sala senado reforma binominalFinalmente la Sala del Senado aprobó este miércoles la reforma al sistema electoral, tras una extensa y ardua sesión de debate en la que se analizaron 76 páginas de indicaciones, y donde se revisó la iniciativa artículo por artículo, lo que se conoce como votación en particular.

Tras el despacho total de la iniciativa, ésta quedó en condiciones de pasar a su tercer trámite legislativo en la Cámara de Diputados.

La tramitación mantuvo divida a la oposición y el oficialismo en todo momento, ya que no existía un acuerdo amplio respecto de la reforma electoral, especialmente sobre la realización de primarias y la ley de cuotas, que asegurará que el 40% de los candidatos sean mujeres.

Otro de los aspectos que generaban desacuerdo era el redistritaje de la Cámara Baja y los alcances de la implementación de las nuevas normas para los partidos políticos y los informes financieros sobre el aumento del gasto fiscal que ello significará. Estos aspectos generaron diversas reservas de constitucionalidad.

Los principales aspectos de la reforma que pone fin al sistema binominal son los siguientes:

Redistritaje en la Cámara de Diputados: La nueva norma establece la elección de 155 diputados, de 28 distritos electorales. Esto aumenta en 35 la cantidad de escaños, desde los 120 acutales, y reduce los distritos desde los 60 actuales. La cantidad de diputados por cada distrito irá entre los 3 y 8, de acuerdo a la cantidad de población de cada comuna. Este aspecto quedó detallado en el artículo 179.

Composición del Senado: La Cámara Alta será integrada por 50 senadores. Cada región pasará a conformar una circunscripción senatorial y elegirá el número de senadores indicado para cada caso.

Con ello, las regiones de Arica y Parinacota, Tarapacá, Atacama, Aysén y Magallanes elegirán 2 senadores; Antofagasta, Coquimbo, O’Higgins, Los Ríos y Los Lagos, 3; y la Metropolitana, de Valparaíso, Maule, Biobío y La Araucanía tendrán 5 representantes cada una.

Sistema proporcional: La fórmula que en la práctica pone fin al sistema binominal será una que es conocida como el método D’Hondt, sistema de coeficiente que permite obtener el número de cargos electos asignados a las candidaturas, en proporción a los votos conseguidos.

– Umbral para candidatos independientes: Para quienes postulen por fuera de los partidos políticos, una de las disposiciones aprobadas establece que dichas candidaturas requerirán de “un número de ciudadanos igual o superior al 0,5% de los que hubieran sufragado en la circunscripción o en el distrito respectivo, en la anterior elección periódica de acuerdo con el escrutinio general realizado por el Tribunal Calificador de Elecciones”.

– Ley de Cuotas: Se respaldó la norma que dice que “de la totalidad de declaraciones de candidaturas a diputado o senador declaradas por los partidos políticos, hayan o no pactado, ni los candidatos hombres ni las candidatas mujeres podrán superar el 60% del total respectivo”.

– Constitución de partidos políticos: La Sala visó que “los partidos políticos existirán como tales cuando se hubieren constituido legalmente en al menos una de las regiones en que se divide políticamente el país”.

– Afiliación de partidos políticos en formación: Se podrá proceder a la afiliación de sus miembros, para lo cual dispondrá de un plazo de 210 días. Será necesario que se afilie al partido un número de ciudadanos con derecho a sufragio equivalente, a lo menos, al 0,25 por ciento del electorado que hubiere sufragado en la última elección de Diputados en cada una de las Regiones donde esté constituyéndose, según el escrutinio general practicado por el Tribunal Calificador de Elecciones.

 

UDI anuncia recursos de inconstitucionalidad

El senador Hernán Larraín confirmó que recurrirán al Tribunal Constitucional para que se pronuncie sobre la legalidad del proyecto aprobado, especialmente sobre el punto relativo a la distribución de los escaños, ya que a juicio del gremialismo, se produce una “violación a la igualdad del voto”.

“El proyecto no solamente es injusto, sino que es constitucionalmente inadmisible”, aseguró el senador.

“Lamentablemente se ha perdido una enorme oportunidad para hacer un cambio por todos compartido, un acuerdo de todos los sectores políticos, el gobierno se cerró a esa posibilidad y terminamos aprobando un proyecto mediocre, que va a debilitar nuestra institucionalidad. Es un proyecto que por la conformación de los distritos le regala a la Nueva Mayoría en el orden de 10 parlamentarios y eso es grotesco”, agregó.