pascua-lama-faena-620x330Este martes en la tarde se dio a conocer el esperado fallo de la Corte Suprema en el recurso de casación  que  la Compañía Minera Nevada SpA, filial de Barrick Gold, había presentado ante la Justicia para frenar los intentos de reformular las sanciones que cursó la Superintendencia del Medio Ambiente ante 13 incumplimientos detectados en las obras de la mina Pascua Lama.

La Tercera Sala de la Corte Suprema falló 4 contra 1, y por voto de mayoría rechazó el recurso de casación, obligando a rehacer completamente la resolución sancionatoria y a incorporar nuevos antecedentes que han sido presentados por la comunidades del Valle del Huasco, que darían cuenta de una grave y reiterada conducta de ilegalidad por parte de la trasnacional minera.

El fallo estipuló que Minera Nevada SpA no estaba habilitada para recurrir contra el fallo del Segundo Tribunal Ambiental de marzo de 2014 que resolvió anular la Resolución 477/2013 de la Superintendencia del Medio Ambiente, puesto que la compañía se presentó ante la justicia como tercero coadyuvante, figura que en su minuto admitió el Tribunal del ramo, y que implica colaborar en las mismas condiciones que la parte reclamada, es decir, que la Superintendencia.

Todo, dado que la mencionada resolución del órgano supervisor afectaba a Barrick, por lo que la minera no cumplía los requisitos para ser parte coadyuvante sino parte principal pasiva.

Según explicó el abogado de las comunidades, Álvaro Toro, Barrick “este fallo obliga a la Superintendencia un nuevo sumario sancionatorio contra Barrick y aplicar sanción a cada uno de  los 13 inclumplientos, y no aplicando un concurso infraccional que tomó las 13 infracciones y aplicó una sola sanción“.

“Esa sanción implica que la Superintendencia tendrá que elevar mucho las sanciones y a nuestro entender, ya que son tantos los incumplimientos, donde se deben sumar otras denuncias que se han hecho, la sanción tendría que ser la máxima. Es decir, la revocación de la Resolución de Calificación Ambiental (RCA), y con eso debiera irse del Valle y el proyecto cerrarse para siempre”, afirmó el abogado.

Toro adelantó que las comunidades del Valle solicitarán que se incluya una serie de nuevas denuncias que han presentado, las cuales aún no han sido acogidas por la Superintendencia.

Por su parte, Rubén Cruz, Vocero de la Asamblea del Agua del GuascoAlto, señaló mediante comunicado de prensa que “con esto se consolida un nuevo triunfo de nuestras comunidades del Valle del Huasco, esperamos que ahora la Superintendencia de Medio Ambiente sí aplique todo el rigor de la ley e imponga la máxima sanción a los graves y reiterados incumplimientos de la empresa minera, y que en definitiva revoque la RCA que aprobó este inviable proyecto”.