Barack ObamaEs el primer avance concreto que muestra el reestablecimiento de las relaciones diplimáticas entre Estados Unidos y Cuba. Hoy, el Departamento del Tesoro y de Comercio anunció que varias de la medidas restrictivas que pesaban contra sus ciudadanos han sido levantadas de manera parcial, haciendo más flexibles las relaciones comerciales, de inversión y también en el turismo.

La serie de medidas históricas levantan parcialmente las restricciones para quienes deseen viajar a la isla, enviar remesas, usar tarjetas de crédito y débito en bancos cubanos, y comprar alcohol y tabaco.

La medida incluye además un acuerdo con La Habana que permitirá a los cubanos comprar artículos electrónicos como computadores, televisores, y teléfonos celulares, entre otros.

Uno de los aspectos más relevantes para la población cubana está relacionado con el aumento en las cuotas de remesas permitidas desde Estados Unidos, que de los 500 hasta los 2 mil dólares por cuatrimestre. A ello se suma que los ciudadanos estadounidenses no tendrán límites a la hora de gastar en sus viajes, y podrán ingresar hasta 10 mil dólares en efectivo.

Los cambios establecidos por EE.UU permite que las 12 categorías autorizadas por ley para viajar a Cuba ya no necesitarán pedir permiso en cada ocasión. Con ello, las ONG, periodistas y académicos tendrán total libertad para viajar entre su país y la isla, sin las restricciones de antaño.

A los estadounidenses autorizados a viajar a Cuba se les permitirá importar 400 dólares en bienes desde Cuba, de los cuales no más de 100 dólares pueden consistir en productos de tabaco y alcohol combinados, precisó el Departamento de Tesoro a través de un comunicado.

El acuerdo incluye la apertura para que compañías estadounidense puedan exportar productos para la construcción o maquinaria destinada al sector agropecuario de Cuba.

“El anuncio de hoy nos lleva un paso más cerca de la sustitución de políticas desfasadas que no estaban trabajando y pone en marcha una política que ayuda a promover la libertad política y económica para el pueblo cubano”, aseguró el secretario del Tesoro, Jack Lew, según consigna El Universal de México.

El conjunto de medidas comenzará a ser aplicadas desde mañana, viernes 16. Con ello, el bloqueo que ha durado 50 años, comienza a levantarse pero sin llega a su fin. Esto, dado que las medidas fueron autorizadas por el presidente Barak Obama, quien cuenta con poderes discrecionales, pero es el Congreso el que tiene en su poder la facultad para eliminar por completo el embargo que ha pesado durante medio siglo en contra de la isla.