales, 90 mil de los 247 mil estudiantes que rindieron la PSU resultaron bonificados gracias al ranking que los ubica dentro de los estudiantes con mejor rendimiento en sus respectivos cursos durante la enseñanza media.

De ellos, el 36% proviene de colegios públicos, el 52% de subvencionados y el 11% de particulares, distribución que refleja la misma proporción de jóvenes que rindieron las PSU.

No obstante, el estudio realizado por la casa de estudios porteña analizó la realidad dentro de cada tipo de establecimiento, y reflejó grandes diferencias.

Según sus datos, la mitad de los alumnos (50%)  de los liceos públicos que tuvieron bonificación por ranking no alcanzó los 475 puntos en la PSU, piso mínimo para obtener becas o ingresar a la universidades tradicionales. En la otra cara de la moneda, sólo el 6% de los estudiantes de colegios particulares no obtuvo el  puntaje mínimo.

Los datos muestran que además los egresados de colegios particulares tienen un promedio ranking y promedio de notas superiores, además de hasta 141 puntos más en la PSU, los que los posiciona en mejores condiciones para postular a las universidades.

Esta tendencia podría modificarse el próximo año en caso que los cambios proyectados al ranking sean implementados, donde la comisión de expertos analizará la aplicación del llamado “ranking puro” para el 2016.

Al respecto, el rector de la Universidad de Santiago Juan Manuel Zolezzi reconoció la resistencia que puede generar dicho mecanismo pero afirmó que “se está apuntando al ranking puro, que es el ideal. Es bastante complejo, no de aplicar sino de aceptar porque significa que obviamente los estudiantes bajo el promedio van a tener un puntaje bastante bajo“, según consigna el matutino.