educaLa reciente aprobación en el Senado de la indicación que permite a los colegios pagados realizar pruebas de admisión a sus nuevos alumnos revierte la iniciativa de la Cámara de Diputados, que había votado a favor de prohibir dicha práctica.

Durante el pasado lunes 12 de enero, en el marco de la votación de las indicaciones al proyecto de reforma que busca eliminar el lucro, el copago y la selección, la Comisión Mixta de Educación y Hacienda decidió suprimir la indicación propuesta por los diputados, que establecía que en los colegios particulares pagados, entre el primer nivel de transición y sexto básico “no se podrá considerar el rendimiento escolar pasado o potencial del estudiante”.

El presidente de la Democracia Cristiana Ignacio Walker, uno de los autores de la nueva indicación, aseguró que prohibir la selección en los establecimientos pagados no estaba en el proyecto inicial del Gobierno y recalcó que la Nueva Mayoría en su conjunto acordó suprimir la indicación de la Cámara de Diputados y respetar la “autonomía” de dichos recintos.

“Ellos no reciben aportes del Estado, y por lo tanto tienen, en ese sentido, no habiendo fondos públicos comprometidos, un mayor margen de acción”, recalcó el timonel de la DC.

Entre las otras indicaciones aprobadas, los senadores reafirmaron la propuesta de la Cámara de Diputados de impedir que el rendimiento académico de los alumnos sea un requisito al momento de renovar la matrícula. La alianza, por su parte, criticó la medida, asegurando que el gobierno busca “desincentivar” el esfuerzo de los estudiantes.