ChilcoSi es chileno, es bueno. Al menos esto es cierto en la guía “Propagación de flora nativa: experiencias y relatos desde el sur de Chile” donde con detalladas ilustraciones se muestra paso a paso cómo sembrar 31 plantas originarias de nuestro país, -desde el alerce hasta la zarzaparrilla-, que se ven amenazadas por el avance de las tierras agrícolas y ganaderas, además del aumento de la población de árboles introducidos desde el extranjero.

La iniciativa fue desarrollada por el Instituto de Ecología y Biodiversidad (IEB), y recoge el trabajo realizado por científicos de la Estación Biológica de la Fundación Senda Darwin (FSD), al norte de Chiloé, y Juan Vidal, encargado del vivero de flora nativa de dicha institución.

“Los bosques nativos brindan servicios vitales para los seres humanos, como la regulación del clima, la limpieza y el abastecimiento de agua, la provisión de alimentos, y la producción del oxígeno que respiramos”, señala Javiera Díaz, ingeniero agrónomo y editora de la publicación. “Los insectos, aves y animales que habitan en estos bosques cumplen un rol fundamental en la polinización y otros procesos que permiten sustentar la vida”, agrega.

Parques, plazas, e incluso los patios de nuestras casas, pueden convertirse en importantes refugios para estas especies en las ciudades. Por eso, en la guía se aconseja a quienes deseen contribuir desde sus jardines: “plantar árboles que formen un pequeño hábitat silvestre para así atraer a los polinizadores que están adaptados a vivir en ellas, gracias a una evolución conjunta entre insectos, animales y plantas, que ha tomado millones de años”.

MaquiAdemás, los árboles nativos tienen características que los hacen atractivos para proyectos de paisajismo y espacios que necesiten una renovación estética. Entre las especies de la Guía , se destacan algunas particularidades como “el tronco anaranjado del arrayán; los frutos del maqui; la belleza de las flores del chilco; o el aroma cítrico de las hojas del meli”.

El libro está disponible de manera gratuita en el sitio web de difusión científica del IEB 6 Sentidos.